Nuevo choque PSOE-Podemos por la ley de bienestar animal

El PSOE no retirará la enmienda para excluir a los perros de caza de la norma y los morados lo ven “inasumible” que no retiren la modificación

El portavoz de Unidas Podemos, Pablo Echenique, durante la rueda de prensa ofrecida este martes en el Congreso. EFE/Zipi
El portavoz de Unidas Podemos, Pablo Echenique, durante la rueda de prensa ofrecida este martes en el Congreso. EFE/Zipi FOTO: Zipi EFE

PSOE y Unidas Podemos acaban el día como lo empezaron. Con un nuevo choque que afecta a otra de las leyes clave para los morados. A la tensión generada en la coalición durante este lunes y este martes por la ley trans y por la ley de familias, los socios de gobierno no llegan a un acuerdo para aprobar, de momento, la ley de protección animal

El PSOE se resiste a retirar la enmienda que deja fuera a los perros de caza de la ley de Bienestar animal, promovida por el Ministerio de Derechos Sociales que dirige la ministra Ione Belarra. Es una de las normas que el Ejecutivo prevé aprobar en el Congreso de los Diputados antes de que termine el año, pero que, sin embargo, de momento continúa encallada. La causa es la enmienda formulada por los socialistas. El PSOE quiere que se queden fuera de esa norma los perros de caza, encontrándose con la oposición de los morados, y de gran parte de los aliados parlamentarios.

De hecho, según fuentes de Podemos, esta tarde ha tenido lugar una reunión con el grupo parlamentario del PSOE con el objetivo de sacar adelante la norma que lleva en el Congreso de los Diputados desde agosto y que todavía no ha pasado la ponencia. Según el partido morado, “lamentablemente”, en la cita solo se ha podido “constatar que el PSOE persiste en su apuesta por dejar fuera de la ley de protección animal a los perros de caz”. Un extremo que el grupo parlamentario de Unidas Podemos ve “inasumible” y, según aseguran, también lo es para la “mayoría progresista que sostiene al Gobierno”.

Los morados insisten en que “uno de los objetivos de esta ley es acabar con la impunidad ante el maltrato animal”, por ello, excluir a los perros de caza de la norma “supondría dejarlos desprotegidos frente a los maltratadores de animales”.