Dignidad y Justicia pide a la Fiscalía que anule la liberación de los etarras Del Río y Piriz

La asociación de víctimas Dignidad y Justicia (DyJ) ha presentado dos denuncias ante la Fiscalía General del Estado en las que solicitan la nulidad de la puesta en libertad de los miembros de ETA Inés del Río y Juan Manuel Piriz López por considerar que la Audiencia Nacional no es el órgano competente para dictar su excarcelación.

Según especifican los escritos, a los que ha tenido acceso Europa Press, la decisión adoptada por el Pleno de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional en aplicación de la decisión tomada por el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) de Estrasburgo es "nula de pleno derecho"ya que corresponde al Tribunal Constitucional y no al sentenciador "anular excepcionalmente las resoluciones cuando la violación de un derecho fundamental se haya producido en el orden penal".

DyJ pone, además, de manifiesto que la sentencia de Estrasburgo lleva a cabo "una sola medida individual"referente a Del Río y que no debería afectar al resto de presos de la banda terrorista ETA a los que se ha aplicado la «doctrina Parot».

La asociación de víctimas también destaca la existencia de un vacío legislativo en lo referente a la aplicación de las sentencias del TEDH y aseguran que la Audiencia Nacional "incumple su propio criterio"al actuar sin esperar a que se pronuncie al respecto el Tribunal Supremo.

La Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional dejó en libertad la pasada semana a los dos miembros de ETA al entender que el Tribunal de Estrasburgo ha puesto de manifiesto la "incompatibilidad"de la 'doctrina Parot' con el Convenio Europeo de Derechos Humanos". En su opinión, no cumplir esta resolución no sólo "implica una infracción de obligaciones jurídicas internacionales"sino también "distanciarse de Europa y del sentido de su civilización".

Los magistrados de la Sala de lo Penal, presidida por el juez Fernando Grande-Marlaska, subrayaban en el auto por el que se ordenaba la excarcelación de Piris que "en este momento la jurisprudencia del TEDH "marca el canon o estándar internacional en el reconocimiento y protección de los derechos humanos fundamentales en Europa, con proyección a otros continentes, y constituye además el fiel de la balanza que sirve de referencia para calibrar la calidad del 'Estado de Derecho' de sus países miembros".

"La aceptación y vinculación de todos los Estados del Consejo de Europa a su jurisprudencia, y no sólo de los directamente afectados por sus resoluciones, no sirve únicamente para la homogeneización del derecho europeo que compartimos, sino que especialmente constituye una de nuestras señas de identidad cultural y de civilización común europea", señalaba la resolución judicial.