Reynders pone en un aprieto a Sánchez y avala un cambio ya en el sistema de elección del CGPJ

El comisario europeo de Justicia asegura antes de viajar a España que para Bruselas lo «ideal» es que los jueces nombren a los vocales judiciales en la renovación pendiente

Antes de aterrizar en España para intentar desbloquear los nombramientos del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), el comisario de Justicia, Didier Reynders ha asegurado hoy ante la prensa en Bruselas que «lo ideal» sería que la renovación de los miembros de este organismo se realizara teniendo en cuenta los estándares europeos, lo que significa que al menos la mitad de sus miembros (los doce vocales de procedencia judicial) sean elegidos por los jueces. Una reforma legal sobre la que el PP quiere obtener algún compromiso en firme del Gobierno antes de proceder al relevo en el órgano de gobierno de los jueces.

«Por supuesto, lo ideal es no tener una reforma que en el futuro respete las recomendaciones sobre el CGPJ que vienen de la Comisión», aseguró. «Lo ideal es que esta orientación se encontrara ya en la designación de los miembros ahora», añadió Reynders quien, con estas declaraciones, pone en un difícil aprieto al Gobierno de Pedro Sánchez.

Moncloa siempre ha apostado por priorizar la designación de los nuevos miembros según las normas actuales para después, en una fase posterior, proceder a una reforma del proceso de selección en el que sean los propios jueces los que designen a la mitad de los vocales de este órgano. Unos cambios que arrebatarían poderes a los partidos políticos, ya que ahora mismo son las dos cámaras del Parlamento las que designan a los 20 vocales entre jueces, magistrados y juristas de «reconocida competencia».

“Absoluta prioridad”

El pasado día 9, la vicepresidenta de Valores y Transparencia, Vera Jourova, envió una carta dirigida a Carlos Lesmes, presidente del Tribunal Supremo y del CGPJ, en la que insistía en la «urgencia y absoluta prioridad» en la renovación de los miembros de este organismo como paso indispensable para la «recuperación de la necesaria normalidad institucional» en aras «proceder posteriormente” a la reforma reclamada por el Ejecutivo comunitario. La postura de Reynders, sin embargo, añade nuevos matices a esta misiva y antepone la reforma legal que demanda Europa a la propia designación de los nuevos integrantes del Consejo.

Al ser preguntado por sus contactos previos al viaje, que han incluido al eurodiputado del Partido Popular, Esteban González Pons, el político belga ha quitado importancia a estas gestiones al subrayar que también ha mantenido «múltiples contactos» con miembros del Gobierno. Mañana mismo se verá con el ministro de Presidencia, Félix Bolaños, además de con representantes de asociaciones judiciales.

Reynders llega a España el mismo día que el Pleno del Consejo General del Poder Judicial se reúne en su sesión ordinaria. En el orden del día figura (por decisión expresa de Lesmes) la votación de los dos magistrados del Tribunal Constitucional que debe designar (y que junto a los otros dos que nombrará el Gobierno se plasmarán en una mayoría progresista en la institución). Sin embargo, no se espera que el CGPJ vaya a llevar a cabo una votación en ese sentido, pues el bloque conservador sigue sin poner sobre la mesa a posibles candidatos (el sector progresista sí tiene una lista de nueve posibles aspirantes al TC).

Sin candidato conservador para el TC

Esta misma tarde, tras una nueva reunión, ocho vocales conservadores se han mantenido en su idea de no seguir adelante con el proceso de renovación a la espera de calibrar los efectos de la visita de Reynders a nuestro país. “Entendemos que la importancia de la visita”, aseguran, “justifica evaluar sus resultados antes de que el Pleno adopte decisiones en materia de nombramientos”. Asimismo, afirman estar a la espera de la “dación de cuentas” por parte de Lesmes del informe que encargó a la Secretaría Técnica del CGPJ sobre los mecanismos para su anunciada sustitución, que mañana presentará a los vocales.

Estos vocales consideran que cualquier decisión al respecto está supeditada por la ronda de contactos que mantendrá el comisario de Justicia europeo en su objetivo de conseguir desbloquear la situación del Consejo. Por lo que se ve, con la reforma del sistema de elección de sus vocales como máxima prioridad.

Sin candidatos por parte del bloque mayoritario, solo un acuerdo in extremis del sector progresista con Lesmes y con tres vocales conservadores (similar al que avaló la idoneidad para el cargo del fiscal general del Estado Álvaro García Ortiz) garantizaría los doce votos necesarios (los 3/5 que exige la ley) para sacar adelante los dos nombramientos (a espaldas de la mayoría del bloque conservador). Para Reynders, en todo caso, sería un «botín» menor.

Lesmes, ante el Rey con su adiós más cerca

Felipe VI ha recibido hoy en audiencia al presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Carlos Lesmes, quien le ha hecho entrega de las Memorias anuales de las instituciones que preside. Será, previsiblemente, la última vez que Lesmes acuda a esta cita si, como ha anunciado, está dispuesto a dimitir (en principio el próximo mes de octubre) ante el bloqueo que vive el CGPJ, en funciones desde hace casi cuatro años (desde diciembre de 2018) e incapacitado por ley para hacer nombramientos hasta que no se renueve, lo que ha provocado lo que él mismo calificó de «estropicio» en la cúpula judicial por la acumulación de vacantes sin cubrir.