El Gobierno mantendrá a Gibraltar como paraíso fiscal al no existir convenio de doble imposición

El Gobierno mantendrá a Gibraltar en la lista de paraísos fiscales, al no existir ningún convenio sobre doble imposición internacional ni con cláusulas de intercambio de información tributaria, aunque no aclara si tiene intención de negociar un acuerdo de estas características que modifique el 'status quo' del Peñón, pese a que UPyD se lo preguntaba expresamente.

Así consta en una respuesta escrita del Ejecutivo al portavoz económico de UPyD en el Congreso, Alvaro Anchuelo, quien se interesó por saber si el Gobierno tiene previsto firmar con Gibraltar un acuerdo de intercambio de información similar a los que ya existen entre España y otros territorios de ultramar británicos como las Islas Caimán.

Una situación que sorprende al diputado de la formación magenta dada la mayor cercanía geográfica entre España y Gibraltar, y también el volumen de negocio que, según información oficial del Gobierno, sitúan al Peñón como el decimoctavo territorio en cuanto a volumen de exportaciones españolas durante el año 2012, por un total de 2.281,4 millones de euros.

"Dicha posición elevada en el ranking de exportaciones no es despreciable considerando que la colonia británica tiene alrededor de 30.000 habitantes", apunta el diputado, que también preguntó sobre las cifras estimadas de evasión fiscal vinculadas a sociedades afincadas en Gibraltar, que habrían "justificado"la creación por parte del Ministerio de Hacienda de un grupo de trabajo centrado en investigar estos casos, sobre el que se informó el pasado mes de abril sin que hubiera confirmación o negación oficial del Ejecutivo.

En la respuesta que ahora se remite a esta pregunta parlamentaria,

y que recoge Europa Press, el Gobierno se limita a recordar que desde 1991 existe en España una "lista cerrada"de territorios considerados paraísos fiscales, definidos por la no existencia de convenios para evitar la doble imposición internacional con cláusula de intercambio de información o un acuerdo de intercambio de información en materia tributaria en el que expresamente se establezca que dejan de tener dicha consideración desde su entrada en vigor. Una vez dejen de aplicarse dichos acuerdos, los países recuperarán su consideración de paraíso fiscal.

"En esa lista figura Gibraltar y, en la medida en que no existe con dicho territorio un convenio (de los mencionados), Gibraltar es considerado por España como un paraíso fiscal", añade el texto, sin entrar a valorar las cuestiones relativas a la posibilidad de negociar un texto de este tipo o a la existencia del grupo de investigación específico.

No obstante, el pasado mes de marzo, en respuesta al diputado 'popular' José Ignacio Landaluce, el Ejecutivo ya manifestó su "malestar"por la firma (en octubre de 2012) de un acuerdo de información fiscal entre Italia y Gibraltar, recordando que "es el Reino Unido el que ostenta la representación internacional"del Peñón.

"Cabe señalar el interés de este Gobierno por las negociaciones realizadas por otros países o jurisdicciones, especialmente aquéllos que puedan afectar directamente a los intereses de España", se añadía en dicha respuesta.

Además, el Ejecutivo expresaba su coincidencia con las conclusiones del Ecofin respecto del "carácter perjudicial"del régimen 'Income Tax Act 2010' de Gibraltar, que fue denunciado por España ante la Dirección General de Competencia de la Comisión Europea (CE) el 1 de junio de 2012 por considerar que conculca la legislación comunitaria sin que en el momento de la respuesta Bruselas hubiera "anunciado aún la apertura formal de un proceso de investigación".