El Ejército de Tierra ha perdido 22.500 puestos en cinco años

La RazónLa Razón

El JEME, general Jaime Domínguez Buj, avisa de que las estructuras de personal están «reducidas al máximo»

Confiado a pesar de la dura realidad. Así se muestra el jefe de Estado Mayor del Ejército (JEME), general Jaime Domínguez Buj, en relación a los recortes que sufren las Fuerzas Armadas, en general, y el Ejército de Tierra, en particular. Y es que, tal y como destacó durante el tradicional desayuno en el que felicita a los periodistas por su patrón, San Francisco de Sales, sólo en Tierra se han recortado 22.500 puestos en los últimos cinco años, lo que deja sus estructuras «disminuidas al máximo». Por este motivo y ante la situación económica que atraviesa el país, el JEME aseguró que, mientras su principal objetivo es el de «mantener la operatividad de las unidades», su gran «desafío» es el de «mantener la ilusión de la gente», pese a que la crisis implica disminución de actividades y reducción de personal.

En este punto, quiso dejar claro que a los militares también «se les toca el bolsillo» al igual que a los funcionarios, pero que, pese a ello, «son gente que mantiene la ilusión y el interés». El general Domínguez Buj no escatimó en halagos para los suyos y afirmó que «tenemos el mejor Ejército de los últimos años», para añadir que «es un orgullo y una responsabilidad mandar a gente así».

Con este panorama, el JEME señaló que el año que acaba de empezar está «cargado de retos» a los que «tenemos que responder», pero no sólo a los de hoy, sino también a los del futuro. Por ello, hizo hincapié en que «hay que dar pasos para alcanzar el Ejército que tenemos que tener en 15 o 20 años», haciendo «una transición realista, asumible, sin perder operatividad y sin producir grandes daños al personal». Para lograrlo, dijo, habrá que tocar muchas cosas, como la estructura de la enseñanza, la logística o la Carrera Militar, algo que «no se hace en cinco años».

Aún así, se mostró optimista y confió en que la crisis y los recortes «pasen definitivamente» y dejen de «optimizarse plantillas»