MENÚ
sábado 17 agosto 2019
13:23
Actualizado

El «bestseller» sobre el Valle que Patrimonio ha vetado

La tesis de Alberto Bárcena, basada en documentos oficiales, apunta que los presos que levantaron el polémico monumento lo hicieron de manera voluntaria porque con este trabajo reducían su condena y que no fueron maltratados

  • Alberto Bárcena, profesor de Historia en la Universidad CEU, posa con su libro en el Valle de los Caídos / Foto: Alberto R. Roldán
    Alberto Bárcena, profesor de Historia en la Universidad CEU, posa con su libro en el Valle de los Caídos / Foto: Alberto R. Roldán

Tiempo de lectura 4 min.

19 de noviembre de 2018. 21:46h

Comentada
Ángel Nieto.  19/11/2018

Si usted se deja guiar por la lista de libros más vendidos que publican las principales librerías, «Los presos del Valle de los Caídos» (San Román) debería formar parte de su lectura obligada. Sin embargo, si aprovechando las modas y/o tendencias, también opta por visitar la tumba de Franco antes de su inminente (o no tanto) exhumación y ya de paso trata de adquirir allí el libro escrito por Alberto Bárcena lleve por adelantada la decepción de que este ejemplar está censurado en la librería de la Basílica. Así nos lo confirman el autor y editor del texto que ya han recibido la respuesta tajante de la empresa, Palacios y Museos, que gestiona el punto de venta en el Valle de los Caídos. «Ellos no son los últimos responsables de la prohibición sino Patronato del Estado. Palacios y Museos es tan sólo una concesionaria que está a su servicio», explica Bárcena.

«Este libro ni se vende ni jamás se venderá en el Valle», asegura el editor Javier Paredes que le dijeron desde Patronato ante la exigencia de una explicación. Una decisión que contrasta con el éxito del libro que ocupa en este momento el noveno puesto de los más vendidos en Amazon y durante semanas también ha liderado la demanda en La Casa del Libro y El Corte Inglés. Pero, ¿cuál es el motivo de esta censura? ¿Por qué el Gobierno (Patronato depende de Presidencia) no quiere que el volumen pueda adquirirse en la librería donde descansa el cuerpo del dictador? «Muy sencillo, porque quieren seguir alimentando la leyenda negra del Valle de los Caídos como un lugar de sufrimiento y maltrato a sus obreros, a los que durante décadas se les ha llegado a llamar esclavos», apunta el autor. Y es que el punto de vista del que parte su enfoque, el cual es un resumen de su tesis doctoral que ocupó más de 600 páginas y cuatro anexos, es que los presos que trabajaron en la construcción del Valle fueron allí por las «ventajas que se les ofrecía». Una afirmación polémica que Bárcena asegura está muy bien documentada. De hecho, este profesor de historia de la Universidad CEU San Pablo comenzó a interesarse por este tema en el año 2005.

Quería estudiar con detalle la redención de penas en este enclave. Acudió al Archivo General y le dijeron que allí no había mucha documentación al respecto y le recomendaron visitar el del Palacio Real de Madrid, que es de Patrimonio, y allí encontró un fondo con 59 cajas de archivos y documentos que pocos habían quitado el polvo. A él le costó siete años de trabajo analizarlos. «Encontré dinamita en ese archivo, por eso estaban medio olvidados. Lo que contenían aquellas caja ponía fin a la leyenda negra», matiza. En el archivo del Palacio se instaló prácticamente durante día y noche para leer toda la documentación. «Después del estudió concluí que los presos que construyeron el Valle no llevaban una mala vida, no eran forzados ni maltratados sino que eran los presos los que querían ir a construirlo, y con razón lo hacían, ya que obtenían beneficios. Por ejemplo, con cada día de trabajo obtenían seis días de reducción de su pena. Sabían que en el Valle, en 6 o 7 años de trabajo se habrían computado condenas de 30 años», dice el doctor que también utilizó en su tesis las entrevistas que hizo el escritor o Daniel Sueiro a presos que construyeron el Valle. «En esas entrevistas los mismos presos reconocen lo que yo planteo en el libro que ahora me censuran», insiste.

Las obras del monumento que alberga la tumba de Franco duraron 19 años y según explica Bárcena, hasta 1943 tan sólo trabajaron allí personas «libres». Aquel año fue cuando comenzaron a llegar penados y «en el año 1950 ya no había ninguno allí. Es decir que sólo durante siete años hubo presos trabajando en la construcción» del mausoleo. «Siete de los 19 años que tardó en finalizarse la obra», insiste. Sin duda, una afirmación que ha levantado ampollas y que ha impulsado el éxito de este «bestseller» que se publicó por primera vez en 2015 y que ya presume de quinta edición. Otro de los puntos en los que más se centran los críticos es que en el estudio de Bárcena se afirma que las cifras oficiales de muertos en las obras de construcción del Valle fueron «entre 14 y 18, lejos de los miles que se habían apuntado hasta ahora». «El primer muerto fue en el año 1948, ocho años después del inicio de las obras, o sea que no se puede hablar de siniestralidad monstruosa», defiende el profesor universitario.

No cabe duda de que la decisión del presidente Pedro Sánchez de exhumar del Valle de los Caídos el cuerpo de Franco ha reavivado las disputas. Lo que Bárcena pide es libertad de expresión. Él entiende que haya volúmenes que defiendan las teorías del bando republicano, para él falsas, pero exige que también se permita ofrecer a los lectores otras versiones. «La mía además está basada en datos oficiales, no hay duda de su veracidad», asevera. Sin embargo, el haber publicado este libro podría salirle caro ya que, según explica el doctor en Historia, con la reforma que quiere hacer Sánchez de la Ley de Memoria Histórica, textos con una argumentación como la suya se contemplan como delito de apología del franquismo. «Esto conlleva penas de entre dos y cuatro años de prisión así como 10 años de inhabilitación como docente. Es decir, que te arruinan la carrera. Riéte tú de la Inquisición», sentencia Bárcena.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs