Defensa

Así es el IRIS-T, el misil europeo aire-aire de corto alcance más avanzado del mundo​ que usan los F-18 y los Eurofighter

El Ejército del Aire alemán ha adquirido 1.200 de estos proyectiles cuyo objetivo puede ser incluso fijado desde el casco del piloto

Misil IRIS-T
Misil IRIS-TDiehlLa Razón

La pasada semana, Annette Lehnigk-Emden, presidenta de la Oficina Federal de Equipos, Tecnologías de la Información y Soporte en Servicio de las Fuerzas Armadas alemanas, el Bundeswehr, y Helmut Rauch, director general de Diehl Defence, firmaron un contrato marco para la adquisición de más de 1.200 IRIS-T. misiles guiados para la Fuerza Aérea de Alemania.

El contrato fue realizado en el menor tiempo posible por la Oficina de Gestión de Proyectos (PMO) de IRIS-T, ubicada dentro de BAAINBw, para satisfacer la demanda adicional del líder del consorcio IRIS-T desde hace mucho tiempo, Alemania.

Este mismo misil es el que usan los cazas (tanto los F-18 (EF-18M) como los Eurofighter) del Ejército del Aire y el Espacio español y para cuya modernización Defensa ha lanzado un programa especial.

El IRIS-T (Infra-Red Imaging System-Tail/Thrust vector controlled), diseñado por la alemana Diehl, cuenta con guiado por imagen IR de última generación. Con un peso de 87,4 kg, sus principales objetivos son aquellos de alta maniobrabilidad, como aviones de caza, misiles de crucero, vehículos no tripulados (UAV), entre otros.

Sistema antimisiles alemán, IRIS-T
Sistema antimisiles alemán, IRIS-TTeresa Gallardofreemarker.core.DefaultToExpression$EmptyStringAndSequenceAndHash@54c2060e

España aprobó en 2009 la compra de 770 misiles IRIS-T por casi 250 millones de euros para sustituir a la serie de misiles AIM-9L Sidewinder. La firma española Sener participa en el programa como responsable de los actuadores del sistema de control de vuelo y las alas de los misiles. El proyecto está liderado por Alemania, aunque también participan España, Italia, Grecia, Suecia y Noruega.

Es un arma del tipo dispara y olvida integrada en las flotas de EF18M de la bases aéreas de Torrejón y Zaragoza y en los Eurofighter del Ejército del Aire, permitiendo la designación de blanco tanto por radar como a través del casco del piloto.

El control aerodinámico y vectorial del empuje proporciona al misil una gran movilidad y una alta capacidad de maniobra en todos los ejes, incluso a bajas velocidades y gran altitud, lo que supone una gran ventaja en el combate de corto alcance, explica el Ejército del Aire.

El seeker (buscador) de imagen IR de alta resolución junto al procesador de imagen inteligente y una alta capacidad de selección de objetivo suponen un salto cualitativo frente a sus competidores mejorando la capacidad de discriminación frente a contramedidas.

Además, la alta resolución térmica y espacial le permiten tener una amplia adquisición de blancos y una alta capacidad de seguimiento, resultando ser un arma de gran precisión en el impacto y alta efectividad. Su gran ángulo de visión y su rápida aceleración angular le permiten enfrentarse a blancos situados incluso detrás del propio avión e interceptar misiles enemigos.

Desde su introducción en 2005, se han entregado más de 5.000 misiles guiados. IRIS-T, que arman además de a los Eurofigther/Typhoon a otras plataformas como los F-16, Gripen, Tornado, EF-18, KF-21,F-5E, FA50 e IAR-99. No sólo se pueden atacar aviones de combate enemigos, sino también atacar misiles aire-aire y tierra-aire. El piloto incluso puede contrarrestar con éxito ataques desde atrás sin tener que cambiar el rumbo del avión. El misil básico se está desarrollando progresivamente y seguirá estableciendo puntos de referencia con nuevas capacidades en su función aire-aire original. Por lo tanto, la viabilidad futura de IRIS-T está garantizada por el consorcio de desarrollo de seis naciones.

Además de su papel como armamento para aviones, el IRIS-T también se utiliza actualmente como misil guiado lanzado desde la superficie, por ejemplo en el sistema de defensa aérea terrestre IRIS-T SLS para la protección de objetos y de corto alcance. Además, la Fuerza Aérea Noruega demostró por primera vez la capacidad del IRIS-T de atacar también objetivos marítimos en un tiro de prueba en 2016.