MENÚ
jueves 14 noviembre 2019
09:10
Actualizado

24-O: segundo entierro de Franco

Salvo imprevistos de última hora, la operación de traslado es inminente en el Valle, donde ayer llegó la maquinaria necesaria.

  • La entrada al Valle de los Caídos, cerrado al público desde el 12 de octubre, está vigilada por la Guardia Civil. Foto: Rubén Mondelo
    La entrada al Valle de los Caídos, cerrado al público desde el 12 de octubre, está vigilada por la Guardia Civil. Foto: Rubén Mondelo

Tiempo de lectura 4 min.

21 de octubre de 2019. 09:49h

Comentada
Andrés Bartolomé Madrid. 21/10/2019

El Gobierno apura el plazo que se marcó en su penúltimo Consejo de Ministros para llevar a cabo la exhumación –el día 25 de octubre como tope– y, según ha confirmado LA RAZÓN de fuentes de la familia Martínez-Bordiú Franco, la operación de traslado de los restos mortales de Francisco Franco culminará el jueves.

Salvo un cambio o un imprevisto de última hora, la familia de Francisco Franco será avisada hoy, 48 horas antes de la fecha señalada, del día y la hora en que deberán estar preparados para asistir a un acontecimiento que será histórico. Los medios de comunicación también serán advertidos «formalmente» con la misma antelación, como recordó ayer el Ejecutivo a los periodistas que cubren sus informaciones.

Al no haberse producido ese aviso este fin de semana, es imposible que el traslado pueda realizarse este mismo lunes, como era el plan inicial en La Moncloa. La fecha elegida en principio para la exhumación era el 21 de octubre –como adelantó este diario– , sin descartar que por cuestiones técnicas pudiera retrasarse al día siguiente. La semana pasada, la vicepresidenta en funciones, Carmen Calvo, acotó la operación a los «primeros días» de esta semana.

El Gobierno se comprometió a que antes del día 25 de octubre los restos del dictador saldrían de Cuelgamuros y todo indica que no piensa agotar ese plazo. Con el recinto cerrado al público desde el pasado día 12, las instalaciones están bajo vigilancia de la Guardia Civil, que protege el complejo de cualquier incidencia –un reportero fue detenido con una cámara a las 20:00 horas del sábado– a la espera del día señalado. Y ese momento ha llegado.

Como indicio de que se acerca el desenlace, la maquinaria que previsiblemente se usará para exhumar los restos de Franco y el material necesario para desarrollar la operación entró ayer por la tarde en el Valle de los Caídos, según reveló la Hospedería de la Santa Cruz del Valle en Twitter, donde alertaba de que la «maquinaria pesada para proceder a la profanación» llegó a las 14:50 horas. Desde el complejo anexo a la basílica se subió un vídeo en el que se ve un camión portando una manipuladora telescópica de color naranja de la marca Caterpillar, referencia en el sector de la construcción e infraestructuras.

En otro vídeo se explicaba que «más de 300 personas que tenían reserva para comer en la Hospedería del Valle» se quedaron «sin poder acceder al recinto», con imágenes de una larga fila de coches en el exterior.

Otro de los vehículos que llegó ayer al lugar transportaba, entre otras cosas, un palé de ladrillos, según informaron a Servimedia fuentes presentes en el Valle de los Caídos.

Para poder recuperar los restos de Franco, los operarios deberán retirar primero la losa de piedra de 1.500 kilos que cubre la tumba junto al altar de la Basílica del Valle de los Caídos. En el lugar estará instalada una carpa o un biombo para preservar el momento de la extracción del cuerpo. El hueco donde ha estado el ataúd desde el 23 de noviembre de 1975 será rellenado con ladrillo y hormigón, y tapado el suelo con baldosas de mármol negro iguales a las que cubren el pavimento en esa zona.

El féretro será trasladado en helicóptero –si la meteorología lo permite– hasta El Pardo para su inhumación en el cementerio de Mingorrubio, donde descansan desde 1988 los restos de Carmen Polo, mujer de Franco.

No habrá honores militares para el dictador ni su ataúd será cubierto con la bandera de España. Ni la constitucional ni la que la familia pidió llevar, precisamente la misma que se utilizó durante el funeral de Estado de 1975 y que guardaron Carmen Polo en primer lugar; luego su hija Carmen, y sus nietos hasta el día de hoy. Estarán presentes la totalidad de ellos, además de los bisnietos, que podrán portar el féretro una vez llegue a Mingorrubio. La cripta del panteón está lista allí para el que será el segundo entierro de Franco.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs