MENÚ
martes 18 junio 2019
03:58
Actualizado

A diez días de las elecciones, autorizan al Open Arms a volver a navegar

Tras más de cien días bloqueado en el puerto de Barcelona, el buque de salvamento recibe autorización para llevar material humanitario a Grecia

  • El buque de salvamento marítimo Open Arms en el puerto de Algeciras
    El buque de salvamento marítimo Open Arms en el puerto de Algeciras /

    REUTERS

Tiempo de lectura 2 min.

17 de abril de 2019. 13:19h

Comentada
Susana Campo .  17/4/2019

El buque de salvamento Open Arms ha recibido este miércoles la autorización para navegar hacia las islas de Samos y Lesbos para transportar 20 toneladas de material humanitario a los campos de refugiados. Tras cien días de bloqueo en el puerto de Barcelona, el buque volverá a navegar “eso sí, sin autorización para entrar en la zona SAR del Mediterráneo Central”, explicaron fuentes de la organización a LARAZÓN.

El buque Open Arms lleva amarrado a puerto desde el 8 de enero cuando la Capitanía Marítima de Barcelona denegó el regreso de la embarcación a las aguas del Mediterráneo frente a Libia, donde se producía la mayor parte de su actividad. A principio de este año, Capitanía Marítima, dependiente del Ministerio de Fomento, atribuyó el bloqueo a incumplimientos de convenios internacionales si se realizan rescates de personas a la deriva en el mar y alegó que el buque no tenía certificado para llevar a tantas personas.

Ahora, este permiso, que se autoriza después de que la ONG solicitara otros dos para viajar a Libia y Chipre que fueron denegados, se produce unos días antes de que se celebren las elecciones generales del 28 de abril, lo que hace pensar en cierto electoralismo en la decisión. De hecho, su fundador, Òscar Camps, expresó su sorpresa tras recibir la autorización: "Por lo visto hasta ahora que estuviéramos en el mar restaba votos, y supongo que a partir de este momento el que estemos en el puerto retenidos y bloqueados no da votos", ha declarado en Europa Press.

No en vano, desde que el Gobierno de Pedro Sánchez llegó a la Moncloa su política de migración se ha caracterizado por la incoherencia y por los golpes de efecto. Al poco tiempo de llegar al poder decidió acoger al buque Aquarius que llevaban días a la deriva para después denegar la entrada a otras embarcaciones en situación similar.

Sobre el permiso para zarpar hacia Grecia, desde Capitanía Marítima han advertido a la ONG que se trata de una autorización que “permite solo descargar material, pero impide realizar operaciones de salvamento bajo multa de entre 300 y 900,000 euros.” Si todo va según lo previsto, este viernes el buque volverá a zarpar.

Últimas noticias