MENÚ
miércoles 13 noviembre 2019
04:17
Actualizado

Análisis electoral: PP, Cs y PAR podrían dar la sorpresa en Aragón

Javier Lambán, actual presidente regional y candidato del PSOE, es el gran favorito de esta contienda, tras una legislatura sin grandes sobresaltos.

  • Análisis electoral: PP, Cs y PAR podrían dar la sorpresa en Aragón

Tiempo de lectura 4 min.

17 de mayo de 2019. 14:10h

Comentada
P. Gómez / O. González.  17/5/2019

Aragón seguirá gobernada por la izquierda cuatro años más. Ése es, al menos, el resultado que prevé el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) para esta comunidad en las elecciones autonómicas del día 26. Javier Lambán, actual presidente regional y candidato del PSOE, es el gran favorito de esta contienda, tras una legislatura sin grandes sobresaltos, en la que se ha reivindicado como uno de los barones más claros en sus críticas al independentismo catalán y con el viento de cola derivado de la victoria de Pedro Sánchez en las generales.

Lambán presumió de gestión en el último Pleno de este mandato y aseguró haber desarrollado buena parte de su programa electoral: «Los objetivos están sobradamente cumplidos», señaló. A su juicio, «la alianza de izquierdas nos ha permitido recuperar los servicios públicos y los derechos tras una legislatura ya pasada que fue atroz en recortes». Porque Lambán ha gobernado estos cuatro años en solitario y con los apoyos externos de las formaciones progresistas. Es, como Sánchez a nivel nacional, partidario de no conformar un Ejecutivo de coalición. Sin embargo, las circunstancias posteriores al 26-M serán distintas de las de hace cuatro años y quizá, ahora sí, tenga que transigir y dar entrada a miembros de otras formaciones en su equipo. Ninguna encuesta discute que su lista será la más votada.

En lo que sí hay más dudas es en qué fuerzas se apoyará para ser investido y para desarrollar su programa. El último barómetro del CIS, por ejemplo, le sitúa en una posición privilegiada, con la opción de poder pactar tanto a su izquierda –con Podemos e Izquierda Unida– como a su derecha –con Ciudadanos y el Partido Aragonés–. Ambas suman conceden a Lambán más de los 34 escaños que dibujan la mayoría absoluta en las Cortes de esta comunidad. Así, la negociación en Aragón se verá contaminada de forma irremediable por las conversaciones que Sánchez y Pablo Iglesias desplieguen en Madrid para la formación del Gobierno central. Se trata de un elemento trascendental que podría obligar a Lambán a acercarse más a Podemos a pesar de que la suma con Ciudadanos también fuera factible.

Enfrente, el candidato del PP, Luis María Beamonte, ha puesto el foco en su campaña en el retroceso que para Aragón han supuesto estos cuatro años especialmente en lo económico –en donde los populares acusan a Lambán de ser el autor de un «atraco fiscal»–, en lo educativo –para tratar de frenar la «limitación de la enseñanza concertada» impulsada por los grupos de izquierda– y en lo sanitario. A pesar de la más que probable victoria del PSOE, las encuestas dan margen para que el Partido Popular pueda articular una mayoría que frustre un segundo mandato de Lambán. El CIS de este mes concede a la suma de PP, Cs y PAR un total de 33 diputados, en la horquilla más optimista. Se quedarían a un asiento de la mayoría absoluta. No obstante, el Parlamento regional que diseñen los aragoneses en las urnas dependerá de si finalmente Vox entra o no, de si Ciudadanos confirma o no los pronósticos que auguran que doblará su representación –de 5 escaños a 10– y de si Podemos e IU mantienen su actual bancada.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs