MENÚ
jueves 19 septiembre 2019
16:46
Actualizado

El CIS de Tezanos desplaza al PP hasta el cuarto lugar, a 15 puntos de Sánchez

La formación de Santiago Abascal sube hasta el 6,5 por ciento

  • Sede del PP en la calle Génova de Madrid / Efe
    Sede del PP en la calle Génova de Madrid / Efe /

    EFE/Luca Piergiovanni

Tiempo de lectura 8 min.

31 de enero de 2019. 18:22h

Comentada
Rocío Esteban,  larazon.es.  31/1/2019

El Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) mantiene al PSOE como primera fuerza política con un 29,9 por ciento de los votos, un punto más que en diciembre y 15 por encima del PP, que cae más de cuatro puntos hasta el 14,9 por ciento, mientras que Vox sube hasta el 6,5 por ciento. Por su parte, Ciudadanos se quedaría con el 17,7 por ciento de los votos, convirtiéndose en segunda fuerza política, mientras que Unidos Podemos, con el 15,4%, pasaría de la tercera a la cuarta posición con el 15,4% de los votos.

La encuesta sobre intención directa de voto se realizó entre el 1 y el 13 de enero, coincidiendo con las negociaciones para la formación de Gobierno en Andalucía y los acuerdos entre PP, Cs y Vox. Tiene especial importancia puesto que el auge del PSOE que vaticina esta encuesta coincide con un momento crítico para el Gobierno, cuando se encuentra ultimando la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado con sus socios, y a las puertas de que se debatan en el Congreso de los Diputados. Llega la publicación del barómetro justo en un momento de máxima expectación en clave nacional a consecuencia de la posibilidad cada vez más palpable de que se produzca un adelanto electoral si no se aprueban los PGE, un escenario que ya se maneja en Moncloa.

El Cis de Tezanos provoca que el PP pierda en tan solo un mes 4,2 puntos de intención de voto, lo que le dejaría en una cuarta posición, a favor del PP que pasa a ser segunda fuerza y con una ventaja de 2,8 puntos sobre el partido de Pablo Casado. El PSOE, partido de Gobierno, subiría hasta 9,4 décimas respecto al barómetro de principios de enero, por lo que según el centro demoscópico no acusaría ninguna consecuencia electoral tras la perdida de confianza del electorado andaluz. La encuesta también refleja un apunte de ERC como partido predilecto dentro del bloque independentista catalán. De celebrarse elecciones hoy, ERC obtendría el 4,7 por ciento de los votos, un punto y medio más que en el último barómetro. El PDeCAT subiría tres décimas, del 0,7% al 1%. Por otro lado, el PNV subiría cuatro décimas, hasta el 1,3%, y Bildu aumentaría tres décimas, con el 1,1% de los votos.

Pendientes de los Presupuestos se encuentra también esta institución que, de aprobarse las cuentas, el CIS podría disponer de una partida de 11, 4 millones de euros, lo que supone un aumento del 30 por ciento respecto a los últimos años. Este incremento se debe al aumento de la muestra de los barómetros y al hecho de la multiplicación de encuestas en este año. El presidente del CIS justificaba el incremento en la partida debido a la coincidencia de elecciones autonómicas, municipales y europeas. También dejó sobrevolar la posibilidad de que en 2019 se celebraran las elecciones generales.

Se dispara la preocupación por la violencia machista

La encuesta del CIS también confirma que el paro sigue siendo la máxima preocupación de los españoles, pero baja 2,4 puntos con respecto al estudio de diciembre, del 59,2 por ciento al 56,8. Crece, en cambio, la preocupación por los partidos y los políticos, del 29,8 por ciento mencionado en diciembre al 31,1 del último análisis, que se mantiene en el segundo puesto en la lista de las inquietudes de los españoles. En cuarto lugar se encuentra la preocupación por la corrupción y el fraude, para un 24,7%, que le sigue según un 21,1% los problemas de índole económica. En el barómetro se refleja también un fuerte incremento de 4,6 puntos, de la preocupación por la violencia contra las mujeres, así como que continúa creciendo la que genera la clase política en general, que sigue como segundo problema nacional. Esta lacra preocupa al 7 por ciento de la población.

