MENÚ
domingo 13 octubre 2019
21:07
Actualizado

Bárcenas dice que los papeles robados eran su defensa

  • La mujer del ex tesorero del PP, Rosalía Iglesias, acudió ayer a la Audiencia Nacional donde compareció
    La mujer del ex tesorero del PP, Rosalía Iglesias, acudió ayer a la Audiencia Nacional donde compareció
Madrid.

Tiempo de lectura 2 min.

22 de diciembre de 2018. 01:38h

Comentada
F. Velasco.  Madrid. 22/12/2018

Luis Bárcenas regresó ayer a la Audiencia Nacional, pero esta vez conducido desde la cárcel, para comparecer ante el magistrado José de la Mata por la desaparición de los conocidos como de los «papeles de 'kitchen'». relacionado todo ello con una operación policial en la que habría estado involucrado el comisario José Manuel Villarejo y por la que se pagó al chófer del matrimonio, Sergio Ríos, con fondos reservados, para que les sustrajese documentación comprometedora para el PP que tendría en su poder. En su declaración sólo respondió a las preguntas de su abogado y lo hizo para confirmar que esos documentos y anotaciones que presuntamente le sustrajo su chófer, Sergio Ríos -quien se acogió días atrás a su derecho a no declarar ante el magistrado- como confidente policial, estaban relacionados con una presunta financiación del PP de Castilla La Mancha, y, en concreto, de la campaña de la ex presidenta de esta comunidad y secretaria general de los populares María Dolores de Cospedal.

Tras dar «credibilidad» a los documentos aparecidos en prensa sobre esos hechos y que su intención era haberlos puestos «en manos de la Justicia», el ex tesorero del PP apuntó tres posibles escenarios donde se hubiese podido producir la desaparición de los mismos y en los que siempre estuvo presente su chófer. Como primera hipótesis, señaló el traslado de los documentos desde la sede de Génova, cuando fue desalojado de la misma - a principios de 2003- a un local de su mujer, Rosaía Iglesias, que era un estudio de restauración; como segunda opción aludió a que pudieron ser sustraídos tras salir del despacho de quien entonces era su abogado, Javier Gómez de Liaño; y, en tercer lugar, cuando su mujer regresó a Madrid una de las veces que fue a visitarle a la prisión de Soto del Real. En todos esos casos, señaló, estaba presente quien entonces era su chófer, por lo que apuntó a éste como autor de las sustracciones, ya que nadie más tenía acceso a los mismos.

En esos papeles, según fuentes jurídicas, había anotaciones manuscritas que Rosalía Iglesias tomaba en sus encuentros con Bárcenas prisión, donde le trasladaba preguntas de su abogado, pero también notas del propio ex tesorero, entre material relativo a la supuesta financiación de campaña de María Dolores de Cospedal en Toledo a cargo de una empresa de construcción, acusacíon que él ya ha esgrimido en otras ocasiones en sus comparecencias judiciales. En cualquier caso, Bárcenas le ha quitado importancia a estos papeles, entre los que había hasta una factura doméstica, informa Ep, e incluso ha bromeado con los letrados presentes: «A ver si encontráis los discos duros», ha comentado con ironía al término de la declaración, en relación a los ordenadores cuyo robo denunció y del que acusó al PP y que luego aparecieron en la sede de la formación formateados y en uso por otras personas.

Últimas noticias