MENÚ
martes 23 octubre 2018
15:15
Actualizado
  • 1

El PP mantendría sin apoyos Castilla y León, Castilla-La Mancha, Murcia y La Rioja

  • El PP mantendría sin apoyos Castilla y León, Castilla-La Mancha, Murcia y La Rioja

Tiempo de lectura 4 min.

17 de mayo de 2015. 14:52h

Comentada
17/5/2015

La fragmentación del tablero político ha experimentado a lo largo del mes de abril pequeñas modificaciones con respecto a la encuesta que este periódico publicó antes del inicio de la campaña, y que fue realizada entre marzo y principios de abril. En el sondeo de mayo de NC Report la inestabilidad continúa marcando el mapa territorial. Podemos cae en casi todas las comunidades. Ciudadanos aguanta y los dos partidos mayoritarios suben o bajan unas décimas dependiendo de la autonomía. El PP sigue siendo la fuerza más votada, pero continúa dependiendo también en la mayoría de las comunidades de los posibles acuerdos postelectorales. El PSOE depende de los pactos con IU, Podemos y otras fuerzas minoritarias para tocar poder. Al igual que en marzo, las comunidades en las que el PP podría seguir gobernando sin apoyos serían Castilla y León, La Rioja, Murcia y Castilla-La Mancha.

El PP se mantiene en Asturias y mejora en Castilla y León y Murcia. Pierde algunos apoyos en Aragón, Baleares, Castilla-La Mancha, Valencia, Madrid, Extremadura y La Rioja. Y los socialistas mejoran algunas décimas en Asturias, Baleares, Castilla y León, Castilla-La Mancha, Comunidad de Valencia y Región de Murcia, y caen en Aragón, Madrid y Extremadura.

Según la encuesta de NC Report realizada a lo largo del mes de mayo, PP y PSOE suben unas décimas en Asturias. Ciudadanos se queda como estaba y Podemos baja medio punto. El PSOE sería el partido más votado en esa comunidad. En Aragón bajan los partidos mayoritarios, más el PSOE que el PP. La candidata popular, Luisa Fernanda Rudi, sería la más votada, pero necesitaría a Ciudadanos para rozar la mayoría absoluta. En Castilla y Léon el PP mantiene su fortaleza y alcanzaría la mayoría absoluta, en línea con el pronóstico del último sondeo del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS). En este barómetro, ésta era la única comunidad en la que el PP mantenía su mayoría absoluta, junto con Ceuta. Ciudadanos y Podemos pierden apoyos en el feudo del popular Juan Vicente Herrera. Pero la caída del partido de Pablo Iglesias es más importante.

En Cantabria el PP podría perder el Gobierno de la mano de una alianza de los socialistas con los regionalistas, como ya ocurrió en las elecciones de 2003, en las que el PSOE entregó el poder a Miguel Ángel Revilla. Hoy el PP volvería a ser la fuerza más votada, pero muy lejos de la mayoría absoluta. En esta comunidad, se mantienen populares y socialistas, y caen Ciudadanos y Podemos. Los regionalistas son los que más remontan. En las Islas Baleares el PP cae casi un punto y medio con respecto a marzo, y los socialistas se recuperan 0,9 décimas. Aun así, el PP sigue siendo la fuerza más votada, pero necesitaría de Ciudadanos para poder gobernar.

En Castilla-La Mancha, los populares pierden un punto y medio con respecto al sondeo de marzo, mientras que los socialistas se recuperan en 2,5 puntos. Podemos cae un punto, y Ciudadanos aguanta. Después de la reforma electoral aprobada por el PP regional, sin el apoyo de la oposición, los populares seguirían rozando la mayoría absoluta.

En Valencia, el PP cae 2,6 puntos y el PSOE sube media décima. También sube Ciudadanos y cae Podemos. Para poder mantener el Gobierno el PP necesita del partido de Albert Rivera. Los dos principales partidos pierden también unas décimas en Madrid, y en esta comunidad sí aguantan las dos formaciones emergentes. La mayoría absoluta la tendría la suma de PP y Ciudadanos. En Extremadura, feudo tradicionalmente socialista, y que el PP les arrebató en las últimas autonómicas, los populares y los socialistas pierden medio punto cada uno. En esta comunidad sube Podemos y se mantiene Ciudadanos. Y el último barómetro de NC Report coloca al PSOE como el partido que conseguiría más escaños. Con Podemos podría volver a gobernar.

En Murcia, los populares estarían rozando la mayoría absoluta, a una horquilla de entre dos y tres escaños. PSOE y Podemos no sumarían suficiente como para arrebatar el poder al PP. En Navarra las elecciones también dejan un preocupante panorama completamente fragmentado. UPN y PP se quedan muy lejos de la mayoría absoluta.

En cualquier caso, este sondeo sigue confirmando la previsión con la que trabajan en esta recta final de campaña los dos principales partidos, que los comicios del próximo domingo dejarán muchos gobiernos en minoría. La imagen de lo que está sucediendo en Andalucía, donde Susana Díaz no ha conseguido todavía ser investida presidenta de la Junta de Andalucía, asienta la idea de que ni Podemos ni Ciudadanos querrán alcanzar un acuerdo global ni con PP ni con PSOE hasta después de las elecciones generales. Y esto amenaza con dejar un escenario muy abierto y que dependerá de las circunstancias de cada Gobierno autonómico y de la propia capacidad de negociación del candidato que encabece la lista más votada.

Últimas noticias