MENÚ
jueves 21 febrero 2019
04:30
Actualizado

El PP cuenta con 112.413 afiliados más desde 2008

Los militantes: «Podemos aportar más a España desde dentro del partido»

  • El PP cuenta con 112.413 afiliados más desde 2008
  • El PP cuenta con 112.413 afiliados más desde 2008
  • El PP cuenta con 112.413 afiliados más desde 2008
Valladolid.

Tiempo de lectura 8 min.

01 de febrero de 2014. 04:10h

Comentada
Valladolid. 1/2/2014

Los dirigentes del PP suelen presumir de que lo mejor que tiene el partido es su militancia. La secretaria general, María Dolores de Cospedal, hace siempre referencia a que son el partido más importante de toda Europa por su cantera.

Ni las reformas acometidas por el Gobierno, ni el desgaste de dos años de legislatura, ni la fundación de nuevos partidos consiguen hacer temblar los cimientos de sus afiliados. La cifra de los afiliados ha aumentado con los años. En septiembre de 2013 llegó a alcanzar los 865.761, y desde 2008 el partido cuenta con 112.413 afiliados más. La formación que lidera Mariano Rajoy se mantiene leal a sus siglas con un poder territorial casi hegemónico. Esto significa que los simpatizantes del PP están con su presidente a las duras, cuando Rajoy perdió sus segundas elecciones generales y también ahora cuando las cosas empiezan a ir mejor.

Todos coinciden en que España y el partido va «por la buena dirección» y no piensan cambiar de formación, ni renunciar a sus principios porque creen que pueden aportar más desde dentro. Siguen llevando con la misma ilusión el carné que les dieron el día que llegaron a afiliarse a su sede. Desde Soria, Córdoba, Navarra, Ávila... Da igual a quien preguntes lucen orgullosos sus siglas. Tienen claro cómo es el partido que ellos quieren e incluso algunos hacen autocrítica, convencidos de que la manera de mejorar las cosas se hace desde dentro. Algunos recuerdan las horas de autobús que pasaron, recorriendo pueblo por pueblo, con tan sólo un bocadillo en la mochilla, para implantar unas siglas, para convencer. Los más jóvenes hablan de los mítines y no se arrepienten de formar parte de esta «gran familia» que es el Partido Popular. Ellos creen, tienen esperanza, apuestan por la libertad, por la unidad de España y del partido, por una mayor comunicación, por buscar y encontrar soluciones, por el municipalismo, partiendo de lo pequeño a lo grande y hacerlo todo con ilusión. Porque confían en el PP y están seguros de que en el ADN del partido está su capacidad de superación.

Eduardo Pérez quiere un partido que «luche para cambiar las cosas, que no se conforme y que siga luchando por un mundo mejor». Un partido con esperanza. Dice que está «de momento» satisfecho con el cumplimiento del programa porque «aún no ha acabado la legislatura» y considera que el partido ha tomado decisiones valientes en el ámbito económico más allá del rédito electoral.

Los más jóvenes también hablan de política y políticos y como María Pintado, avulense, cree que hace falta «más política y mejores políticos que quieran servir y no servirse». Afiliada con 21 años su PP es aquel que «se adapte a la realidad de España, que sigue en la buena dirección». Que se adopte a la realidad, a los ideales de lo que es el centro derecha, abierto, de diálogo... «El que tenemos, aunque tenga que mejorar». Sin embargo, sí cambiaría algo: «Una bajada de impuestos» pero entiende que se están tomando las medidas necesarias. Apuesta por un partido que defienda la libertad.

Miriam Martínez viene desde Soria y quiere que las siglas por las que apuesta «siga siendo claro» y desearía que fuera «conciso con el mensaje que quiere transmitir». «El PP está en una difícil legislatura por la herencia recibida». Por eso asegura que la «unidad» en el partido, yendo en una misma dirección es uno de los objetivos prioritarios para un partido fuerte. Para Virginia Andrés su partido, en el que ella milita, en el que cree y por el que apuesta es un PP «cercano al ciudadano, que ayude a resolver los problemas y que explique bien las medidas necesarias que se han llevado a cabo». Está contenta con el cumplimento del programa electoral ya que «se han tomado las medidas necesarias dada la situación actual» aunque hace autocrítica y cree que habría que explicar mejor las cosas y llegar más a la sociedad. Ricardo Rojas, cordobés, quiere un PP que solucione los problemas de los ciudadanos, resolver lo que algunos critican. «El campo de fútbol, es decir; España, nos la dejaron como si fuera un patatal y para tener césped con el que hacer un buen gobierno de calidad hemos tenido que pasar mucho. Ya ha pasado, ahora lo que toca es generar riqueza y empleo». Se siente orgulloso de que España cada vez cuente más en Europa y en el exterior. «Frases como la que nos dedicó Obama no la oíamos desde hace tiempo». Pero hay algo que no le gusta de su PP: «Los cargos hay que nombrarlos entre muchos, o proponerlos entre muchos» aunque respeta mucho la jerarquía del PP. En resumen: cree que hay que apostar por el futuro. A Borja García, vallisoletano el PP que le gusta es un partido «participativo», donde se escuche la voz de todos los afiliados, que tome decisiones firmes, acorde con nuestros principios y «nuestras ideas». Está contento con el programa, con los cumplimientos de su partido y con los cambios que se están llevar. Aunque cambiaría una cosa: «que hubiera más cauces de opinión y más foros en los que poder debatir y expresarse». Además, cree que hay una campaña de desprestigio contra el Gobierno porque «siempre ha sido esa la forma empleada por los que no tienen alternativa para tratar de derrocarlos». Para Jaime Zuza, agobado pamplonés, el Partido Popular que quiere es un partido «humilde, pero firme en sus convicciones económicas y éticas, sin que tenga que pedir perdón a menudo por defender sus ideas propias». Le gusta en general el cumplimiento del programa del partido, como por ejemplo en lo que respecta al anteproyecto sobre la reforma del aborto, que considera una muestra de ello. ¿Algo que mejorar? «Haría todo lo posible por el militante de toda la vida se sienta plenamente orgulloso e ilusionado por su partido de siempre».

