MENÚ
jueves 18 julio 2019
05:40
Actualizado

26-M: El pacto entre PSOE y Cs sería factible en siete comunidades

El CIS abre la puerta a que pueda reeditarse el «pacto a la andaluza» entre los partidos de Casado, Rivera y Abascal en las dos Castillas, Murcia y La Rioja.

  • 26-M: El pacto entre PSOE y Cs sería factible en siete comunidades

Tiempo de lectura 4 min.

10 de mayo de 2019. 10:42h

Comentada
Pablo Gómez Madrid. 10/5/2019

La portavoz de Ciudadanos, Inés Arrimadas, no cerró esta semana del todo la puerta a que Ciudadanos alcance acuerdos con algunos barones socialistas, aunque dejó entrever que lo ve «difícil». El CIS publicado ayer da viabilidad a esta opción. El acuerdo entre socialistas y la formación naranja podría conformar el Ejecutivo en hasta siete de las comunidades en liza. Se trata de Asturias, Castilla y León, La Rioja, Castilla-La Mancha, Murcia, Extremadura y Canarias. En todas ellas se cumplen dos circunstancias: el PSOE ganaría las elecciones y tendría la posibilidad de pactar con Cs a su derecha o con fuerzas como Podemos e IU a su izquierda.

En el abanico de los posibles pactos postelectorales que arroja este barómetro, la vía preferente es la articulada con fuerzas de izquierdas. Los pactos del PSOE con Podemos y con otras fuerzas minoritarias son posibles en las doce comunidades que celebran elecciones el día 26. En algunos casos, además, se trata de la única opción. Es el caso de Baleares: la socialista Armengol consolida su representación y lograría una mayoría absoluta holgada con sus actuales socios de Podemos y Mès. También en la Comunidad de Madrid, todos los cálculos para rebasar el umbral de la mayoría absoluta pasan por un acuerdo de izquierdas. Con la formación de Errejón y Podemos prácticamente empatados –situadas ambas en el entorno de los 16 a los 19 diputados–, el candidato socialista Ángel Gabilondo debería sostenerse en ellas para ser investido. En este caso, la suma de PSOE y Cs no llega, ni en la horquilla más generosa, a la mayoría absoluta. Aragón es otro de los territorios en los que la opción de un pacto de izquierdas se abre paso como la única opción viable. Lambán (PSOE) no tendría la opción de gobernar con Cs y la derecha no suma, de manera que sólo el PSOE, con el apoyo de Podemos y de IU, podría ganar una investidura. En Navarra y en Cantabria, el equilibrio de los partidos nacionales queda alterado por la fuerza de partidos de ámbito autonómico. En el caso del parlamento navarro: el cuatripartito que presidente Uxue Barkos no llegaría en esta cita electoral a la mayoría absoluta. De esta forma, cualquier opción de gobierno –teniendo en cuenta que Navarra Suma no cuenta con potenciales aliados– deben girar en torno al PSOE. En Cantabria, la victoria sin precedentes del Partido Regionalista (PRC) de Revilla abocaría a la región a un pacto de esta formación con los grupos de izquierdas. Al PRC podría bastarle con el PSOE.

En los otros siete feudos, las opciones se multiplican. En Extremadura, incluso, Fernández Vara podría gobernar solo si alcanza la mayoría absoluta. Si no lo logra y se queda a las puertas, tendría la opción de rebasar los 33 escaños de la mayoría absoluta tanto con Podemos como con Ciudadanos. El escenario es idéntico en Asturias. El candidato socialista tiene dos opciones: una mayoría absoluta holgada con Podemos e IU (26-32 escaños) o una mayoría ajustada con Cs (19-23). En Canarias, el PSOE
–junto a Nueva Canarias y la Agrupación Gomera– también tendrán la opción naranja o la morada para alcanzar la mayoría. En las dos Castillas, en Murcia y en La Rioja –todos ellos feudos históricos del PP–, todas las puertas están abiertas a partir de los datos del CIS. El PSOE podría pactar con Podemos o con Cs, pero también se podrían configurar mayorías a la derecha y aplicarse en estos territorios la «vía andaluza».

Últimas noticias