MENÚ
domingo 17 noviembre 2019
22:42
Actualizado

Cosidó apunta a la Secretaría de Estado de Interior en la "Kitchen"

  • Cosidó habla por teléfono en una imagen de archivo en el Senado
    Cosidó habla por teléfono en una imagen de archivo en el Senado

Tiempo de lectura 4 min.

02 de febrero de 2019. 10:05h

Comentada
Carmen Morodo Madrid. 2/2/2019

El portavoz del PP en el Senado, Ignacio Cosidó, negó ayer de nuevo haber participado o tener conocimiento de la utilización de fondos reservados en su etapa como Director General de la Policía para financiar la llamada Operación Kitchen. En ella se investiga si el Ministerio del Interior en la etapa de Mariano Rajoy dedicó dinero de los fondos reservados para que mandos policiales anulasen al ex tesorero del PP Luis Bárcenas en el «caso Gürtel» mediante el procedimiento de sustraerle documentos que comprometían a altos cargos del PP.

Cosidó ratificó ayer que él no tuvo nada que ver con esa operación que está bajo investigación judicial y en un procedimiento declarado secreto. También señaló que la ley establece que la competencia de la utilización de los fondos reservados compete exclusivamente a la Secretaría de Estado de Seguridad, cuyo responsable en aquella época era el diputado del PP Francisco Martínez, portavoz en la Comisión Constitucional. «Entre mis competencias como director general de la Policía no estaba ni el control ni la gestión de los fondos reservados, que realizaba directamente la Secretaría de Estado de Seguridad», manifestó.

Desde que arrancó esta investigación sobre el uso de fondos reservados para neutralizar a Bárcenas, Cosidó siempre ha mantenido que él no tuvo responsabilidad de ninguna clase en la «Operación Kitchen». Y ésta es la posición que ha trasladado también a la dirección de su partido y al presidente nacional, Pablo Casado. El nuevo PP necesita romper por completo cualquier hilo que le ligue al pasado reciente de los casos de corrupción que tanto daño electoral han causado al partido. En decisiones y también desde el punto de vista de los rostros que le representan. Casado tiene más fácil desvincularse con los casos que están todavía pendientes de juicio, pero en relación a la Operación Kitchen, suya es la responsabilidad directa del nombramiento de quiénes están en su equipo actual. De hecho, en el actual núcleo duro de Génova ya han surgido voces, como la de la vicesecretaria, Andrea Levy, que se han desmarcado contundentemente de este escándalo.

«Como director de la Policía tenía múltiples competencias dirigiendo todos los planes estratégicos y políticos y la lucha contra el crimen. Pero entre las competencias atribuidas al director general de la Policía no estaba ni el control ni la gestión de los fondos reservados», insistió durante un encuentro con periodistas. La «Operación Kitchen» amenaza con abrir una guerra interna dentro del anterior equipo al frente del Ministerio del Interior, aunque ayer desde el entorno de Cosidó precisaron que sólo se había limitado a recordar lo que dice la ley, pero que en ningún caso estaba señalando directamente ni imputando ninguna responsabilidad a Francisco Martínez.

La Fiscalía Anticorrupción cree que altos cargos del PP se beneficiaron de la ocultación de datos que se produjo supuestamente durante la operación Kitchen, el dispositivo secreto por el que agentes vinculados a la Dirección Adjunta Operativa (DAO) de la Policía Nacional captaron como confidente al conductor del ex tesorero del Partido Popular Luis Bárcenas.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs