MENÚ
jueves 18 julio 2019
01:18
Actualizado

Casado propone una "ley de lenguas" que relega el uso del catalán a opcional

La normativa que perfila el PP incidirá en cuatro ámbitos: las comunicaciones administrativas, las ofertas de empleo públicas, la educación y la señalización urbana.

  • El presidente del Partido Popular, Pablo Casado. EFE/J.P.Gandul
    El presidente del Partido Popular, Pablo Casado. EFE/J.P.Gandul
L'Hospitalet de Llobregat (Barcelona).

Tiempo de lectura 2 min.

28 de febrero de 2019. 18:50h

Comentada
L'Hospitalet de Llobregat (Barcelona). 28/2/2019

El líder del PP, Pablo Casado, ha propuesto la redacción de una "ley de lenguas" que relega el uso de los idiomas cooficiales, como el catalán, a un uso opcional en la administración, la escuela o la señalización urbana.

El popular ha aprovechado una visita a Barcelona este jueves para anunciar esta iniciativa, que incluirá en su programa electoral para las elecciones generales del próximo 28 de abril.

Casado ha asegurado que las lenguas cooficiales son una "riqueza" para el país, pero ha criticado que el nacionalismo las use como "barreras identitarias" que, a su juicio, merman "la igualdad de oportunidades entre los españoles".

Así, la normativa que perfila el PP incidirá en cuatro ámbitos: las comunicaciones administrativas, las ofertas de empleo públicas, la educación y la señalización urbana.

"Ningún español va a poder ser sancionado si no se le comunica en la lengua común de todos los españoles, que es el castellano, sin detrimento de que también se le comunique en otra", ha señalado en relación a las comunicaciones administrativas.

En relación al empleo público, Casado ha subrayado que “no se puede lastrar la movilidad de los empleados públicos ni la igualdad de oportunidades entre los españoles”, por lo que el acceso a la función pública se realizará obligatoriamente en castellano, de manera que la lengua cooficial podrá considerarse un mérito y no un requisito excluyente. A su juicio, “no es justo que una persona de Granada no pueda concurrir a una plaza de empleo público en Tarragona cuando el de Tarragona, por ejemplo, sí lo puede hacer en Granada”.

En educación, se obligará al uso del castellano como lengua vehicular, sin que eso implique que no se pueda usar otra lengua cooficial en igualdad de condiciones, “tal y como ha consagrado la propia doctrina del Tribunal Constitucional”.

Y finalmente, se establecerá la obligatoriedad de rotular y señalizar el entorno urbano en castellano, si bien se podrá duplicar esta información para ofrecerla también en una lengua cooficial.

Últimas noticias