Poder naval

Turquía da luz verde a su segundo portaaviones mientras la Armada se queda rezagada como potencia en el Mediterráneo

Contarán con la ayuda del astillero español Navantia, que ya diseño el TCG Anadolu, "gemelo" del LHD Juan Carlos I de la Armada, y que transporta drones de combate

Imagen del TCG Anadolu
Imagen del TCG AnadoluLa Razónfreemarker.core.DefaultToExpression$EmptyStringAndSequenceAndHash@1d2f781d

Ya se había hecho público el deseo de Turquía de dotarse de un nuevo portaaeronaves de la mano de Navantia, empresa con la cual ya se construyó el actual TCG Anadolu, el buque gemelo del español LHD Juan Carlos I, pero ahora ya es oficial. Esta semana se reunía en el Complejo Presidencial de Ankara el Comité Ejecutivo de la Industria de Defensa turca, encabezado por el propio presidente del país, Recep Tayyip Erdogan, en el que se aprobaron, entre otras cosas, iniciar la fase de diseño de un nuevo portaaviones y avanzar en la construcción de los buques MILGEM 9-10-11-12th, parte integral de la serie de buques de guerra nacionales. La reunión también abarcó el desarrollo de patrulleros marinos, nuevos tipos de barcos de desembarco, un barco cazaminas de nueva generación y un barco de asalto nacional.

Igualmente se abordó la mejora de los vehículos aéreos no tripulados (UAV) y los vehículos aéreos de combate no tripulados (UCAV), así como en mejorar las capacidades y el apoyo logístico de estos vehículos. El comité también deliberó sobre el avión de combate nacional KAAN y discutió la adquisición de aviones Hurkus y helicópteros Gokbey, lo cual muestra la clara apuesta de Turquía por seguir apostando por su propia industria militar.

En este sentido, la declaración del comité destacó un crecimiento significativo en las exportaciones de defensa, que han alcanzado un récord de 5.500 millones de dólares. Esta cifra supone un aumento del 27% respecto al año anterior. El número de países exportadores también ha aumentado de 176 a más de 185, lo que indica una sólida demanda global de los productos de defensa de Turquía.

Ya el pasado 29 de octubre Erdogan daba a entender que un nuevo convenio está próximo. “Concluiremos otro acuerdo con los españoles y, con suerte, aumentaremos nuestros portaaviones a dos, al traer una versión superior del TCG Anadolu a nuestro país”. De hecho, el presidente turco ya habría transmitido formalmente a su homólogo español, Pedro Sánchez, el interés de su país de colaborar con España para obtener un segundo buque de las características del TCG Anadolu, diseñado por Navantia sobre la base del portaaviones Juan Carlos I de la Armada española y los dos ALHD de la Marina Real australiana.

El astillero español presentó en el año 2020 una oferta actualizada para la construcción de un segundo buque de asalto anfibio a su socio turco Sedef, empresa que se encargo de la construcción del TCG Anadolu, de diseño español, en Turquía. También se refirió a este segundo buque en noviembre de 2021, cuando Erdogan afirmo que, si bien el “primer portaaviones no fue a gran escala”, en referencia al TCG Anadolu, que desde este año ya presta servicio en la Armada turca, “hemos acordado una construcción [de uno nuevo] a gran escala”. De este modo dejó claro la intención de que el siguiente encargo sería para un barco más ambicioso.

El TCG Anadolu fue inicialmente concebido como un portaaviones, al igual que su “gemelo” español Juan Carlos I, pero la ruptura del compromiso de venta de cazas F-35B a Turquía por parte de Estados Unidos hizo que las autoridades se replanteasen el proyecto. Así, el TCG Anadolu embarca drones, pasando a ser el único buque de sus características con aeronaves no tripuladas. En este caso, serán del fabricante local Bayrak, el mismo que ha fabricado los Bayraktar TB2 que Ucrania está utilizando contra Rusia y que tanto daño ha provocado a sus fuerzas armadas.

En este caso será el Bayraktar TB3, una plataforma de combate de alas plegables, lo cual permite llevar decenas de ellos a bordo del LHD, cumpliendo diferentes misiones de ataque en apoyo de las operaciones navales de esa flota. Es capaz de despegar y aterrizar en portaaviones de pista corta. Además de las misiones de reconocimiento/vigilancia e inteligencia, el UCAV Bayraktar TB3 puede lanzar una operación de asalto con las municiones inteligentes que incorpora bajo sus alas.

El Bayraktar TB3 puede realizar operaciones armadas en el extranjero debido en parte a las capacidades personalizadas, como alas plegables que permiten su uso en portaaviones y se puede operar desde distancias muy remotas gracias a sus capacidades de comunicación Line-Of-Sight y Beyond-Line-Of-Sight.

El proceso de integración del sistema UAV continua tras la entrega del TCG Anadolu, que podría llevar a bordo también el avión de combate no tripulado Bayraktar Kizilelma (MIUS), otro dron del mismo fabricante del que se han podido ver prototipos, resultando su aspecto muy similar al de un caza convencional, y que estaría listo en 2023.