Sánchez aboga por facilitar la “estabilidad” de un Govern sin Junts

El presidente ofrece la “mano tendida” del PSC para que Aragonès gobierne en solitario

Pedro Sánchez necesita a ERC y viceversa. El Gobierno busca sacar beneficio político de la situación de debilidad parlamentaria en que queda el Govern si Junts decide abandonar la Generalitat, como han votado sus bases, y se ofrece ya como salvavidas. Falta por conocer si Pere Aragonès, que hasta ahora se había mostrado reticente, acepta la “mano” que le tienden los socialistas. El presidente del Gobierno ha abogado abiertamente este viernes por facilitar la “estabilidad” del Govern de Pere Aragonès.

Sánchez se ha referido con cautela a la consulta a los militantes de Junts sobre la permanencia o no en el Govern que decía acabar de conocer antes de entrar en la rueda de prensa de cierre de su presencia en Praga, para participar en la cumbre informal de líderes de la UE y en la primera reunión de la denominada Comunidad Política Europea.

El jefe del Ejecutivo ha puesto en valor que en momentos tan difíciles como los actuales, en los que los españoles, los catalanes y europeos sufren las consecuencias económicas y sociales de la guerra en Ucrania y de la pandemia de coronavirus, “el valor de la estabilidad es fundamental”. Un valor al que Sánchez apela continuamente para exhibir la fortaleza de su Gobierno, tras aprobar los terceros presupuestos consecutivos, pero que le sirve también de acicate para reforzar la entente con Aragonès.

“La estabilidad de los gobiernos es fundamental”, ha insistido Sánchez, quien ha resaltado en concreto la necesidad de que el Govern la tenga. Como presidente del Gobierno ha asegurado que sea cual sea la coyuntura del Govern de la Generalitat, el Ejecutivo central va a tener la mano tendida para lograr el reencuentro de la sociedad catalana. Pero se ha mostrado más clarificador, en concreto, con el papel que están dispuestos a adoptar los socialistas catalanes en tal empresa, siendo el PSC el que facilite esa estabilidad.

Sánchez ha recordado que el líder de PSC, Salvador Illa, también en su etapa de ministro de Sanidad siempre ha estado dispuesto al entendimiento en favor del interés general de Cataluña. ”Hay una apuesta inequívoca por el diálogo. Ahí va a estar el Gobierno de España y el socialismo español y catalán”, ha garantizado.