El Príncipe reprograma su agenda en Honduras tras la avería en su avión

El Príncipe de Asturias ha llegado a Honduras, donde hoy asistirá a la investidura del presidente Juan Orlando Hernández, con varias horas de retraso tras detectarse un fallo en el sensor del avión, uno de los dos Airbus A-310 de la Fuerza Aérea Española.

El Príncipe de Asturias ha llegado a Honduras, donde hoy asistirá a la investidura del presidente Juan Orlando Hernández, con varias horas de retraso tras detectarse un fallo en el sensor del avión, uno de los dos Airbus A-310 de la Fuerza Aérea Española, que obligó a una parada en República Dominicana, según han informado a Europa Press fuentes de la Casa Real.

El avión ha aterrizado en Tegucigalpa a las 17.05 horas (las 00.05 horas en la España peninsular). A pesar del retraso --en un principio, tendría que haber llegado a primera hora de la mañana--, Don Felipe ha sido recibido a pie de pista en la Base Aérea Soto Cano por el presidente saliente, Porfirio Lobo, tal y como estaba previsto.

La delegación española asistirá a todos los actos de la ceremonia de traspaso del mando presidencial a pesar de que la agenda del Príncipe, que comenzaba este domingo, ha sido reprogramada debido al fallo en un sensor del avión.

De esta forma, la entrevista entre el Heredero de la Corona y Juan Orlando Hernández se ha fijado para el lunes, aunque la Casa Real ha señalado que la hora está todavía por determinar.

Durante la jornada del lunes tendrán lugar los actos relacionados con la toma de posesión de Hernández. La ceremonia en sí tendrá lugar en el Estadio Nacional 'Tiburcio Carías Andino', e irá seguida de un almuerzo ofrecido por el nuevo presidente a las autoridades asistentes a su investidura.

El Príncipe de Asturias reanudó pasadas las 15:50 hora local (20.50 horas española) su vuelo a Honduras tras comprobar la tripulación el funcionamiento de los circuitos eléctricos del avión.

El avión de la Fuerza Aérea española en el que el Príncipe de Asturias viaja a Honduras ha sido reparado con éxito tras una hora de revisión en el aeropuerto de Santo Domingo y, tras haber realizado un vuelo de comprobación, ya está listo para emprender viaje a Tegucigalpa, según han informado a LA RAZÓN fuentes del Ministerio de Defensa.

Las mismas fuentes han explicado que Defensa, el Ejército del Aire y EADS abrirán una investigación "de procedimiento"para aclarar por qué, en los últimos dos meses, el mismo avión -un Airbús A-310- ha sufrido dos averías en el sistema eléctrico, la primera de ellas el pasado 25 de noviembre, cuando el Heredero de la Corona tuvo que cancelar una visita a Sao Paulo por este motivo.

Todo empezaba cuando, pocos minutos después de que el A-310 de la Fuerza Aérea Española despegara de la capital dominicana con destino a Tegucigalpa, el piloto ha detectado que se encendía un indicador por lo que ha decidido regresar a Santo Domingo. El avión había hecho escala en este país, como estaba previsto, y al poco tiempo de emprender el viaje final a Honduras los pilotos han decidido regresar al detectar un fallo en el aparato.

Tras una revisión en la pista del aeródromo dominicano que ha durado en torno a una hora, los técnicos han comprobado que no había ningún problema con el aceite de los motores y que el indicador se había iluminado por un error en la sonda del depósito del aceite del motor dos, que provocaba un error de lectura en el indicador de cabina.

Como consecuencia de este retraso, el Heredero de la Corona española habrá de acortar el programa de su visita a Honduras, aunque llegará a tiempo de asistir a la toma de posesión del nuevo presidente, Juan Orlando Hernández, prevista para mañana a primera hora en el estadio nacional "Tiburcio Carías Andino".

El presidente saliente de Honduras, Porfirio Lobo, tenía intención de ir a recibir a Don Felipe a su llegada a la base aérea de Palmerola, a primera hora de la mañana hoy, pero fuentes de la Casa Real han explicado a Europa Press que la agenda del Príncipe para hoy sufrirá modificaciones como consecuencia de la avería del avión.

El Heredero de la Corona y el resto de la delegación española, de la que forma parte el secretario de Estado de Cooperación Internacional, Jesús Gracia, se mantuvieron a bordo de la aeronave durante el tiempo que duró la reparación y, cuando concluyó, abandonaron el avión para que la tripulación hiciera el vuelo de prueba.

Al descender del avión, don Felipe saludó a los técnicos, que trabajaron en la reparación en torno a una hora, y se interesó por conocer detalles de la labor que realizaron.

El Ministerio español de Defensa, el Ejército del Aire y EADS abrirán una investigación para aclarar por qué, en los últimos dos meses, este mismo avión ha sufrido dos averías en el sistema eléctrico, la primera de ellas el pasado 25 de noviembre, cuando el Heredero de la Corona tuvo que cancelar una visita a Sao Paulo por este motivo.

El pasado 25 de noviembre Don Felipe ya tuvo que suspender una visita oficial a Brasil después de que el Airbus sufriera una avería que le impidió despegar del aeropuerto de Torrejón de Ardoz.