MENÚ
jueves 20 junio 2019
13:05
Actualizado

El PSOE gana en Madrid, pero la suma de PP, Cs y Vox lo aleja de Sol

Navarra y Cantabria son las excepciones en un mapa que se teñiría de rojo el próximo domingo, aunque sin mayorías absolutas

  • El PSOE gana en Madrid, pero la suma de PP, Cs y Vox lo aleja de Sol

Tiempo de lectura 5 min.

20 de mayo de 2019. 12:38h

Comentada
Olaya González 20/5/2019

El rojo sería el color dominante en el mapa de España después del 26-M. Sin embargo, aunque el PSOE sea el partido más votado en diez de las doce comunidades en las que se celebran comicios este domingo, la gobernabilidad no estaría garantizada; en ninguna obtendría la mayoría suficiente para formar un ejecutivo sin apoyos.

Así, los socialistas miran de reojo a Unidas Podemos. Con la calculadora en la mano, el voto que obtendrían los partidos de centroderecha podrían bastar para hacerse con bastiones como la Comunidad de Madrid. Para ello deben cumplirse los pronósticos que auguran que la caída popular quedaría compensada con el auge de Ciudadanos.

Ver a pantalla completa

MADRID

Gabilondo sería el candidato más votado, aunque por un margen tan estrecho que no le permitiría sentarse en el sillón de honor de la Asamblea. El PSOE obtendría entre 36 y 37 diputados, una cifra que, pese a conseguir apoyos en los partidos de la izquierda –Podemos podría sacar 15 escaños y el Más Madrid de Errejón, 14–, sería insuficiente para gobernar. La segunda fuerza más votada sería el PP de Díaz Ayuso (hasta 30 escaños) con Aguado pisándole los talones (Cs obtendría entre 26 y 27 representantes). Esos 57 diputados, sumados a los 13 con los que podría irrumpir Vox, valdrían para que la derecha mantuviera el gobierno de la Comunidad de Madrid.

CASTILLA-LA MANCHA

El Partido Popular continuaría con un descenso que empezó cuando María Dolores de Cospedal dejó la presidencia de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha. El PSOE sería la fuerza más votada con hasta 16 escaños –a uno de la mayoría absoluta–, cuatro más que los populares. Los dos representantes que podría obtener Podemos le valdrían a García-Page para revalidar el gobierno otros cuatro años. Cs y Vox entrarían con hasta cuatro y dos escaños, respectivamente.

EXTREMADURA

Fernández Vara podría alargar otros cuatro años su condición de presidente de Extremadura si se cumplen los pronósticos. Sería su tercera legislatura al mando. A la izquierda le salen los números –28 para el PSOE y seis para Unidas Podemos–, aunque se quedarían a tan solo tres escaños de las tres fuerzas de derecha (16 PP, diez Cs y cinco Vox).

MURCIA

La llave del gobierno en la Región de Murcia podría estar en la suma de los partidos de la derecha, a pesar de que el partido más votado sería el PSOE. Así, los 14 diputados del PP –uno menos que los que conseguirían los socialistas– junto con los de Cs (siete) y Vox (tres) le valdrían a López Miras para mantener la presidencia. Podemos e IU se presentan por separado y sumarían los mismos apoyos que en los comicios de 2015 (seis escaños).

CASTILLA Y LEÓN

El color del ejecutivo castellanoleonés podría decidirse por unos pocos votos. Las encuestas apuntan a que la caída del PP y el crecimiento del PSOE situarían a ambas fuerzas en un empate técnico entre 28 y 33 diputados. Así, la llave podría estar en Ciudadanos: la lista que encabeza Francisco Igea tendría la llave de la investidura. Podemos caería de diez a entre tres y cuatro escaños, IU podría quedarse fuera y Vox entraría con dos o tres representantes. Unión del Pueblo Leonés mantendría su diputado.

CANARIAS

El PSOE superaría a Coalición Canaria después de cinco legislaturas de hegemonía nacionalista, aunque se quedaría lejos de la mayoría absoluta (31). Así, el Parlamento insular tendría hasta 27 representantes socialistas (sumando PSOE y Agrupación Socialista Gomera) y otros nueve podemitas, una alianza que garantizaría la gobernabilidad. Lo completarían el PP (que podría mantener sus 12 escaños), Nueva Canarias (entre cuatro y siete) y Cs, que podría igualar el resultado del PP. Vox se quedaría fuera.

ARAGÓN

Javier Lambán sería el candidato con mayor apoyo en la Diputación de Aragón. Después de gobernar a pesar de no haber sido la lista más votada, el PSOE pasaría a ser la fuerza con más respaldo en la comunidad (24 escaños). Una alianza lógica con Podemos (nueve) e Izquierda Unida (un escaño) bastaría para obtener la mayoría absoluta por la mínima (34 diputados). El arco parlamentario lo completarían 17 representantes populares, diez de Ciudadanos, cuatro del Partido Aragonés, uno de la Chunta Aragonesista y otro de Vox.

BALEARES

A pesar de ser la más votada, Francina Armengol podría verse desplazada de la presidencia de las Islas Baleares. Si el PSOE solo obtiene los 16 escaños que le dan las encuestas en el peor de los casos –a los que se sumarían los cinco o seis que podría conseguir su marca en Mallorca, Més per Mallorca (MES)– no sería suficiente para que el ejecutivo continúe teñido de rojo, en parte por culpa por la pérdida de apoyos de UP (pasaría de diez a siete). El PP se haría con hasta 15 escaños, Cs irrumpiría con hasta once y Vox entraría con dos o tres. Los cuatro representantes que podría conseguir la colación de centroderecha PI se tornarían clave para la formación de gobierno.

ASTURIAS

Uno de los feudos históricos del PSOE volverá, una vez más, a confiar su gobierno al partido de la rosa. Adrián Barbón, el sustituto de Javier Fernández, obtendría un resultado ligeramente superior al de su antecesor (16 diputados, por los 14 de la legislatura anterior), suficiente para que la Junta del Principado de Asturias sea de nuevo socialista. Eso sí, gracias a Podemos (siete escaños) e IU (cuatro). El primer partido de la derecha sería el PP con ocho escaños. Cs tendría cinco, Vox tres y Foro dos.

CANTABRIA

Una de las pocas notas de color (verde regionalista) viene de la mano de Revilla. En Cantabria, el PRC (13) volvería a gobernar si se reedita su pacto con el PSOE (seis escaños). La caída más acusada la firma el PP, que pasaría de 13 a siete diputados. Cs obtendría cuatro, Podemos tres y Vox dos.

NAVARRA

Esta región sería la prueba que la unión entre las derechas funciona. Navarra Suma, la colación entre PP y Cs, arrasaría con 18 diputados, aunque no le garantiza presidir el ejecutivo. Geroa Bai y Bildu bajan (ocho y siete respectivamente), al igual que Podemos. El PSOE obtendría 11 escaños.

LA RIOJA

Los dos diputados del Partido Riojano tendría la llave del gobierno. PSOE y UP sumarían 15 escaños por los 15 de las derechas.

Últimas noticias