MENÚ
martes 20 febrero 2018
04:09
Actualizado
Consulta
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

Cuando nadie puede fallar

La ajustada votación de los Presupuestos obliga a acudir a diputados enfermos y con familiares recién fallecidos.

  • El diputado de Nueva Canarias Pedro Quevedo, clave en la aprobación de los Presupuestos del Estado
    El diputado de Nueva Canarias Pedro Quevedo, clave en la aprobación de los Presupuestos del Estado

Tiempo de lectura 2 min.

31 de mayo de 2017. 04:31h

Comentada
Andrés Bartolomé 31/5/2017

Nadie faltó ayer y nadie podrá fallar tampoco hoy en la decisiva votación de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) en el Congreso de los Diputados. Un ajustado margen de 176 frente a 174 no permite ausencias ni a diputados enfermos. Así ocurrió este martes, cuando la Cámara Baja aprobó las partidas correspondientes a los ministerios de Presidencia, Economía, Defensa, Sanidad o Justicia y rechazó la mayoría de las enmiendas de la oposición (sólo admitió una veintena).

La votación continuará hoy a las 09:00, cuando previsiblemente saldrá adelante el conjunto del proyecto gracias al acuerdo firmado ayer entre Mariano Rajoy y el diputado de Nueva Canarias Pedro Quevedo, merced al que los canarios apoyarán las cuentas del Estado para 2017.

Ayer, el Gobierno del PP contó con el respaldo de Ciudadanos, PNV, UPN, Foro Asturias, Coalición Canaria y Nueva Canarias, sumando un total de 176 diputados que fueron apoyando la aprobación de los distintos títulos del articulado del proyecto de ley y de las cuentas de los cinco ministerios.

Para asegurar esa mayoría absoluta en el panel de votación tuvieron que contar con la presencia de la diputada de Coalición Canaria Ana Oramas, que viajó a Madrid pese a que de madrugada había fallecido su padre. «Quiero tener un recuerdo especial para la diputada Ana Oramas, que en este momento especialmente complejo ha sufrido una pérdida importante, de naturaleza familiar», empezó su intervención Quevedo, el hombre más buscado por el PP en las últimas semanas, que ha arrancado «no menos» de 750 millones para la «sociedad canaria» directa o indirectamente.

Las votaciones no permitían errores ni ausencias pues, en caso de que una sola sección fuera rechazada, todo el proyecto sería tumbado y devuelto al Gobierno. De hecho, en la bancada del PP también hubo un representante que perdió recientemente a un familiar. Por contra, los diputados del PSOE, Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea, Esquerra Republicana, PDeCAT, Compromís y Bildu votaron en contra de los distintos dictámenes. En las filas del «no» hubo una ausencia, la del diputado socialista Gregorio Cámara, cuyo hermano falleció precisamente ayer. Así las cosas, la votación más reproducida en esa larga tanda de votaciones, que duró casi dos horas, fue 176 frente a 173, con 349 diputados presentes en el hemiciclo. Con el presumible visto bueno del Congreso, los PGE pasarán al Senado, donde el PP tiene mayoría absoluta.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs