Alianzas

PP y PNV preparan una reunión al más alto nivel para retomar su relación

Feijóo refuerza a Madrid y Andalucía en su cúpula y busca estar en «contacto con los españoles»

Sesion de control al Gobierno en el Senado. Alberto Nulez Feijoo.
Sesion de control al Gobierno en el Senado. Alberto Nulez Feijoo. Jesus G. Feria La razon

Tender puentes, reconstruir alianzas y retomar la confianza. Es uno de los objetivos que se marcó el nuevo PP desde la llegada de Alberto Núñez Feijóo a Génova. De cara a las próximas elecciones generales, los populares buscan acercarse a fuerzas con las que tradicionalmente se han entendido y otras con las que ven posibilidades de cercanía. Prioritariamente con el PNV, pero también con Coalición Canaria, Teruel Existe o el Partido Regionalista Cántabro.

En esta ronda de contactos, el primero en la lista apunta a ser el PNV. De hecho, el presidente del EBB del PNV, Andoni Ortuzar, desveló ayer que se reunirá «pronto» con el presidente del PP, Alberto Núñez Feijóo, tras recibir una llamada del líder popular el pasado día 15. Aunque, advirtió de que no va a cambiar «de caballo a mitad de río», en relación a las alianzas del PNV con el PSOE en el Congreso. Según Ortuzar, será un encuentro protocolario. Evitó analizar el próximo encuentro porque la política esta dividida en «dos bloques irreconciliables» y si « levantas un poco la voz siempre hay alguien que escribe que ya te estás pasando al otro lado».

El líder popular busca recuperar una alianza que se rompió de manera abrupta con la moción de censura contra el expresidente Mariano Rajoy en 2018. El voto afirmativo de los peneuvistas entonces fue definitivo para que los populares abandonaran al Gobierno. Si bien la herida abierta ha sido difícil de cerrar, en el PP hay consenso para dejar en el pasado este episodio, con la vista puesta ahora en dar la vuelta al marcador y recuperar La Moncloa. Y es que, en el pasado, los populares consiguieron sacar con el PNV leyes clave. Desde el PP se espera esta reunión con optimismo y destacan la buena relación que Feijóo mantiene con el lehendakari, Íñigo Urkullu.

Si bien, Feijóo espera gobernar con una mayoría suficiente que le permita ejercer en solitario, necesita el aval de otras formaciones y es sabedor de que necesita alterar las alianzas parlamentarias que se dan en la actualidad en Madrid. De ahí los encuentros previstos. También se espera una cita con Vox o con Cs, pero con el mismo planteamiento.

Reforzarse

Los populares trabajan también a la vez para el próximo ciclo electoral. Y es que las elecciones autonómicas y municipales se jugarán en clave nacional. Del color que cope de manera mayoritaria el mapa de España dependerá, en buena parte, el resultado que siete meses después se exprese en las urnas a nivel nacional. Conseguir un revulsivo en estos meses es el objetivo de todos los partidos políticos y a ello se dedican en exclusiva todos los cuarteles generales de las formaciones. En el PP, donde todas las encuestas le son favorecedores desde la llegada de Alberto Núñez Feijóo a Génova, también trabajan en ese mismo camino para consolidar los gobiernos que ostentan y recuperar los que hoy controla el PSOE.

Así, este lunes, el líder del PP fortalecerá su estructura nacional con nuevos nombramientos después de que la dirección nacional los eleve al Comité Ejecutivo Nacional que lidera Feijóo. Una nueva propuesta con la que se completará el organigrama del partido. En esta nueva estructura, que seguirá liderada por los mismos secretarios nombrados a la llegada de Feijóo, cobrarán fuerza Madrid y Andalucía, dos territorios clave en el PP, los cuáles son ejemplo a seguir, por sus mayorías absolutas. Hasta 17 serán los cargos de confianza que proceden de Madrid y otros 7 que llegarán de Andalucía.

Según indica el PP en un comunicado, se «vuelve a poner de manifiesto la integración de todos los territorios en la estructura nacional del PP, como la mejor manera de estar en contacto permanente con todos los españoles». Los populares dicen que buscan ajustar «su estructura a las necesidades de los ciudadanos, una estructura viva y en constante actualización, para ofrecer una mejor respuesta a los problemas y preocupaciones de la ciudadanía en un escenario de grave crisis económica». De hecho en este área priman «perfiles con experiencia de gestión» como Marta Fernández Currás (Galicia), Mario Garcés (Aragón), Miguel Castellón (Andalucía), Juan Diego Requena (Andalucía), y Elena Collado (Madrid), entre otros. En la coordinación general se proponen a Javier Campoy (Aragón), Alejo Miranda de Larra (Madrid). En la vicesecretaría institucional, María Jesús Moro (Castilla y León), Paloma Sobrini (Madrid), José Herrera (Madrid) e Isabel Benjumea (Madrid). Para políticas sociales, se incorporan Lorena de las Heras (Madrid), en la sección de Educación, y Jorge Sáinz González (Madrid), en Universidades, entre otros. En coordinación autonómica, José María Bellido (Andalucía) o a Gema Igual (Cantabria), entre otros nombres. Y en organización territorial, José Enrique Núñez (Madrid) o Paula Gómez Angulo (Madrid).