El Senado ofrece a Puigdemont un debate con el Gobierno si acude a la Cámara Alta

Se ofrecerá al presidente catalán debatir directamente con un representante del Gobierno, que es posible que sea el propio Rajoy, aunque este extremo no está confirmado

El presidente del Senado, Pío García-Escudero (c), junto al vicepresidente, Pedro Sanz (i), y el vicepresidente segundo, Joan Lerma (3d),durante la reunión de la Mesa del Senado celebrada hoy. EFE/Ballesteros
El presidente del Senado, Pío García-Escudero (c), junto al vicepresidente, Pedro Sanz (i), y el vicepresidente segundo, Joan Lerma (3d),durante la reunión de la Mesa del Senado celebrada hoy. EFE/Ballesteros

El vicepresidente del Senado, Pedro Sanz, ha avanzado que si el president de la Generalitat, Carles Puigdemont, decide comparecer en la Cámara Alta tendrá la oportunidad de debatir con el Gobierno durante la tramitación del 155 y ha dicho que, si acude, significa que aceptará el "resultado".

El presidente del Senado, Pío García-Escudero, ha remitido un burofax al presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, en el que el comunica el plazo para presentar alegaciones a la aplicación del artículo 155 de la Constitución y le invita a defenderlas personalmente en la Cámara.

El escrito ha sido remitido esta misma mañana a Puigdemont después de la reunión de la Junta de Portavoces del Senado y de la sesión constitutiva de la comisión "ad hoc"creada para tramitar las medidas que el Gobierno quiere aplicar al amparo de este artículo.

García-Escudero le comunica que dispone hasta el jueves a las 10,00 horas para presentar "cuantos antecedentes, datos y alegaciones considere pertinentes"y a designar, "si lo estima procedente", a la persona "que asuma la representación a estos efectos", de acuerdo con el artículo 189 del Reglamento.

También le explica que la Mesa de esa comisión conjunta "ha manifestado su criterio favorable a que Vuestra Excelencia, si lo considera oportuno, pueda intervenir en la misma", eso sí, en la sesión que convocada para el mismo jueves a las 17,00 horas, y siempre de acuerdo con el Reglamento de la Cámara.

Del mismo modo, le recuerda que la Junta de Portavoces del Senado ha manifestado hoy su criterio favorable para "pueda intervenir"si lo cree conveniente en la sesión plenaria que el próximo viernes 27, a partir de las 10,00 horas, abordará el debate y votación de las medidas propuestas por el Ejecutivo a partir del dictamen que la víspera emita la comisión creada desde hoy con este propósito.

Pío García-Escudero adjunta a su escrito un documento con las medidas propuestas por el Gobierno, entre las que figura la destitución del propio Puigdemont y de todo su Gobierno, y que para ponerse en marcha precisan del apoyo de la mayoría absoluta del Senado, algo que el Ejecutivo tiene garantizado con el apoyo del PP, PSOE y Ciudadanos.

Por su parte, el vicepresidente del Senado, Pedro Sanz, ha avanzado que si el president de la Generalitat, Carles Puigdemont, decide comparecer en la Cámara Alta tendrá la oportunidad de debatir con el Gobierno durante la tramitación del 155 y ha dicho que, si acude, significa que aceptará el "resultado".

"Tendría un valor más allá, porque de alguna manera el president de la Generalitat se somete al sistema, que es participar en el juego parlamentario, lo que lleva consigo aceptar el resultado final. Cuando uno juega, gana o pierde, y ese es un elemento fundamental en el sistema democrático y parlamentario", ha dicho Sánz en rueda de prensa en el Senado.

El vicepresidente ha avanzado que si Puigdemont decide acudir al Senado le ofrecerán la oportunidad de debatir directamente con un representante del Gobierno, que es posible que sea propio el jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy, aunque este extremo no puede confirmarlo.

Jueves o viernes

En este sentido, el portavoz del Govern, Jordi Turull, ha anunciado que Carles Puigtdemont tiene la "voluntad"de ir al Senado para alegar contra la aplicación del artículo 155 de la Constitución, pero ha lamentado que la Cámara se lo pone muy difícil.

Lo ha dicho en la rueda de prensa tras la reunión del Consell Executiu: "La voluntad es ir, pero cada vez lo ponen más difícil que pueda ir", y ha pedido que la comparecencia de Puigdemont se adapte a que también pueda estar en el pleno del Parlament previsto para el jueves.

