El Parlament aprueba la declaración soberanista

La presidenta del PPC, Alicia Sánchez-Camacho, y los diputados de esta formación abandonan el hemiciclo tras la votación
La presidenta del PPC, Alicia Sánchez-Camacho, y los diputados de esta formación abandonan el hemiciclo tras la votación

El pleno del Parlament ha aprobado hoy una declaración de soberanía, con 85 votos de CiU, ERC, ICV-EUiA y CUP, que define a Cataluña "sujeto político y jurídico soberano"y da luz verde a iniciar un proceso para hacer efectivo el "derecho a decidir"o derecho de autodeterminación a través de una consulta. La declaración ha sido rechazada, con matices entre los grupos, por PSC, PPC y Ciutadans.

Estas formaciones han sumado 41 diputados frente a los 85 de los partidos favorables al derecho a decidir (CiU, ERC e ICV-EUiA), además de un voto de la CUP puesto que sus otros dos diputados se han abstenido.

En el PSC finalmente cinco diputados del sector crítico no han votado, cuando el grupo había acordado votar en contra, mientras que los 17 diputados del PPC -2 no han podido acudir al pleno por enfermedad- se han levantado de sus escaños y han abandonado rápidamente el pleno como protesta tras votar en contra de la declaración, junto a 15 diputados del PSC y los 9 de Ciutadans.

La declaración de soberanía ha contado así con el apoyo del 63% de diputados de la cámara catalana, mientras que el Estatut de Autonomía, votado en 2005, obtuvo 100 votos favorables de los 135 posibles, lo que representó un 88% de la cámara.

En la parte dispositiva de la denominada "Declaración de soberanía y el derecho a decidir del pueblo de Cataluña", el Parlament acuerda "iniciar el proceso para hacer efectivo el ejercicio del derecho a decidir para que los ciudadanos y las ciudadanas de Cataluña puedan decidir su futuro político colectivo"en base a una serie de principios.

"Por razones de legitimidad democrática"

Entre éstos destaca que la cámara catalana dispone que "el pueblo de Cataluña tiene, por razones de legitimidad democrática, carácter de sujeto político y jurídico"y afirma que el ejercicio del derecho a decidir será "escrupulosamente democrático".

En un apartado denominado "Transparencia", el Parlament ha aprobado "facilitar todas las herramientas necesarias para que el conjunto de la población y la sociedad catalana tenga la información y el conocimiento preciso para ejercer el derecho a decidir y se promueva su participación en el proceso".

Asimismo, se asume el compromiso de que "se dialogará y se negociará con el Estado español, las instituciones europeas y el conjunto de la comunidad internacional".

"Se utilizarán todos los marcos legales existentes para hacer efectivo el fortalecimiento democrático y el ejercicio del derecho a decidir", reza la declaración votada por CiU, ERC, ICV-EUiA y CUP, que también sitúa al Parlament como "la institución que representa el pueblo de Cataluña el papel principal en este proceso y por tanto -dice- se deberán acordar y concretar los mecanismos y las dinámicas de trabajo que garantizan este principio".

La declaración soberanista concluye con una llamada a los ciudadanos a ser "activos y protagonistas de este proceso democrático de ejercicio del derecho a decidir del pueblo de Cataluña".

En el preámbulo, la declaración aprobada apunta que la fórmula para "determinar libre y democráticamente"el futuro colectivo de Cataluña es a través de una consulta a los ciudadanos catalanes.