Guardias civiles avisan: al transferir las competencias de tráfico se traiciona al pueblo navarro y se pone en peligro a la sociedad

Critican que vuelven a ser “moneda de cambio, El Gobierno no duda de prescindir de nosotros a cambio del voto de Bildu en los Presupuestos”

“El Gobierno traiciona al pueblo navarro y pone en riesgo a toda la sociedad. Trocear la seguridad del estado nos deja en riesgo a todos. Quitar competencias a la Guardia Civil en cualquier parte del territorio es anular la eficacia policial en materia de seguridad. Y eso nos perjudica a todos. Egoístamente estamos mejor fuera de Navarra, estamos en una zona hostil en la que se nos acosa e insulta. Pero no está en el ADN de los guardias civiles arrugarse frente a las amenazas. Nos vamos por intereses políticos que nada tienen que ver con la eficacia policial”.

Es la primera reacción de la APROGC ante el anuncio de EH Bildu de que ha acordado con el Gobierno de Sánchez el traspaso de Tráfico a Navarra en detrimento de la Guardia Civil. No es nada nuevo y fue anunciado por la presidenta del Ejecutivo foral, María Chivite, hace unos días. Pero ahora EH Bildu, en su particular guerra de protagonismo con el PNV, se apunta un nuevo tanto en lo que a transferencia de competencias se refiere.

Otra cosa es que la competencia de Tráfico se materializa en la vigilancia real de las carreteras que, al menos durante algunos años, deberá ejercerla la Benemérita ya que la Policía Foral no cuenta con suficientes agentes formados en esta materia.

APROGC se pregunta : “¿Dónde están los informes técnicos que justifican tal medida? ¿Nos llevaremos las manos a la cabeza como lo estamos haciendo ahora con la Ley del “solo sí es sí”? Somos un Cuerpo de policía integral, quitarle competencias es como amputarnos un brazo. ¿Se puede hacer vida normal sin una de nuestras extremidades? Sí, pero resultará más difícil hacer las labores diarias. No hay ningún informe técnico que justifique esta medida. La Guardia Civil vuelve a ser moneda de cambio por luchas políticas... ante la aprobación de los Presupuestos”.

Por su parte, Pedro Carmona, portavoz de AUGC ha señalado a LA RAZÓN que “se consuma lo que veníamos advirtiendo desde hace meses, y es que el Gobierno no duda es prescindir de la Guardia Civil en Navarra a cambio de que Bildu le dé su voto positivo para aprobar los PGE 23. El ministro del Interior debe dar explicaciones urgentes sobre este chantaje e informar a los guardias civiles cuál va a ser su situación profesional. A día de hoy el ministerio del Interior no ha informado a los guardias civiles si van a tener opciones a la pasarela para ingresar a la Policía Foral o van a asignar preferentes para ocupar nuevos destinos por el perjuicio ocasionado una vez que los agentes de la Policía Foral asuman las competencias en la Comunidad Foral”.

“Los guardias civiles no pueden seguir siendo moneda de cambio, están hartos de que el ministro del Interior desprecie sus reivindicaciones y no atienda personalmente como reclaman sus demandas profesionales, a lo que ha abocado a que el próximo día 26 de noviembre a las 12:00 donde guardias civiles junto a policías saldrán a la calle a manifestarse para reclamar al Gobierno las discriminaciones que sufren respecto a los cuerpos de policía autonómicos”.

El secretario general de JUCIL, Agustín Leal subrayó que la cesión de competencias a Navarra “que conlleva la expulsión de la Guardia Civil de tráfico de la comunidad foral nada tiene que ver con la seguridad, ni con los retos delincuenciales a los que nos enfrentamos. No son más que cesiones a cambio de favores políticos, de cuotas de poder y a cambio de que el presidente Sánchez se mantenga un poco más en el poder. Nos gustaría recordar, desde JUCIL, a todos los socialistas que tuvieron cargos electos en la comunidad foral y vasca o en otras partes del territorio nacional cuando la barbarie etarra campaba a sus anchas que muchos de esos guardias civiles a los que hoy les dan la espalda, les protegieron”. La Guardia Civil seguirá trabajando por y para los ciudadanos, defendiendo la ley, la Constitución y el estado de derecho” así como la soberanía del pueblo español con las armas que nos da la administración”.

Por su parte, un portavoz de AEGC ha señalado: “Lo que hoy parece una primicia se sabía desde hace una semana. Nada cambia hasta estos momentos la Guardia Civil de Tráfico seguirá trabajando como hasta ahora mismo. Lo que nos parece una vergüenza es que estos cambios se hagan públicos sin informar a los guardias civiles y sus familias, muchos de ellos navarros y, por tanto, deberían ser ellos los primeros en conocer cualquier vicisitud que puede afectarle como guardia civil, ciudadano y padres de familia. Una vez más tenemos que lamentarnla falta de sensibilidad de nuestros representantes políticos”.