El más veterano: Carlos Argos

«Los jóvenes deben pelear por nuestros ideales»

Es un clásico del partido. Carlos Argos fue uno de los secretarios generales del partido, lleva el número 2 en su carné y cuando habla sienta la cátedra que Manuel Fraga le enseñó. «Fue mi maestro, mi amigo», repite cuando se le pregunta. Dice que le dejan hablar de estas cosas porque ya es el más viejo. «Yo fui uno de los que fundó el partido con uno de los más insignes que ha tenido este país: Fraga». Argos construyó un proyecto en 1977, algo que dice «naufragaba y después navegamos y fundamos Coalición Democrática que fue peor porque solo sacamos 9». Para intentar arreglar el lío se fundó Coalición Popular. «Don Manuel siempre tuvo la teoría de que el centro era por donde se acercaban el centro derecha y la izquierda», asegura. «Tuve mis broncas con él, pero para él no valían ni tutelas ni «tutías» y siempre decía que teníamos que ganarnos la confianza de todo el pueblo español, algo que sucedió con Aznar y Rajoy». Así que el Partido Popular de Argos es el mismo que le encomendó Fraga pocos días antes de morir. «Fraga me dijo, Carlos, dile a Mariano Rajoy que preserve dos cosas: la unidad del partido y la unidad de España». Que, a juicio de Argos, debería ser la prioridad para todo partido político. «Solamente hablo de esto por ser mayor. No sé si eso es bueno o malo», duda. «Pero pienso que las nuevas generaciones que se incorporen al Partido Popular deben pelear por los mismos ideales que luchamos nosotros». A pesar de su veteranía y experiencia en política, Argos sigue manteniendo el espíritu joven con el que dio sus primeros pasos y está abierto a nuevas iniciativas. «Todos los días se aprende mucho de la gente joven».

El más joven: Álvaro Pastor

«Me gusta el PP porque es un partido plural»

Se afilió con 16 porque cree que la política es muy importante y que es la mejor manera de conseguir que un país cambie. Dice que es un partido muy de los jóvenes. «Vi que cuando llegué a la sede la gente era más o menos de mi edad y tiene ideas actuales». Le gusta que es un PP plural y no todos tienen la misma opinión. «Algún punto como los impuestos me gustaría que no se hubieran subido, pero el Gobierno se encontró con una situación muy mala, espero que se pueda solucionar».

Una de las cosas que más le preocupa como joven es el empleo, pero dentro de la política son los casos de corrupción.»Un solo garbanzo negro estropea el cocido, hay que acabar con eso. Me afilié siguiendo los pasos de mi hermano y mis padres lo vieron bien, porque aunque soy el pequeño tenía la lección aprendida y sabían que iba a ser beneficioso». Le gustaría ser político pero «ahora lo que me toca es estudiar porque quiero estudiar ingeniería industrial». Pastor cree que «es el momento en que más política hace falta y les diría a los jóvenes que investiguen y que vayan a los partidos, se lean los programas aunque no quieran afiliarse. Espero que de esta convención salgan ideas nuevas, porque es portante acercar el Gobierno a la sociedad».

Ricardo Rojas: «Quiero un PP que solucione los problemas de los ciudadanos y resuelva lo que algunos critican».

María Pintado: Afiliada de 21 años. «Mi PP es el que se adapta a la realidad de España, que sigue en la buena dirección».

Borja García: El PP que le gusta es un partido «participativo» donde se escucha la voz de todos los afiliados.

Virginia Andrés: Está contenta con el PP porque «se han tomado las medidas necesarias dada la situación actual».

Eduardo Pérez: Quiere un partido que «luche por cambiar las cosas, no se conforme y luche por un mundo mejor».

Miriam Martínez: Desea que el PP, por el que apuesta, «siga siendo claro y conciso con el mensaje que quiere transmitir».

Últimas noticias