Política

El cadáver del cabo fallecido en Líbano estará mañana en España

La bandera española (centro, delante) ondea en una base militar de la ONU en el Líbano, cerca de la frontera con Israel, hoy, miércoles 28 de enero de 2015.
La bandera española (centro, delante) ondea en una base militar de la ONU en el Líbano, cerca de la frontera con Israel, hoy, miércoles 28 de enero de 2015.

El ministro de Defensa, Pedro Morenés, ha avanzado hoy que el cadáver del cabo Francisco Javier Soria Toledo, fallecido en Líbano, estará mañana en España y ha recalcado que España “ha hecho lo que tenía que hacer”: pedir a la ONU una investigación y ocuparse del militar fallecido y su familia.

En declaraciones a Efe, Morenés ha recalcado que la investigación pondrá “tranquilidad” y “conocimiento de causa” y ha calificado la muerte del militar español como una noticia “muy triste y muy desgraciada”.

Defensa tiene previsto enviar esta noche a Líbano un avión para repatriar el cadáver, cuya llegada a la base aérea de Torrejón de Ardoz (Madrid) podría producirse en torno a mediodía.

El ministro de Defensa ha relatado que esta tarde -durante una escala técnica en Italia al regresar a Madrid tras haber suspendido su visita a la India- ha hablado con la familia del cabo, cuya mujer está embarazada, y que le ha transmitido que el Ministerio de Defensa, las Fuerzas Armadas y el Gobierno están “con ellos”.

Para Morenés, la muerte del cabo es muy “dura” teniendo en cuenta sus circunstancias personales, ya que estaba casado y su mujer está embarazada.

“Es una tristeza profunda”, ha declarado el ministro de Defensa quien ha insistido en que, ahora, lo importante es su familia.

Sobre las investigaciones y las causas de su muerte, en las que se debate si el fuego que acabó con su vida procedía de Israel o de Líbano, Morenés ha dicho que “hay opiniones para todos los gustos” y por ello España ha pedido una investigación a Naciones Unidas para no entrar en “hipótesis” ni tener “preposicionamientos que luego pueden ser erróneos”.

“Por lo tanto, respetemos la investigación de Naciones Unidas, a la que pertenecen los países concernidos, y vamos a ver qué pasa. Lo cierto es que España ha hecho lo que tenía que hacer, que es pedir esa investigación, ocuparse del cabo fallecido y, sobre todo, de la familia, que es la que sufre ahora de manera especialísima”, ha manifestado.

Sobre si el cabo Soria será condecorado con la Cruz del Mérito Militar con distintivo rojo, Morenés ha estimado que sí porque ha fallecido en acto de servicio y reúne las condiciones por su trayectoria en las Fuerzas Armadas y su servicio en el Líbano, donde se ha desplegado en dos ocasiones.

“Tendrá todos los reconocimientos que le podamos dar”, ha dicho Morenés, quien hace suyo el dolor de las Fuerzas Armadas, del Gobierno, su presidente, Mariano Rajoy, y del Rey, con el que ha hablado esta mañana, así como el de todos los españoles.

“Representaba a España en un escenario difícil, de contribución a la estabilidad mundial en la que España está comprometida, y ha dado su vida ni más ni menos que por eso. Por lo tanto, requiere todo el reconocimiento y todos los honores que le vamos a dar”, ha señalado.

El ministro ha dicho que no ha mantenido ningún contacto con las autoridades israelíes sobre el suceso. “Me atengo a la investigación que creo que es lo que va a poner tranquilidad y, sobre todo, conocimiento de causa en unas circunstancias que siempre son difíciles”, ha indicado.

“Lo único que nos importa ahora es traernos a Francisco, atender a su familia y honrarle de la manera que merece”, ha concluido.

El cabo Francisco Javier Soria Toledo, de 36 años y nacido en Málaga, ha fallecido a consecuencia de un ataque israelí en la frontera sur con el Líbano, en la zona denominada Blue Line, donde están situadas las tropas de la ONU y en un área de responsabilidad española.

El militar pertenecía al Regimiento de Infantería Mecanizada Córdoba X, de la Brigada Guzmán el Bueno con sede en Cerro Muriano (Córdoba), unidad que forma el grueso del contingente español actualmente desplegado en el Líbano.