Bildu desoye a la Justicia y cuelga la ikurriña en Sanfermines

La Delegación del Gobierno precisó hace unos días que, a pesar de la modificación normativa, colocar la enseña vasca en el balcón del Consistorio no es legal

Junto a las banderas oficiales de Pamplona, Navarra, España y la Unión Europea, el equipo de gobierno municipal presidido por EH Bildu ha colocado este año la ikurriña

La Delegación del Gobierno precisó hace unos días que, a pesar de la modificación normativa, colocar la enseña vasca en el balcón del Ayuntamiento de Pamplona no es legal.

El chupinazo que han lanzado dos voluntarias de la asociación de ayuda en carretera DYA ha abierto este mediodía los sanfermines de 2017, cohete que se ha lanzado desde el balcón del Ayuntamiento de Pamplona en el que este año ondeaba la ikurriña.

Junto a las banderas oficiales de Pamplona, Navarra, España y la Unión Europea, el equipo de gobierno municipal presidido por EH Bildu ha colocado este año la ikurriña, una vez que el Parlamento navarro derogase en primavera la Ley Foral de Símbolos.

La decisión «no es legal»

La Delegación del Gobierno precisó hace unos días que, a pesar de la modificación normativa, colocar la enseña vasca en el balcón del Ayuntamiento no es legal.

La Delegación del Gobierno en Navarra ha interpuesto este jueves un recurso contencioso - administrativo contra la decisión del Ayuntamiento de Pamplona de colocar la ikurriña en la fachada de la Casa Consistorial en el momento del chupinazo que da inicio a las fiestas de San Fermín.

Según ha informado la Delegación en un comunicado, "el hecho de colocar la ikurriña durante el chupinazo de las fiestas de San Fermín 2017 en el balcón del Ayuntamiento de la capital navarra supone un acto contrario a la legalidad vigente".

UPN también recurre la decisión

UPN ha hecho lo mismo y ha presentado otro recurso contra la colocación de la ikurriña en el balcón principal del Ayuntamiento. Los regionalistas han solicitado además medidas cautelarísimas contra la decisión del alcalde Joseba Asiron para que la bandera de la Comunidad Autónoma Vasca sea retirada.

Además, han criticado, en un comunicado, "las trampas del alcalde, que una vez más ha demostrado una evidente cobardía política, intentando ocultar hasta 15 minutos antes de las doce su decisión".

También han lamentado que "Pamplona sea dirigida por una persona que demuestra un absoluto desprecio por las leyes y la democracia y que impone a todos los pamploneses una bandera ajena a nuestra tierra

y a su historia".

"Pese a haber sido ya condenado por fraude de ley, poco le ha importado volver a poner la ikurriña, una decisión que atenta contra la realidad de Navarra, menosprecia su historia y no aporta nada a las fiestas que acabamos de comenzar salvo más tensión política y enfrentamiento", han afirmado.

"Pamplona no se merece un alcalde como Asiron, obsesionado con la ikurriña y el único objetivo político de borrar la identidad de Pamplona como capital del viejo Reino de Navarra y que es capaz de poner los Sanfermines al servicio de las campañas de Bildu", han concluido.