MENÚ
miércoles 24 abril 2019
23:17
Actualizado

El Gobierno autoriza a los Mossos la compra de armas que en su día vetó Rajoy

Entre los productos adquiridos figuran pistolas 9x19mm, las reglamentarias de los agentes, y fusiles de asalto

  • Un grupo de Mossos d'Esquadra
    Un grupo de Mossos d'Esquadra /

    AP Photo

Madrid.

Tiempo de lectura 4 min.

21 de enero de 2019. 20:46h

Comentada
C. Lorca.  Madrid. 21/1/2019

ETIQUETAS

Interior ha autorizado la venta de armamento de guerra a los Mossos d'Esquadra a través de un contrato valorado en casi 500.000 euros. El Gobierno de Pedro Sánchez ha permitido una operación que el anterior Ejecutivo, el de Mariano Rajoy, vetó por considerar que detrás de dicha suposición podría estar la formación de un Ejército para la anhelada república catalana. Sin embargo, la Intervención Central de Armas de la Guardia Civil arguyó que era material comparable con armas de guerra (dicho motivo fue el que se dio oficialmente).

Interior deniega el permiso para la entrega de 800 fusiles a los Mossos

El arsenal, distribuido en siete lotes (uno de ellos sin adjudicar), integra pistolas de calibre 9x19mm, que son las que utilizan los Mossos durante sus patrullas habituales, además de seis fusiles de asalto compactos calibre 7.62x51 mm. También se han adquirido ocho fusiles de asalto de calibre 5.56x45mm con cadencia de tiro de 750 disparos por minuto que, según informa OK Diario, son útiles para la lucha contra el terrorismo.

En el contrato figuran ocho fusiles de asalto de calibre 5.56x45 mm, diez fusiles del mismo calibre, seis compactos de calibre 7.62x51mm., dos fusiles de precisión calibre .308 WIN, 22 armas de defensa personal de calibre 4.6x30mm, 56 pistolas de calibre 9x19 mm. y otros 50.000 cartuchos de 4.6x30 mm para entrenamiento en galerías de tiro.

Los fusiles de asalto irían destinados, según publicó LA RAZÓN, al Grupo Especial de Intervención (GEI), la unidad de élite del cuerpo. Se trata de armas de altas prestaciones con un calibre 5,56x45 mm.

Los Mossos ya cuentan con armas largas, de guerra en definitiva, como el HK mp5, uno de los mejores subfusiles del mundo, con una capacidad de fuego y causar bajas en un eventual enemigo, que le destacan entre sus competidores.

Ya el pasado mes de julio, el diputado del PDeCAT Feliu-Joan Guillaumes interpelaba al ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, sobre reivindicaciones históricas de los Mossos congeladas durante el Gobierno del PP.

En concreto, el diputado independentista solicitaba el refuerzo de la plantilla de los Mossos d’Esquadra con 500 agentes y que se permitiera que la policía catalana pudiera adquirir armas largas para responder “ al nivel de alerta antiterrorista”. También se refirió al acceso a base de datos policiales europeas.

Grande-Marlaska recordó en aquel momento que la adquisición de material armamentístico y municiones depende en parte también del Ministerio de Defensa. “Me enteraré y trasladaremos esa cuestión”, dijo el ministro en respuesta a Guillaumes.

Y es que, hasta ahora, el Ministerio del Interior y la Consejería en esta materia de la Generalitat mantenían un enfrentamiento, ya que por parte del departamento que dirigía Juan Ignacio Zoido se vino denegando el permiso para que la Generalitat dispusiera de 800 armas de guerra más (fusiles de asalto y subfusiles), con los que reforzaría el arsenal que se considera suficiente para una policía autonómica.

Últimas noticias