El asaltante de la casa de Bárcenas: «Fui guerrillero en El Salvador»

Enrique Olivares iba ebrio y pretendía «salvar» España

Enrique Oliveras García, tras ser detenido
Enrique Oliveras García, tras ser detenido

Madrid- Enrique Olivares García, el perturbado que asaltó la casa de Bárcenas en Madrid haciéndose pasar por un funcionario de prisiones, tenía antecedentes penales por robo con fuerza, estragos y por dar identidades falsas en cuatro ocasiones y fue detenido en Salta (Argentina) por estafa en 2002, tal y como informó LA RAZÓN en su edición de ayer. Según fuentes conocedoras del asunto, es un delincuente común que emigró a América hace 20 años. Primero recaló en Argentina y luego en México, donde también fue detenido en varias ocasiones. Por ello, su nombre figura en los ficheros de la organización policial internacional Interpol.

El pasado mes de abril volvió de forma definitiva a España y se instaló en Cuenca, en casa de su madre. Allí ya había sido tratado por los servicios sociales entre 2006 y 2007, según reveló el alcalde de la ciudad, Juan Ávila, ayer en una rueda de prensa. De acuerdo con el edil, se encontraba «en posible riesgo de exclusión» y el informe posterior apuntaba a que «podía tener algún desequilibrio mental».

Con su asalto al domicilio familiar de los Bárcenas pretendía «salvar» al país, según señaló él mismo a la Policía. Para la ocasión iba vestido entero de negro, con una camiseta blanca debajo que, al sobresalir por el cuello, se confundía con un alzacuellos y dio pie a que se dijese que iba disfrazado de sacerdote. De acuerdo con las fuentes consultadas, iba ebrio y el revólver que portaba –con el que amenazó a la mujer y al hijo de Bárcenas, así como a la asistenta de estos– era de 1910 y tenía balas de otro calibre. Esto lo convertía en un «arma neutra», que en argot policial quiere decir que podría haber pasado cualquier cosa si hubiese llegado a usarla e incluso podría haberle estallado en las manos. Olivares aseguró ante los agentes de la Brigada de Información que había pertenecido al Frente Farabundo Martí, un movimiento guerrillero de izquierdas para la liberación de El Salvador que luego se conviritió en partido político. Las autoridades salvadoreñas desmintieron esta posibilidad, según fuentes conocedoras del asunto.

Asimismo, el asaltante, que ahora tiene 64 años, se mostró contento por la posibilidad de poder ingresar en una cárcel española. De hecho, hizo hincapié en que, tras haber recalado en establecimientos penitenciarios de otros países, sabe que las prisiones españolas son las buenas.

En cualquier caso, antes de que se concrete si va o no a prisión, debe prestar declaración en sede judicial. Para ello, hoy será trasladado a los juzgados de Plaza de Castilla desde la comisaría de Moratalaz, donde permanece desde su detención.

«Están ocurriendo cosas extrañas»

El abogado de Bárcenas, Javier Gómez de Liaño, pidió ayer que se investigue el asalto a la casa familiar de su cliente, al tiempo que incidió en que «están ocurriendo cosas extrañas y singulares» durante el proceso. Como ejemplo de ello, citó la aparición de imágenes del ex tesorero en la prisión de Soto del Real. «Que se indague, que se investigue» –dijo en Onda Cero– porque hay «circunstancias extrañas que invitan a la sospecha de que algo raro se está produciendo y que quizá eso se podría evitar».