MENÚ
viernes 16 noviembre 2018
23:16
Actualizado
  • 1

Dolors Montserrat: «Sánchez debe explicar si su pacto oculto con Torra es no aplicar el 155»

La portavoz en el Congreso del PP promete una oposición «constructiva pero firme» en esta segunda mitad de la legislatura en la que, a su juicio, los dos grandes retos del país serán la inmigración y Cataluña.

  • La portavoz del PP en el Congreso, Dolors Montserrat. Foto: Gonzalo Pérez
    La portavoz del PP en el Congreso, Dolors Montserrat. Foto: Gonzalo Pérez

Tiempo de lectura 8 min.

02 de septiembre de 2018. 09:35h

Comentada
Pablo Gómez Madrid. 2/9/2018

Tras su etapa en el Ministerio de Sanidad, Dolors Montserrat afronta el curso político desde su nueva responsabilidad como portavoz en el Congreso del PP liderado por Pablo Casado. Promete una oposición «constructiva pero firme» en esta segunda mitad de la legislatura en la que, a su juicio, los dos grandes retos del país serán la inmigración y Cataluña.

–¿Cómo cree que será el «otoño caliente» que preparan los independentistas?

–Es responsabilidad de Sánchez que este otoño sea un otoño de paz y que Cataluña vuelva a ser esa tierra de pluralidad donde todos cabíamos. Pero al analizar los primeros 100 días de su Gobierno, vemos que Torra ha amenazado con atacar al Estado, deseado suerte a los CDR y utilizado a los Mossos. Enfrente tenemos a un Pedro Sánchez pasivo ante el independentismo catalán porque son Torra y Puigdemont los que le han puesto en Moncloa. Sánchez nos ha abandonado a todos los catalanes que nos sentimos catalanes y españoles a la suerte del independentismo.

–Más allá de la pasividad que denuncia, ¿qué cesiones concretas ha hecho Sánchez al secesionismo?

–Todas. Los políticos independentistas que estaban en prisiones en Madrid han sido enviados a prisiones en Cataluña, en las que tienen beneficios; los Mossos d’Esquadra sancionan a ciudadanos por quitar lazos; han vuelto a abrir las embajadas de Cataluña para hablar mal de España; la humillación al Rey y, la última, ha sido dejar a los pies de los caballos al juez Llarena. Estas cesiones se deben a que Sánchez es amigo y cómplice del independentismo. Por ello, debe explicar si su pacto oculto con Torra es no aplicar nunca el 155.

–¿Ha aumentado el riesgo de episodios graves de confrontación social en Cataluña?

–A Sánchez, España se le va de las manos y lo vemos en la ruptura de la convivencia. En la manifestación del miércoles eché de menos al PSOE y al PSC. Iceta ya ni baila ni habla. ¿Dónde está Iceta, el PSOE y el presidente Sánchez que apoyaron el 155 para devolver la ley, la convivencia y la estabilidad económica y social? Están desaparecidos cuando ellos acordaron con el PP el 155 y son ellos los que en un solo día, el día de la moción censura, giraron 180 grados.

–Respecto a la polémica de los lazos amarillos, ¿deben los políticos encabezar el movimiento ciudadano espontáneo que retira estos símbolos?

–Lo que no puede ser es que vaya a pagar mis impuestos y me encuentre a un funcionario con un lazo. Es la primera vez en la historia que un lazo no une sino que divide; es el símbolo de la confrontación, de la división y del odio. Sánchez tiene que defender la neutralidad de los espacios públicos. Nosotros apoyamos a los catalanes que retiran lazos ya que quienes lo tendrían que hacer son el Gobierno y la Fiscalía. Por ello, vamos a presentar una modificación de la ley de símbolos que buscará mantener la neutralidad de los espacios públicos y de las instituciones. Luego, que cada uno en el balcón de su casa haga lo que quiera.

–¿Qué opina de la imagen de Albert Rivera e Inés Arrimadas retirando lazos?

–Yo he sufrido por defender la unidad y la convivencia en Cataluña: escraches, pintadas en mi casa y en el coche de mis padres. Yo entré en política para defender la libertad del que pensaba diferente. Pero sobre Ciudadanos, quiero decir una cosa: el 21 de diciembre del año pasado fue la primera vez en la historia de Cataluña que un partido constitucionalista ganaba las elecciones. Eso quiere decir que Cataluña cree en España. Pero, ¿dónde está Arrimadas? No hizo posible que ese voto útil que recogió de muchos catalanes frenara de verdad al independentismo. No lo ha frenado. Tan dañino es que Sánchez haga dejación de funciones, sea amigo y cómplice de Torra y Puigdemont, como la actitud de aquellos que tuvieron la posibilidad de decirle al mundo que Cataluña no era independentista y no han hecho nada.

–¿Cs es aliado o enemigo?

–Voy a hacer autocrítica: en la moción de censura nos equivocamos en fiarnos de Ciudadanos. Era nuestro socio de Gobierno, pero la semana después de aprobar los presupuestos abrió la puerta de Moncloa a Sánchez diciendo que la legislatura estaba terminada. Y para mí eso es una traición a España.

–¿Hay motivos para aplicar ya el artículo 155?

–Cuando gobernó el PP, lo aplicamos por primera vez en la historia sabiendo que era lo que teníamos que hacer junto al PSOE y Cs. Pero tras la moción de censura, empezó otra vez la escalada de ruptura. Tenemos claro dónde está el PP: ponemos a disposición del Gobierno la mayoría absoluta en el Senado para, cuando llegue el día y la Generalitat vuelva a salir de la Ley, aplicar el 155.

