MENÚ
sábado 24 febrero 2018
23:51
Actualizado
Consulta
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

Baleares será la primera región que exija catalán en la sanidad pública

El PSOE cede al chantaje de los nacionalistas y Podemos para una medida que no existe ni en Cataluña

  • Image
Andrés Rojo Madrid.

Tiempo de lectura 4 min.

08 de febrero de 2018. 03:41h

Comentada
Andrés Rojo Madrid. 8/2/2018

ETIQUETAS

De la mano del Partido Socialista, Baleares será la primera Comunidad Autónoma de España en exigir el catalán para opositar a la sanidad pública. A pesar de que el nuevo proyecto de Decreto del Catalán en el IbSatul presentado ayer en Palma supone una rebaja sobre la primera de las propuestas presentada por el ejecutivo de Francina Armengol –que necesita del apoyo de los nacionalistas de Mes para gobernar– lo cierto es que el personal sanitario balear que no acredite un nivel B1 en catalán para en los próximos dos años vera afectada su entrada a la carrera profesional y su puntuación en los procesos de movilidad.

En septiembre del año pasado se aprobó un decreto en el que se estipulaba que era necesario acreditar un nivel de B2 en catalán para presentarse a la oposición pero las protestas de los sindicatos y la patronal del sector fue tan fuerte que el Govern se vio obligado a retirar este requisito. Los gerentes de los hospitales públicos se manifestaron contra la medida y alertaron de la posibilidad de que quedaran plazas vacantes en el IbSalut si se llevaba a cabo. Armengol publicó en el boletín oficial catalán a finales de 2017 una resolución en la que se suprimía el requisito y fue en ese momento en el que comenzó el chantaje político de Mes que amenazó con retirar su apoyo a PSIB-PSOE en el Parlament balear. Armengol volvió a recular y retiró la resolución.

El proyecto anunciado ayer supone un término medio encaminado a contentar a todos. Todo el personal sanitario se podrá presentar a la oposición sin acreditar ningún conocimiento de catalán pero deberán hacerlo en el plazo máximo de dos años al menos con un nivel B1. De esta manera Armengol salva los muebles y los nacionalistas de Mes pueden colgarse la medalla de convertir a Baleares en la primera comunidad autónoma española en la que el catalán es un requisito en el sistema público de salud, algo que ni siquiera sucedió en Cataluña baja los gobiernos independentistas de Mas y Puigdemont. Sin embargo al director general del Servicio de Salud, Juli Fúster, le parece justificado el requisito. En sus propias palabras: «Veo coherente que se exija en carrera profesional porque si una persona oposita quiere decir que se quiere quedar, pero que si quiere acceder a carrera profesional significa que ya lleva años aquí»

Aunque el propio Fuster aseguro que el proyecto «no es vinculante» será presentado ayer por Juli Fuster será votado mañana viernes por la Mesa Sectorial de Sanidad y en el caso de que reciba el visto bueno de los sindicatos y de la patronal sectorial será enviado al Consell Consultiu urgentemente para su aprobación en los próximos meses.

Ya hay convocadas manifestaciones para el día 18 en Palma contra estas medidas. Las protestas han sido convocadas por asociaciones sectoriales y por la plataforma Mos Movem!, liderada por la menorquina Ursula Mascaró.

El nuevo decreto establece el requisito del nivel B1 de conocimientos de catalán para el personal médico y para el personal de enfermería y del nivel A2 para auxiliares de enfermería y celadores en los procedimientos de provisión que afecten a determinadas categorías y especialidades. Asimismo, para facilitar a todos mejorar su capacitación lingüística, el Govern se comprometió a ofrecer cursos y a ampliar el número de convocatorias de exámenes para facilitar la adquisición del nivel de catalán, informa Ep. Fuster dijo que la Central Sindical Independiente y de Funcionarios ha lamentado que se baje el requisito para los profesionales sanitarios pero no para los administrativos.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs