¿Cuántos carros de combate Leopard tiene España y dónde están desplegados?

Todo apunta a que el elegido, una vez que Alemania ha dado luz verde, será el Leopard 2A4, la versión más antigua de este tanque operativa en la actualidad

Después de varios meses de debate, Alemania parece que ha dado luz verde este martes al envío de tanques Leopard 2 a Ucrania, según informó el semanario germano Der Spiegel. Berlín estaría dispuesto a enviar al menos una compañía entera de Leopard 2, que suele estar equipada con 14 carros, además de autorizar que otros aliados, como Polonia o los países escandinavos, también entreguen estos tanques a Ucrania.

La petición de Ucrania atañía formalmente a España y a otros 11 países con carros de combate Leopard entre los que estaban Finlandia o Polonia, algunos de los cuales ya se habían mostrado dispuestos a entregarlos. Todos dependían del visto bueno de Alemania, como país fabricante del vehículo.

En el caso español, el Ministerio de Defensa, hay que recordar, ya estudió a mediados de 2022 la entrega de una decena de Leopard 2A4, sin embargo, al final la operación no salió adelante por el mal estado de los carros. Seis meses después, la petición de Ucrania, la decisión de Alemania para despejar el camino a la llegada del carro y las entregas de vehículos similares por Reino Unido, Francia y Estados Unidos hacen que de nuevo todas las miradas estén sobre los Leopard del Ejército de Tierra.

España tiene una de las flotas más grandes de Leopard de Europa en dos versiones: Leopard 2E, una de las versiones más modernas del carro, y Leopardo 2A4. Dispone en total de 347 carros de este modelo, aunque no todos están en servicio. Al menos medio centenar de 2A4 se encuentran inoperativos desde hace algunos años y en mal estado.

La Fuerza Terrestre opera 239 carros Leopardo de la versión 2E repartidos en las brigadas mecanizadas Extremadura (Bótoa, Badajoz), Guadarrama (El Goloso, Madrid), Guzmán el Bueno (Cerro Muriano, Córdoba) y Aragón (Zaragoza). Del total, 219, son carros de línea; 16 de recuperación y cuatro carros escuela.

Un pequeño grupo de Leopardo 2E está desplegado fuera de España. Desde 2019, el Ejército de Tierra tiene media docena de estos carros en la misión Presencia Avanzada Reforzada de la OTAN en Letonia. En concreto, en la base de Adazi donde se encuentra el grueso del contingente español desplegado en esta operación.

Además, el Ejército cuenta con 108 carros de combate Leopard de la variante 2A4, más antigua. Este lote primero fue alquilado en 1995 a Alemania para formar las tripulaciones de los futuros Leopardo 2E y después comprado en 2006, por medio de un acuerdo con el Gobierno alemán por el que España desembolsó casi 17 millones de euros en anualidades hasta 2016.

La mitad de estos carros están en servicio en los regimientos de caballería Montesa y Alcántara de las comandancias de Ceuta y Melilla. Desde 2012, prácticamente la otra mitad -53 carros de combate- están almacenados en las instalaciones de la Agrupación de Apoyo Logístico nº 41 (Aalog 41) en el polígono de Casetas en Zaragoza.

Intento fallido y posible opciones

Al menos por el momento, no parece que esté sobre la mesa el envío de las versiones más modernas como el Leopardo 2E español o las A6 y A7 en servicio en Alemania, Dinamarca o Grecia. Todo apunta a que el elegido será el Leopard 2A4, la versión más antigua de este carro de combate operativa en la actualidad. Esta variante está más extendida. Entre sus usuarios se encuentran Austria, Alemania, Canadá, España, Noruega o Turquía.

En España, si se descarta el Leopardo 2E, el foco está puesto (de nuevo) en el centenar de Leopard 2A4 del Ejército de Tierra. Defensa barajó a mediados de 2022 una posible transferencia de estos carros, en concreto, un lote pequeño de una decena fuera de servicio, de los almacenados en la base de Casetas. La idea era ponerlos a punto con la ayuda de empresas españolas y enviarlos. Sin embargo, en agosto, la ministra de Defensa, Margarita Robles, descartó el envío de estos blindados por encontrarse, según sus palabras, “en una situación lamentable”, lo que desbarató al final la operación. Teniendo en cuenta estos antecedentes, la opción de los carros de Zaragoza a priori estaría descartada, a no ser que el ministerio decidiera ahora hacer un esfuerzo económico en su recuperación. Estos trabajos además llevarían tiempo y Ucrania necesita carros occidentales con urgencia.

La otra posibilidad es enviar una parte de los Leopard 2A4 de Ceuta y Melilla, que sí están operativos. Los citados regimientos de caballería Montesa y Alcántara tienen en torno a 25 carros Leopard de esta versión cada uno. No obstante, en este caso, la gran pregunta es si España puede retirar de las ciudades autónomas una parte de estos carros, que, aunque veteranos ya, son una pieza importante en la defensa de dos enclaves situados en una posición estratégica y especialmente sensible.