Turull ha explicado que el presidente catalán tiene "la obligación"de estar en el Parlament el jueves para el pleno en que se abordará el 155, y ha pedido al Senado que se adapte a esto y permita compatibilizar la presencia del presidente en las dos cámaras.

En respuesta, el Senado ha acordado hoy mantener la posibilidad de que el presidente catalán pueda acudir el jueves o el viernes a la Cámara Alta, de tal modo que Puigdemont podría ir al jueves al Pleno del Parlamento de Cataluña y el viernes ir al Senado.

Constituida la Comisión del Senado

La comisión del 155 ha quedado constituida a las 13 horas de hoy con la elecciones de la Mesa, que finalmente se han repartido PP y PSOE (no tendrán asignación económica). El presidente será García-Escudero, el vicepresidente primero, Juan José Imbroda (PP) y la vicepresidenta segunda, María Luisa Carcedo (PSOE); el secretario primero será Juan José Lucas (PP) y el secretario segundo, Francisco Menacho (PSOE).

El portavoz de Unidos Podemos en esta comisión, Óscar Guardingo, ha pedido que una representante de su grupo formara parte de la Mesa puesto que lo está también en la Mesa de la Comisión General de Comunidades Autónomas, una de las dos con las que se ha conformado esta comisión del 155.

Ha presentado así la candidatura de Miren Gorrotxategi, que ha recibido sin embargo cuatro votos, de Unidos Podemos, ERC, PDeCAT y el PNV.

La comisión ha creado también hoy una ponencia con un representante de cada grupo para que trabaje sobre la documentación del 155 y se vuelva a citar el jueves a las 12 para redactar una primera propuesta. Por este calendario, se ha aprobado dar de plazo hasta ese día a las 10 horas a Puigdemont para que envíe las alegaciones que estime oportuno.

Hernando pide a Puigdemont que sea valiente

Por su parte, el portavoz del Partido Popular en el Congreso de los Diputados, Rafael Hernando, ha reclamado a Puigdemont que sea “valiente” y aproveche la “oportunidad” de exponer sus pretensiones en el Senado dentro del trámite parlamentario previsto para aprobar las medidas del artículo 155 de la Constitución.

En rueda de prensa en la Cámara Baja, Hernando se quejó de que “los que hablan tanto de diálogo luego no quieran dialogar en la Cámara” y afeó a Puigdemont que haya estado “escondido” en vez de proponer su hoja de ruta ante la soberanía nacional que está representada en las Cortes Generales.

“Que aproveche la oportunidad que tiene, que vaya al Senado, dé explicaciones y someta a votación sus pretensiones. Lo puede hacer, que lo haga, que sea un demócrata y, si no, al menos que sea valiente”, demandó el portavoz parlamentario de los populares.

Dicho esto, denunció que Puigdemont haya llevado a los ciudadanos de Cataluña “a una situación de recesión” y ha permitido que más de 1.300 empresas salgan de Cataluña. “Esto a mí sí me preocupa y es una tragedia que esto esté pasando en una parte tan querida de España como es Cataluña”, comentó.

Eludió valorar la hipótesis de que Puigdemont pueda convocar elecciones antes de que entren en vigor las medidas acordadas al amparo del 155, aunque dijo que lo que debería hacer es restaurar la legalidad en Cataluña y cumplir con el Estatut y la Constitución española.

Por ello, consideró que si convoca elecciones anticipadas “no va a implicar” que haya “una limpieza sobre lo que algunos han estado haciendo este tiempo”. En este sentido, avisó de que “las responsabilidades civiles y penales van a llegar a quienes han vulnerado el Estado de Derecho”.

En consecuencia, pidió a los todavía responsables de la Generalitat que asuman que las denominadas ‘leyes de desconexión’ han sido anuladas por el Tribunal Constitucional y pidan perdón al pueblo de Cataluña y al resto de los españoles por su actuación. “Eso es en lo que tendrían que estar”, manifestó.

En su opinión, los dirigentes del Govern han “pedido la decencia política” y ahora han de recuperar “la dignidad humana” respondiendo al “daño” que están haciendo. Por último, criticó que el PDeCat y ERC soliciten que Mariano Rajoy comparezca en un Pleno del Congreso para dar cuenta del 155 cuando Puigdemont no se está sometiendo al control político del propio Parlament.