MENÚ
jueves 20 junio 2019
14:09
Actualizado

Ciudadanos pasó a una subvención pública el hotel de Rivera

Cargó el alojamiento del líder y 34 colaboradores la noche de las autonómicas de mayo

  • Rivera celebró con sus candidatos de Madrid sus resultados en las autonómicas y municipales del 24-M
    Rivera celebró con sus candidatos de Madrid sus resultados en las autonómicas y municipales del 24-M
  • Este cargo aparece reflejado en el informe de fiscalización de la Cámara de Cuentas.
    Este cargo aparece reflejado en el informe de fiscalización de la Cámara de Cuentas.
  • Ciudadanos pasó a una subvención pública el hotel de Rivera

Tiempo de lectura 4 min.

19 de mayo de 2016. 16:04h

Comentada
Paula Poveda Madrid. 19/5/2016

A cuentagotas afloran los pagos que el partido de Albert Rivera realiza con cargo a las subvenciones públicas que recibe por entrar en asambleas regionales y ayuntamientos donde obtuvo representación en las pasadas autonómicas y municipales.

Facturas de las campañas electorales que llegan hasta sus grupos parlamentarios en diferentes administraciones y que éstas abonan de forma irregular. Ilegal porque los partidos no pueden pagar sus gastos de campaña con el dinero asignado al trabajo de sus representantes públicos.

Y, aunque la formación ya recibió un tirón de orejas por llevar este tipo de prácticas en la Comunidad de Madrid, el partido ha continuado repitiendo el mismo «modus operandi» para sufragar los gastos de su campaña a las generales del pasado diciembre. Fue precisamente a finales de 2015 cuando la Cámara de Cuentas madrileña ponía la lupa sobre los recibos de Ciudadanos. Habían pasado la factura de hasta 35 plazas de hotel, correspondientes a la noche electoral de las autonómicas (el 24-M) con cargo al Parlamento madrileño. Lo hizo pasados los comicios y aprovechando que obtendrían una subvención de 729.000 euros, cifra que les corresponde según la representación que obtuvieron en las urnas madrileñas.

Esta subvención que abona la consejería de Economía y Hacienda de la Comunidad de Madrid es sólo para pagar gastos electorales y en este caso el importe total ascendió a 409.451,84 euros, siga que incluye la noche de hotel. El gasto, de 2.700 euros, permitió en concreto que Rivera pernoctara (en una habitación triple) y también diez de sus diputados en esta Comunidad (los primeros de la lista y miembros de su equipo, en 14 dobles y 4 individuales) en un hotel de la capital la noche de los comicios.

Amonestación en diciembre

La «amonestación» del órgano fiscalizador madrileño lo dejó muy claro: «Los gastos anteriores no son propios de la campaña, ya que se producen una vez finalizada ésta, ni tampoco son necesarios e inherentes al proceso electoral, ya que se trata de alojamientos en la propia ciudad de Madrid para los candidatos a la Asamblea de Madrid, y para otras personas, que ni siquiera reúnen la condición de candidato». Eso es lo que se podía leer en una de las anotaciones sobre Ciudadanos del informe de la Camara de Cuentas. En este caso, y tras la amonestación, el partido decidió retirar la factura del hotel que habían pedido que fuera abonada con cargo al erario público, sin embargo, el partido de Rivera ha seguido haciendo cargos irregulares en otras comunidades.

Según informó ayer el programa de Carlos Alsina, en Onda Cero, habría llevado a cabo el mismo protocolo (pagar gastos de campaña con las subvenciones públicas que reciben sus diputados autonómicos) también en Murcia. En este caso, el partido naranja facturó a su grupo parlamentario el acto central de la campaña a las generales que celebró en Cartagena. También pagó la Asamblea murciana el acto de presentación de los candidatos en precampaña y hasta un reportaje fotográfico de Rivera. En este caso, según el citado medio, pidió directamente a los proveedores que remitieran sus facturas al grupo parlamentario. Sobre este punto, el partido ha decidido zanjar la polémica achacándolo, como en el caso madrileño, a un error administrativo y amonestando a cuatro de sus diputados. El propio portavoz de C's en la Asamblea madrileña, Ignacio Aguado, en declaraciones a Telemadrid, achacaba estos cargos a un «error de novatos». Sin embargo, esta práctica que él atribuyó a la «ignorancia», se ha repetido en más ocasiones como ocurrió en Murcia.

«Cuando Ciudadanos comenzó a entrar en las asambleas contratamos a un despacho de abogados que no dio las recomendaciones adecuadas. Dijeron que ese tipo de gastos sí se podían cargar», explicaron ayer fuentes de la dirección nacional de C’s que aclararon que, posteriormente, pagaron el hotel de Madrid.

Sin embargo, la política de gastos y pagos de la formación naranja no ha estado exenta de polémica. Tal y como reveló LA RAZÓN el pasado abril, los concejales de Rivera en las ciudades de más de 50.000 habitantes están obligados a ingresar sus asignaciones públicas en una cuenta corriente del partido de cuyos fondos dispone el equipo directo de Albert Rivera a discrección. Con los fondos a buen recaudo, son únicamente el vicesecretario general y número dos del partido, José Manuel Villegas, y el secretario de Finanzas, Carlos Cuadrado, quienes deciden qué cantidades y cuándo se devuelven a los municipios.

Últimas noticias