MENÚ
sábado 17 noviembre 2018
13:10
Actualizado
  • 1

Así son las corbetas que España le ha vendido a Arabia Saudí por 2.000 millones

Serán similares al modelo Avante 2200 Combatant, como el que Navantia ya vendió a Venezuela

  • Imagen del modelo Avante 2200 de Navantia
    Imagen del modelo Avante 2200 de Navantia

Tiempo de lectura 4 min.

13 de abril de 2018. 17:16h

Comentada
Ángel Luis de Santos Marid. 13/4/2018

El grupo público de construcción naval Navantia calcula que el contrato para construir cinco corbetas para Arabia Saudí, que se negocia desde 2015, ocupará a cerca de 6.000 trabajadores, directos e indirectos, durante cinco años, una vez que se firme.

Según Navantia, de ellos, más de 1.100 serán empleados directos de la compañía, más de 1.800 pertenecerán a empresas auxiliares del grupo y unos 3.000 corresponderán a otros suministradores.

Pero, ¿cómo serán las corbetas que la empresa española construya para el país árabe? Aunque aún haya detalles por perfilar, el “producto” que Navantia ha vendido a Arabia Saudí es muy similar al modelo Avante 2200 Combatant que ya adquirió Venezuela.

El buque tendrá una eslora de casi 100 metros (98,9) y una manga máxima de 13,6. Es capaz de desplazar 2.500 toneladas a plena carga gracias a sus cuatro motores diesel de 5.920 kw cada uno y su calado es de 4,1 metros. Alcanza una velocidad máxima de 28 nudos, su velocidad de crucero es de 15 nudos y tiene una autonomía a la velocidad de crucero de 5.000 millas náuticas.

Según la propia ficha técnica del barco, el Avante 2200 está especialmente diseñado para las siguientes misiones: vigilancia y protección de la ZEE; control de los buques mercantes; defensa de elementos estratégicos; operaciones de búsqueda y rescate; asistencia a otros buques; control de la polución; control de la inmigración e interdicción de drogas; centro de inteligencia: guerra antisubmarina y guerra electrónica pasiva.

Es capaz de transportar un helicóptero de hasta 10 toneladas (NH-90, AB-212, AB-412 o Eurocopter AS-565) y hasta dos embarcaciones semirrígidas de 5,5 metros de eslora cada una, lo que permite realizar acciones de rescate o de asalto.

Por supuesto, al tratarse de un buque de guerra, puede incorporar varios cañones de hasta 76 mm y sistemas de misiles SAM y SSM, así como dos lanzadores triples de torpedos. Su sistema de sensores es muy avanzado así como su sistema de comunicaciones.

El presidente de Navantia, Esteban García Vilasánchez, ha destacado el "claro compromiso" con este contrato que han manifestado los responsables de Arabia Saudí durante la visita a Madrid del príncipe heredero, Mohamed bin Salmán.

García Vilasánchez también ha mostrado su satisfacción por el acuerdo firmado ayer por Navantia y la empresa estatal saudí SAMI (Saudi Arabian Military Industies) para crear una sociedad conjunta ("joint venture") en Arabia Saudí.

Esta sociedad será la suministradora e integradora de los sistemas de combate para los futuros contratos de programas navales en ese país.

Además, los ministros de Defensa de España y Arabia Saudí firmaron ayer un acuerdo para continuar los esfuerzos conjuntos en el sector de la defensa.

Ambos ministros expresaron su intención de completar y facilitar los procedimientos necesarios para firmar el contrato con Navantia para la construcción de las cinco corbetas.

"El acuerdo firmado entre los dos gobiernos demuestra este compromiso e impulsa aún más la pronta firma de este contrato", ha señalado García Vilasánchez.

Para el presidente de Navantia, el contrato de las corbetas es estratégico para la compañía y consolidaría su posición internacional, especialmente en Oriente Medio.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs