El PP registra una proposición de ley que garantice que las penas de los violadores no se rebajen

Recorrerá España con actos de repulsa por la modificación de la sedición, el abaratamiento de la malversación y la ley del solo “sí es sí”

Ofensiva de los populares contra el Gobierno para salvaguardar la unidad de España y a sus ciudadanos. El PP destaca que las prioridades de los españoles no coinciden con las del Ejecutivo y garantiza que el partido que lidera Alberto Núñez Feijóo estarán en ello.

El coordinador general de los populares, Elías Bendodo, subrayó la preocupación que tiene el consejo de dirección del partido por la “chapucera” ley del “sí es sí” -que resta ya 18 años de cárcel a agresores sexuales- que tildó de “insulto” a las víctimas al tiempo que advirtió de que “se ríe, además, de todos, incluyendo en un décimo de Loterías y Apuestas del Estado, empresa de titularidad pública, una publicidad al margen con el eslogan #SoloSíEsSí, en alusión a la ley que ha permitido ya que varios condenados por delitos de abuso o agresión sexual se les rebaje la pena a la que fueron condenados. “Es el mayor desahogo que he visto en un gobierno”, con los violadores en las calles. “Hay que tener poca vergüenza para publicitar en un décimo de lotería la ley del sí es sí. A los únicos que les está tocando la lotería es a los violadores”, dijo Bendodo. Además, criticó que el Gobierno ataque a los jueces y que también pidan los medios de comunicación que no informen sobre ello. “¿No será un efecto llamada también?”, se preguntó. Delitos sexuales se cometen a diario” y, advirtió de que ahora “cometer esos delitos sale más barato por culpa de este Gobierno” y destacó que está por ver si esto constituye un efecto llamada.

Los populares aseguran que es Sánchez quien asume esta “chapuza” de ley al no cesar a nadie poniendo en la calle a violadores y por la que España siente una “vergüenza internacional”. Recordó que “esto es lo que ha hecho un gobierno progresista” pero, apuntó que si lo hubiera hecho uno del PP “no cabrían las calles de manifestantes”. “El Gobierno no tiene nada más importante que hacer que arreglar esta ley, un engendro de sectarismo ideológico y que ya avisamos que podría ocurrir”. Además, cargó contra Sánchez “por asistir como espectador pasivo” de la salida masiva de los violadores.

Ante esto, Bendodo apuntó que “nosotros no podemos quedarnos cruzarnos de brazos” y han registrado en el Congreso una proposición de ley que garantice que las penas de esos violadores no se rebajen. Con ella se busca que se revise la ley del “sí es sí” y que los agresores tengan, cuanto menos, las mismas penas que tenían tras la rebaja de condena que han obtenido ante la Ley de Irene Montero.

Los populares también piden dimisiones y que dejen de insultar a los jueces. El coordinador general del PP recordó que, además, “hay tres ministros del gobierno de España, de la carrera judicial que están tragando con esta aberración de ley. ¿Cuándo Podemos habla de fachas con toga se refieren a Marlaska, Robles y Llop?”, se preguntó. Por todo ello, el pide a Sánchez que “abandone la soberbia, reconozca el error” y destituya a Montero.

El partido que lidera Feijóo también llevará a cabo una serie de actos por todo el territorio español. El 24 estarán en Badajoz, el 26 en Madrid, y próximamente volverán a Castilla La Mancha, Aragón y Valencia donde participará Alberto Núñez Feijóo con el fin de protestar ante la rebaja del delito de sedición, el abaratamiento de la malversación o la ley del “sí es sí” sin descartar que, puedan sumarse otras “chapuzas” más del Ejecutivo.

El PP vuelve a instar al PSOE del “antiguo testamento” para que se atreva a dar la cara ante el Sanchismo “con hechos”, no solo de “boquilla”. Bendodo apuntó que en “política se puede ser de todo menos cobarde” y apeló de nuevo al voto de los diputados, senadores, concejales para “plantar cara al sanchismo”. Recordó que ha habido líderes del PSOE que se han mostrado en contra de las últimas iniciativas del Gobierno contra a malversación y la sedición, pero los populares consideran que tienen que ir más allá y “dar instrucciones” a sus diputados para frenar en el Senado la ley que pone en la calle a los violadores. “Si el socialismo es coherente, si los socialistas no son sanchistas, hay una oportunidad de oro el miércoles para frenar la ley que pone en la calle a los violadores y el jueves para frenar la rebaja al delito de sedición”.