EE UU agradece el «sacrificio» de España en Afganistán

Morenés, con Leon Panetta, ayer, en Madrid
Morenés, con Leon Panetta, ayer, en Madrid

«España es un aliado muy fiable y un socio muy valioso en materia de seguridad». Con estas palabras, el secretario de Defensa de Estados Unidos, Leon Panetta, mostraba su agradecimiento a España por su colaboración en misiones como la de Afganistán, en la que, dijo: «España ha pagado un precio muy alto». Y lo hizo ante el ministro de Defensa español, Pedro Morenés, con quien se reunió para tratar, entre otros asuntos, el futuro de Afganistán y la posible intervención en Mali. Pero, sobre todo, el encuentro sirvió para afianzar aún más las buenas relaciones entre ambos países. Muestra de ello es que Panetta haya elegido España como uno de los destinos a visitar en esta gira europea que ha emprendido antes de dejar su cargo. El secretario de Defensa de EE UU no escatimó en elogios a España, a «su liderazgo en la OTAN y en Afganistán», y a sus «esfuerzos por reforzar la seguridad en la cuenca mediterránea». Por todo ello, tras mostrar sus condolencias por la muerte del sargento David Fernández Ureña, quiso agradecer a España y a sus militares los «sacrificios que están haciendo».

Hablaron, como era de esperar, del repliegue y del futuro tras éste en el país asiático, y ambos reiteraron sus intenciones de adelantar la transferencia de la seguridad al Ejército afgano y de mantener cierta presencia allí tras 2014. Panetta volvió a apuntar que EE UU quiere que tras la primavera sean las Fuerzas de Afganistán las que combatan para, después, mantener una fuerza estable hasta las elecciones. En este punto, Morenés volvió a explicar que España podría aumentar este año los porcentajes de militares que se replegarán, apuntando que esa transición en primavera por parte de EE UU «podría acelerar la salida de Badghis», aunque, como en otras ocasiones, enmarcó esta posibilidad en el cumplimiento de compromisos. Nada nuevo, como con las intenciones de España de gestionar, tras 2014, el aeropuerto y el hospital de Herat.

En relación a Rota y el escudo antimisiles –otro asunto que estaba sobre la mesa–, Panetta destacó el «compromiso clave» de España en la seguridad marítima.