MENÚ
miércoles 21 agosto 2019
01:27
Actualizado

Un juez investigará si Garzón «cocinó» el «caso Gürtel» con Villarejo en 2008

La Audiencia obliga a De Egea a reabrir la investigación contra el ex comisario Salamanca

  • El exjuez español Baltasar Garzón, en una imagen de archivo
    El exjuez español Baltasar Garzón, en una imagen de archivo

Tiempo de lectura 2 min.

15 de diciembre de 2018. 02:25h

Comentada
Ricardo Coarasa 14/12/2018

ETIQUETAS

Un juez de Madrid investigará si el ex juez Baltasar Garzón «confabuló» con el ex comisario José Villarejo –en prisión desde noviembre del año pasado por la «operación Tándem»– para que la instrucción del «caso Gürtel» recayera en su juzgado. El titular del Juzgado de Instrucción número 50 de Madrid ha admitido a trámite la querella que interpuso Pablo Crespo, «número dos» de la «trama Gürtel», contra el ex juez de la Audiencia Nacional al advertir indicios de un delito de prevaricación en los hechos relatados en la denuncia.

La defensa de Crespo –condenado en sentencia firme a 13 años de prisión en el «caso Fitur», una de las ramificaciones del «caso Gürtel», y que suma otra condena de 37 años y medio por la primera época de la red corrupta– siempre ha denunciado que Garzón sorteó las normas de reparto de asuntos entre los jueces de instrucción para hacerse cargo de la investigación. Ahora, esgrime una conversación grabada por Villarejo en octubre de 2009 de una comida con Garzón, la entonces fiscal Dolores Delgado y tres mandos policiales en la que, al final del almuerzo (cuando Garzón y Delgado ya han abandonado el restaurante), Villarejo cuenta que se reunió con el magistrado “«preparando lo de la Gürtel» un día antes de que admitiera a trámite la querella.

El ex juez, sostiene el abogado de Crespo, Miguel Durán, «se las arregló para quedarse espuriamente» con el “caso Gürtel» y que esa conducta «conspiradora» revela «un interés directo» en la operación. Aceptó, se queja, que «se le teledirigiera el conocimiento del caso» y, en lugar de abstenerse, «decidió asumir la instrucción». «Es groseramente contrario a las mínimas garantías de un Estado de Derecho», dice, que un juez «participe en el cocinado entre bastidores de un caso».

Ahora, el juez que ha admitido la querella contra Garzón, Esteban Vega, remite también un oficio al Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) «a fin de que se informe sobre la situación actual del querellado» con el fin determinar su competencia. Asimismo, el magistrado libra otro oficio al Decanato de la Audiencia Nacional para que «remita a este órgano testimonio de las Normas de Reparto de los Juzgados Centrales de Instrucción en el año 2008», cuando estalló el «caso Gürtel».

La Sala rectifica un archivo

Por otro lado, la Audiencia Nacional ha obligado al juez Diego de Egea, instructor del «caso Villarejo», a reabrir la investigación por cohecho contra el ex comisario del aeropuerto de Barajas Carlos Salamanca, que archivó el pasado julio en contra de la Fiscalía Anticorrupción. La sección tercera de lo Penal insta al magistrado a practicar las diligencias pendientes para esclarecer si el mando policial recibió regalos y dádivas a cambio de dar visados a ciudadanos guineanos. En esta pieza, «King» (una de las ocho ramificaciones del procedimiento), también está investigado el ex comisario José Villarejo.

Últimas noticias