MENÚ
sábado 20 julio 2019
17:44
Actualizado

Cayetana Álvarez de Toledo: "Se acabó, no tenemos miedo a una banda de niñatos subvencionados"

Cerca de 200 personas de entidades secesionistas trataron de evitar por la fuerza que la número uno del PP por Barcelona participase en un acto de constitucionalistas europeos en la Universidad Autónoma. Tras varios minutos de empujones e insultos Cayetana Álvarez de Toledo accedió al recinto.

  • Cayetana Álvarez de Toledo: "Se acabó, no tenemos miedo a una banda de niñatos subvencionados"

Tiempo de lectura 4 min.

12 de abril de 2019. 03:30h

Comentada
Pablo Gómez Madrid. 12/4/2019

–¿Cómo vivió el incidente en la universidad?

–Estábamos invitados por la asociación «S’ha acabat!», que son estudiantes constitucionalistas de la UAB, para celebrar un acto sobre Europa. Acudimos a su invitación y cuando estábamos de camino nos avisaron de que había unas 150 o 200 personas que estaban preparando una especie de tumulto para impedir nuestra entrada. Son unos niñatos totalitarios y unos pijos reaccionarios consentidos que utilizan la universidad que todos pagamos para imponer un proyecto ideológico totalitario a los demás. Al llegar, dije con toda claridad que íbamos a entrar sí o sí, y que ni un paso atrás. No vamos a ceder ni un milímetro en nuestro derecho democrático a debatir en libertad en la universidad pública. Dijimos que íbamos a entrar por la puerta principal, por ninguna puerta trasera o lateral.

–¿Hubiera sido una cesión entrar por otra puerta para evitar la tensión?

–Estaban bloqueando la escalera y nos fuimos directamente hacia la escalera a entrar. Hubo momentos en los que se nos aconsejó retirarnos pero dije que de ninguna manera. Hay gente que nos dijo que podía haber violencia pero la violencia la provocan ellos. Y conseguimos entrar a base de empujar y de insistir en nuestros derechos democráticos, que es una metáfora perfecta del enunciado de nuestra campaña, que es la recuperación y el rescate democrático de Cataluña. Tenemos que recuperar los espacios que son de todos para todos. No puede ser que una minoría nacionalista tenga secuestrado el espacio democrático que es para todos, el espacio público. Entrar por otra puerta

hubiera sido ceder y yo no voy a ceder nunca, ni un milímetro a ejercer mi derecho. Yo voy a entrar por la puerta principal. Es mi derecho a entrar en la universidad y a debatir en un espacio que es de todos, faltaba más...

–¿Quiénes son los responsables últimos de lo sucedido?

–Es un caldo de cultivo de décadas de inyección de una ideología reaccionaria y totalitaria en la sociedad que ha ido ocupando espacios cada vez mayores de la vida pública y de lo común, incluso de la universidad. No es el primer episodio, ha habido muchos otros pero lo que digo es que ahora se acabó: ni les tenemos miedo, ni vamos a ceder un milímetro. Vamos a ir recuperando y ganando espacios de libertad y de democracia. Ése es nuestro proyecto, la recuperación del territorio democrático y de la democracia en Cataluña. Hay una banda de niñatos subvencionados que tienen la universidad pública y que la secuestran a favor de sus intereses ideológicos, que pretenden impedir que se pueda debatir. Yo les dije: váyanse a la biblioteca, vayan a aprender y aprendan a pensar, a debatir, a discrepar y a reflexionar. Eso es la democracia y eso la civilización. Y esto es una especie de aquelarre tribalista de negación de la democracia.

–¿Qué debe ocurrir para desterrar estos ataques a la libertad en Cataluña?

–Tenemos que plantar cara a una ideología reaccionaria como hemos hecho hoy –por ayer– en todos los terrenos. Y el terreno de la universidad es muy importante, es donde están los jóvenes aprendiendo y abriendo sus mentes y lo que hay es un grupo de estudiantes con mentes cerriles y totalitarias. Tenemos que hacer un plan a largo plazo recuperando la democracia en Cataluña, que pasa por la devolución de la autonomía, es decir de la libertad y la responsabilidad, a todos los sectores de la sociedad. Tiene que haber más constitucionalismo, más constitucionalistas, más valores democráticos, se han ido perdiendo, erosionando y debilitando los valores democráticos en Cataluña. La gente confunde cosas muy elementales, oponen democracia a ley, por ejemplo, y no hay democracia sin ley porque la ley es la que protege a los débiles y a los vulnerables de los poderosos. La ley es la que permite la convivencia pacífica. Hay que enseñar los elementales democráticos.

–¿Cuáles serán las líneas fundamentales de su campaña como número uno del PP en Cataluña?

–Por una parte estoy intentando traer a referentes del constitucionalismo a Cataluña. Ha estado Albert Boadella en un acto, me presentó Félix Ovejero en otro acto, vienen Rosa Díez y Fernando Sabater la semana que viene, José María Aznar viene mañana... son referentes del constitucionalismo que han defendido los derechos y las libertades durante todos estos años. Recorreré todas las provincias, salimos a conseguir la máxima movilización posible y señalaremos la responsabilidad del nacionalismo y también la responsabilidad del PSOE en sus pactos con el nacionalismos y su intimidad con el separatismo.

Últimas noticias