MENÚ
domingo 19 mayo 2019
04:53
Actualizado

Albert Rivera: “¿Dimitiría si hay condena por los ERE?”

El líder de Cs fue el más combativo, buscó el cuerpo a cuerpo contra Sánchez e Iglesias y lanzó dardos a Casado.

  • Albert Rivera, durante su intervención en el debate electoral de RTVE / Reuters
    Albert Rivera, durante su intervención en el debate electoral de RTVE / Reuters

Tiempo de lectura 2 min.

23 de abril de 2019. 09:27h

Comentada
C.S. Macías 23/4/2019

Albert Rivera se puso el traje de futuro presidente dejando ya atrás el estigma de partido bisagra de los debates pasados. Para ello buscó la confrontación directa con Sánchez y tampoco evitó a Casado, a quien lanzó algunos dardos, para erigirse así como única alternativa frente al bipartidismo. Fue el más «bronco» de todos y se mostró siempre en posición de ataque.

Tanto el líder de Cs como su equipo habían guardado escrupulosamente la estrategia y aseguraban que llevaban «los deberes hechos». Empleó imágenes, gráficos y hasta fotos del encuentro de Sánchez con Torra en Pedralbes que puso como retrato en su atril dándole un tono cómico al bloque territorial y puso algo nervioso al líder socialista. «No se ponga nervioso», le repitió a Sánchez en varias ocasiones. Arrancó su turno de intervención pidiendo la dimisión de Rosa María Mateo y aseguró que estaban en el debate «de milagro» porque el candidato socialista no quería ni debatir. Buscó la confrontación con Pablo Iglesias a quien presentó como «el ministro de Sánchez» y si es así, dijo que «se agarren la cartera». Intentó liderar la propuesta de eliminar el impuesto de sucesiones.

Rivera aprovechó todas las oportunidades para confrontar en el cuerpo a cuerpo con Sánchez e incluso le sacó sus tesis para acusarle de mentir. «Usted con sus tesis también podría decir la verdad» y recordó que votar a Sánchez o a Iglesias «es lo mismo». También confrontó con Casado recordándole que el pasado del PP «está en la cárcel».

Rivera confesó que el 1-O lloró cuando vio como se daba un «golpe de Estado» en Cataluña e intentó en varias ocasiones acorralar a Sánchez. Le preguntó si indultaría a los independentistas. «Quiere indultos por escaños». En regeneración se presentó como alternativa a los partidos de la corrupción y le preguntó: «¿dimitirá si hay condena por los ERE de Andalucía?». Además, tildó a Sánchez de «carca» por criticar la gestación subrogada.

Lo mejor

Estuvo combativo, presentó gráficos e imágenes y llevó el ritmo

Lo peor

El tono fue a veces demasiado coloquial y no pareció un presidente

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs
Política USA by José María Peredo
Europas