PSOE y Podemos pactan los terceros y últimos Presupuestos de la legislatura

El acuerdo se cerrará hoy con una reunión entre Pedro Sánchez y Yolanda Díaz y se aprobará posteriormente en el Consejo de Ministros. La vicepresidenta se adelanta a la ministra de Hacienda y desgrana las medidas

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante la reunión que ha mantenido con la vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, este martes en Moncloa
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante la reunión que ha mantenido con la vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, este martes en Moncloa FOTO: Juan Carlos Hidalgo EFE

PSOE y Unidas Podemos se han abonado a las negociaciones de último minuto. Sobre la bocina. Parece que no saben hacerlo de otro modo pese a integrar el mismo Gobierno. Esta mañana, a las 6:55 horas, apenas dos horas y media antes del inicio de la reunión del Gabinete que tenía que aprobar las cuentas públicas, fuentes gubernamentales han anunciado el acuerdo entre los dos partidos que forman la coalición para los terceros y últimos Presupuestos de la legislatura.

En la parte socialista, pese a las advertencias de sus socios de que la negociación estaba “bloqueada” y las posturas “muy alejadas”, siempre se mantuvo su compromiso de que las cuentas se aprobarían “en tiempo y forma” y restaban trascendencia a los “tirones” típicos de toda negociación. La intención es llevarlas en los próximos días al Congreso de los Diputados para que puedan entrar en vigor el 1 de enero.

El pacto que se ha trabajado por los equipos de ambos partidos se cerrará en una reunión al más alto nivel que mantendrán Pedro Sánchez y Yolanda Díaz y, posteriormente, se someterá para su aprobación al Consejo de Ministros que se reúne esta mañana en Moncloa. Fuentes del Ejecutivo ponen el acento en que se trata de una “nueva muestra de estabilidad”, pues logran encarrilar las cuentas “por tercer año consecutivo”.

Se recuerda que los Presupuestos de 2023 “incorporarán el mayor gasto social de la historia para reforzar el Estado de bienestar”, pues son unas cuentas que “garantizarán el poder adquisitivo de nuestros pensionistas y mejorarán las condiciones laborales y salariales de los empleados públicos”. También se “refuerzan las partidas” que tienen que ver con la sanidad, especialmente la atención primaria, la educación, la dependencia o las becas e incorporarán fondos del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia que orientarán la economía española hacia un modelo más digital, más verde y más productivo.

La vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, que ayer por la noche concedió una entrevista en la Cadena Ser, donde se encargó de enfriar el acuerdo presupuestario con el objetivo de mantener la tensión en la negociación, ha publicado un tuit desgranando algunas de las medidas por las que Unidas Podemos pugnaba. Así, la ministra se ha adelantado a la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, que es quien ofrecerá los detalles del pacto en rueda de prensa tras el Consejo de Ministros. Según ha explicado, el pacto incluye el compromiso para el despliegue de una Ley de familias que incluirá nuevos permisos de conciliación y la revalorización de las pensiones. En concreto, ha explicado que el acuerdo muestra “el compromiso” de tramitar urgentemente una Ley de familias, con nuevos permisos de conciliación: para cuidadores, para atender circunstancias familiares imprevistas o un nuevo permiso parental de ocho semanas. Además, el Gobierno impulsará una prestación de crianza de 100 euros al mes para familias con menores de 0 a 3 años y, entre otras cosas, se asimilarán las familias monomarentales, con dos hijos, a la actual categoría de familias numerosas. Por otro lado, las pensiones se incrementarán para que mantengan su poder adquisitivo frente al alza inflacionista. “Nuestros mayores tienen derecho a vivir con tranquilidad en un contexto convulso como el actual”, ha celebrado. En materia de empleo, la ministra ha señalado que se recuperará el 60% de la base reguladora desde los seis meses de prestación, una medida que, según calcula, beneficiará a unas 300.000 personas, “un gran avance que llegará a miles de hogares”.

Las últimas 24 horas estuvieron marcadas por la pugna y la tensión ante dos materias que Podemos quería finiquitar en los Presupuestos. Los principales obstáculos en la negociación –y que son especialmente conflictivos– son la ley de vivienda –completamente atascada–, ley mordaza e impulsar la ley de familias, que según fuentes de la negociación, a última hora de la tarde se produjeron avances en línea con las demandas del ministerio de Derechos Sociales; ampliar prestaciones para la crianza y un nuevo permiso de cuidados. Mientras, se rebajan las críticas al aumento de presupuesto en la partida de Defensa, aunque siguen advirtiendo de la necesidad de un aumento en inversión social. Ante estos choques, desde el PSOE se marcaba distancia.