–Entiendo que no hay, por tanto, un hecho jurídico que deba activar hoy el 155.

–Considero que el Gobierno debe ejercer las competencias de Seguridad, defender la neutralidad, no abandonarnos y no distinguir entre catalanes de primera y de segunda.

–¿Qué línea debería cruzar Torra para volver a activarlo?

–Volver a un 6 y a un 7 de septiembre como el año pasado, donde el independentismo pulsó el botón de las leyes de desconexión de España. El independentismo es insaciable y siempre cumple sus promesas. Por ello, la vicepresidenta Calvo no puede decir ante la amenaza verbal de Torra de «atacar al Estado español», que «no se ataca el Estado con una frase». ¿Qué tenemos que esperar? ¿A que nos peguen?

–¿Está preparado el PP para un adelanto electoral en Cataluña?

–No veo elecciones en Cataluña porque los independentistas viven muy bien con Sánchez en Moncloa. No creo que Sánchez y Torra rompan este tándem que ellos mismos han creado. El PP está preparado para volver a ganar todas las elecciones. En Cataluña, volveremos a tener grandes resultados porque los catalanes han visto que el voto útil no es Ciudadanos.

–¿Teme que la Fiscalía pueda influir en el juicio a los líderes del «procés»?

–Veremos cuál es el pacto oculto de Sánchez con Torra y Puigdemont. ¿El no al 155? ¿Acercar a los presos? ¿No defender a Llarena? La Fiscalía está llegando tarde con el tema de los lazos. ¿La fiscal no ha visto lo que está pasando este verano en Cataluña?

–Tras victoria de Casado, ¿se ha completado la labor de integración interna en el PP?

–Me quedo con una frase que Casado dijo al final de su discurso: «A partir de hoy, que nunca nadie pregunte a nadie a quién ha votado. Todos somos el PP». Cabemos todos y están las puertas abiertas.

–¿Qué papel debe jugar Sáenz de Santamaría en el PP?

–Estamos todos juntos con el presidente Casado para volver a ganar elecciones.

–¿Existe el riesgo de que un mal resultado en las elecciones de mayo reabra heridas?

–Me está hablando de elecciones a nueve meses. Estoy convencida de que vamos a ganarlas. Estamos viendo una encuesta día a día, cuando salimos de nuestras casas y vemos la ilusión que hemos generado.

–¿No ve, por tanto, riesgo de fractura en el PP de Casado?

–No, para nada. Siempre hemos sido una gran familia y un gran partido. Tenemos claros nuestros principios y valores.

–¿Cómo va a ser la línea de oposición a Sánchez que va a desarrollar como portavoz en el Congreso?

–Es la primera vez en la historia que el partido más votado está en la oposición. Tenemos una doble responsabilidad, de control y de iniciativa política. La oposición va a ser constructiva pero muy firme. Nuestra iniciativa política se centrará en cuatro ejes: defensa de la unidad de España: el eje económico, para bajar impuestos y crear empleo; políticas sociales y política internacional con el reforzamiento de la UE, la cooperación en origen en África y defensa de las libertades en Iberoamérica.

–¿La polémica del máster de Casado lastrará al PP?

–Está superado el tema. Caso cerrado. No hay más.

–¿Cómo valora la propuesta para reformar la Ley de Estabilidad para retirar la capacidad de veto del Senado a la senda de gasto?

–Es un precedente peligroso. Quieren gobernar sin votos y terminar con las instituciones en las que no gobiernan. Vemos a un Gobierno prepotente que quiere disminuir la calidad democrática y romper los candados que nuestros padres y abuelos hicieron en la Transición y tienen como socio a Podemos, un partido que no cree en nuestra democracia.

–¿Van a utilizar su mayoría en la Mesa del Congreso para bloquear esta reforma?

–Por supuesto. No vamos a permitir que se quiera rebajar la calidad democrática utilizando vericuetos y trampas. Vamos a defender que se tiene que tramitar sin urgencia y con posibilidad de enmiendas.

–Respecto a la exhumación de Franco, han dejado claro que se oponen al procedimiento, pero, ¿están a favor del fondo de la cuestión, de exhumar los restos del Valle de los Caídos?

–Quieren desvestir el pasado y nosotros estamos trabajando para vestir el presente y el futuro. Es una cortina de humo para tapar su incompetencia. No vamos a caer en los señuelos que nos quiera poner el señor Sánchez.

–¿Van a recurrir ante el TC el decreto de exhumación?

Sí, porque no es de urgente necesidad. Creo recordar que este señor falleció cuando yo tenía dos años, así que urgente no debe ser.

–¿Cómo valora la respuesta del Gobierno a la crisis migratoria?

–Ha actuado de forma errática y sin saber afrontar el efecto llamada que ellos crearon con el Aquarius y los anuncios de sanidad universal y de quitar las concertinas que puso Zapatero. Es la primera vez que un presidente no visita institucionalmente a nuestro vecino, a Marruecos. Prefirió irse a París que quizá es más «chic» que Rabat. Está desnortado, sin política de inmigración. Ante este drama humano mundial, España siempre ha sido un país solidario y esto es compatible con una política reglada y vinculada al empleo.

–¿Ha cambiado la política en torno a los presos de ETA?

–Totalmente. Ha sido otra hipoteca ante sus socios de Bildu. Todo el mundo sabe cuál es nuestra política: el no acercamiento de presos cuando hay mas de 300 casos por resolver. Siempre estaremos en la memoria, justicia, verdad y en el relato de las víctimas. Sánchez y el PSOE está al lado de su socio de Bildu y no de las víctimas.

Últimas noticias