MENÚ
domingo 21 abril 2019
19:41
Actualizado

¿El poder judicial saldrá fortalecido o desgastado del juicio del “procés”?

Los profesores ven una “oportunidad de oro” para la jurisdicción española

  • Imagen tomada de la señal institucional del Tribunal Supremo de los jueces, los procesados y la acusación durante la segunda jornada del juicio del "procés"
    Imagen tomada de la señal institucional del Tribunal Supremo de los jueces, los procesados y la acusación durante la segunda jornada del juicio del "procés" /

    Efe

Tiempo de lectura 2 min.

13 de febrero de 2019. 18:47h

Comentada
Rocío Esteban 13/2/2019

Ante uno de los juicios históricos que hoy vivimos en España a consecuencia de la causa separatista en Cataluña, expertos en Derecho Internacional analizan para LA RAZÓN una cuestión que afecta de lleno a la justicia española: el fortalecimiento o desgaste del órgano jurisdiccional ante el juicio del “procés”.

Para José Fernando Lozano Contreras, director académico de Documentación Europea y de la Universidad de Alcalá de Henares, no debe haber ningún tipo de preocupación sobre esta pregunta puesto que “en líneas generales nuestro órgano jurisdiccional está muy bien valorado”. Reconoce que “no hay en el mundo una justicia perfecta, la del Tribunal Supremo tampoco”, pero que ésta -el juicio a los líderes independentistas- es una “oportunidad de oro” para “dar cumplidas muestras de que van a saber hacer bien su trabajo”.

En estos mimbres defiende también la actuación de la justicia el catedrático emérito de la Universidad de Jaén, Juan Manuel Faramiñán, que explica que esta valoración debe mantenerse “aislada”, porque siguiendo los principios defendidos por Montesquieu “la Justicia tiene que ser independiente”. Según el experto en derecho internacional, “a pesar de lo que los medios o la gente opine, esto no fortalece ni debilita al poder judicial, porque es el judicial”. Se refiere Faramiñán a que “la imagen que pueda tener el poder judicial frente a la soberanía tiene un elemento sentimental pero no afecta la línea profesional de los jueces”. Son instituciones “serias y actuarán en justicia”, defiende. Además, aporta que “las sentencias se ajustan a las normas que tenemos: un juez no es un legislador, sino un intérprete de la norma, por tanto siempre actuará conforme a una interpretación extensiva o restrictiva, pero no puede pasarse de esta línea”. Esto -aleja- “es una tranquilidad para los ciudadanos”.

Últimas noticias