En cuanto a la valoración de los ministros de Pedro Sánchez, ninguno de ellos roza el aprobado. Si Pedro Sánchez reúne 3,8 puntos, como líder del PSOE y presidente del Gobierno, su vicepresidenta Carmen Calvo iguala el dato, mientras que la ministra de Hacienda y la de Economía, María Jesús Montero y Nadia Calviño -claves en la negociación de los Presupuestos- obtienen 3,5 y 3,8 puntos respectivamente. La nota más alta la obtiene el ministro de Ciencia, Pedro Duque, con un 4,3.Le sigue a la baja el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska con cuatro puntos y la ministra de Defensa, Margarita Robles con un 3,9, misma puntuación que recoge el ministro de Asuntos Exteriores, Josep Borrell. Por debajo la ministra de Trabajo, Magdalena Valerio con un 3,6 y la ministra para la Transición Ecológica, 3.5.La puntuación más baja la recoge la minsitra de Sanidad, María Luisa Carcedo, que cuenta con 3,2 puntos, al igual que el ministro de Agricultura, Luis Planas. El ministro de Fomento, que ahora mismo se encuentra compareciendo en el Congreso de los Diputados por el conflicto del taxi con las VTC, es valorado con 3,5 puntos, tres décimas por debajo de la máxima nota que obtienen Sánchez y Calvo. La ministra de Política Territorial, Meritxell Batet, obitene la misma puntuación, al igual que la ministra de Educación y portavoz del Gobierno, Isabel Celáa. Por su parte, la ministra de Justicia, Dolores Delgado obtiene 3,4 puntos, al igual que el ministro de Cultura, José Guirao. La ministra de Industria, Reyes Maroto cuenta con 3,3 puntos.

Preguntados por la confianza que inspira el presidente del Gobierno, tan solo un 22,5% tiene mucha o bastante confianza en el socialista, mientras que un 74,5% confiesa tener poca o ninguna. La misma pregunta para el líder del PP, Pablo Casado: Un 11,8 confía en él, mientras que un 82,4% augura poca o ninguna confianza. A pesar de estos bajos datos entre los principales líderes políticos, los ciudadanos prefieren a Pedro Sánchez como presidente con el 26,8 por ciento de los votos, seguido del líder de Ciudadanos (15,3) y del presidente del PP (10,9). Solo un 8,9 opta por el líder de Podemos como presidente del Gobierno.

Ante el desafío independentista y la estrategia de diálogo emprendida por el Gobierno, el CIS pregunta -ante un posible adelanto electoral- la estrategia que el Ejecutivo debe seguir: un 36,9% opta por una política que combine el diálogo con el cumplimiento de la ley, mientras que un 34,8% prefiere una política de diálogo y negociación. Tan solo el 21,7% de los españoles apoya actuar "con mano dura" en Cataluña, lo que puede hacer referencia a la aplicación del artículo 155 de la Constitución en la comunidad autónoma. Según el mismo barómetro, la mayoría de los encuestados cree que la situación actual en Cataluña no afectaría en su voto en las próximas elecciones generales. Así lo cree el 51,1% que contesta que este asunto influiría poco o nada. Mientras, un 42,9% confiesa que el conflicto catalán sí afectaría en su decisión de voto.

Respecto al modelo territorial preferido por los ciudadanos, se opta por un Estado con cumunidades autónomas como el actual según un 42,2% y solo un 9,4% apuesta por convertirse en estados independientes. El 16 por ciento se inclina por un Estado "con un único Gobierno central sin autonomías", el 13,8 por uno en el que las comunidades "tengan mayor autonomía que en la actualidad" y el 12,1 por un modelo donde tengan "menos autonomía que en la actualidad". Además, el barómetro de enero señala que un 57 por ciento de los ciudadanos se siente tan español como de su tierra, el 13,9 por ciento se siente "únicamente español" y el 10,5 por ciento más de su territorio o Comunidad Autónoma que español. El 6,6 por ciento afirma sentirse únicamente de su lugar de procedencia y el 5,7 por ciento, más español que de su tierra.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs