El The Wall Street Journal pide a Rajoy no caer en la «trampa» separatista

«Le Monde» alerta de la difusión de imágenes falsas en internet sobre el 1-O y el Washington Post condena el «irresponsable» referéndum

El periódico subraya el carácter "ilegal"de la consulta y acusa a los separatistas de buscar ahora "negociaciones para resolver la crisis que ellos crearon".

La prensa internacional sigue de cerca la situación en Cataluña tras el 1-O. «The Wall Street Journal», «Washington Post» y «Le Monde» han criticado la gestión de la Generalitat de la crisis.

«The Wall Street Journal» (WSJ) critica la consulta independentista celebrada en Cataluña y pidió al presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, que evite "caer más en la trampa que los separatistas están tratando de tender".

"En lo que a artimañas políticas destructivas se refiere, el 'referéndum' de este domingo sobre la independencia de Cataluña es una para el recuerdo", señaló el diario estadounidense en un editorial.

El periódico subraya el carácter "ilegal"de la consulta y acusa a los separatistas de buscar ahora "negociaciones para resolver la crisis que ellos crearon".

Para el WSJ, el "separatismo es una posición minoritaria en una región que ya disfruta de una considerable autonomía política, económica y cultural".

"Los críticos dicen que este acontecimiento está hundiendo a España en una crisis política porque Madrid fue demasiado duro", apunta el texto, que sin embargo insiste en que Rajoy "tiene una obligación de defender la Constitución española"y recuerda que fueron los tribunales los que declararon la votación "ilegal".

"Los votantes españoles pueden hacerle a él y a otros funcionarios responsables por decisiones tácticas, aunque parece que la policía local pudo haber hecho caso a sus jefes separatistas catalanes y haber dado largas a la implementación de las órdenes judiciales", añade.

Según el WSJ, "la defensa de la Constitución por parte de Rajoy protege los derechos de millones de residentes de Cataluña que quieren seguir en España".

"Muchos de ellos apoyaron el actual acuerdo de autonomía cuando se sometió a un voto legítimo en 2006. No hay nada democrático en hacerles rehenes de un voto falso ahora", insiste.

El periódico neoyorquino considera que "Rajoy necesita evitar caer más en la trampa que los separatistas están tratando de tender"y plantea como una de las posibles opciones que se "intenten hacer cumplir las leyes"y se persiga a los responsables del referéndum.

"Carles Puigdemont, el presidente separatista de la región, propone ahora una mediación con Madrid. Pero la negociación reforzará la reivindicación separatista de que hay una causa legítima sobre la que mediar, cuando no la hay", añade.

«The Washington Post»: «Cataluña celebró un referéndum. Rusia ganó»

El diario The Washington Post condenó hoy también el "temerario e irresponsable"referéndum de independencia celebrado el pasado domingo en Cataluña y abogó por "negociaciones entre Barcelona y Madrid"para solucionar el contencioso.

En un editorial titulado "Cataluña celebró un referéndum. Rusia ganó", el prestigioso periódico afirma que "la dirección adecuada es lo que virtualmente cualquier autoridad responsable fuera de España está pidiendo: negociaciones entre Madrid y Barcelona".

Según el Post, el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, "podría ofrecer al Gobierno catalán más autonomía".

"Incluso mejor -apostilla-, las dos partes podrían acordar términos legales para que Cataluña celebre una votación justa, libre y legítima. La democracia verdadera es la mejor salida a la crisis de España. Desafortunadamente, ninguna de las partes parece lista para abrazar eso".

El diario rechaza tanto una declaración unilateral de independencia por parte del Ejecutivo catalán que preside Carles Puigdemont, como que el Gobierno central esté "amenazando con procesar criminalmente a altos funcionarios catalanes o usar una provisión constitucional para suspender la autonomía de la región".

"Cualquiera de esos movimientos sería un error que haría más daño a Cataluña y la democracia española", subraya el rotativo.

El Post también señala que "la fría respuesta de los líderes de la Unión Europea al llamamiento de apoyo del señor Puigdemont debería atemperar sus ambiciones", y recuerda que el presidente de EEUU, Donald Trump, "también ha rechazado la independencia".

"Los únicos defensores de los nacionalistas catalanes son la Escocia gobernada por separatistas, el Gobierno paria de Venezuela y el aparato de inteligencia y propaganda de Rusia, que movilizó a sus medios y robots de las redes sociales en apoyo de los separatistas".

"Evidentemente -añade-, Moscú percibe al movimiento catalán como otro vehículo para dividir y debilitar al Occidente democrático".

Asimismo, el Post constata que "las imágenes de la policía antidisturbios española disparando balas de goma y blandiendo porras contra potenciales votantes en Cataluña el domingo le dio a los líderes de la región el relato perfecto: el de un Gobierno central represivo aplastando un intento de ejercicio en democracia".

Sin embargo, matiza, "la floreciente crisis política en España es mucho más complicada que eso".

"Las tácticas de mano dura empleadas de forma imprudente por el primer ministro español Mariano Rajoy se produjeron en respuesta a un intento temerario e irresponsable de los nacionalistas catalanes de crear una república independiente en violación de la ley y, lo más probable, de los deseos de la mayoría de los habitantes de la región", añade el periódico washingtoniano.

"Le Monde"alerta de la difusión de imágenes falsas

Por su parte, el diario francés "Le Monde" alertó hoy de la proliferación en las redes sociales de imágenes manipuladas sobre la intervención policial en diferentes lugares de Cataluña el pasado domingo 1 de octubre.

"Actos de violencia verdaderos, pero también imágenes a veces falsas. (...) Ciertas escenas de violencia han sido inmortalizadas por internautas y han circulado en las redes sociales estas últimas horas. Pero otros mensajes igualmente difundidos recogen imágenes manipuladas", destaca en la web la sección "Les décodeurs", dedicada a verificar informaciones que circulan en la red.

El vespertino centra su atención en cuatro imágenes y vídeos concretos que, según el trabajo de su equipo de investigadores, no se corresponden a los hechos sucedidos durante el referéndum ilegal del 1-O.

En primer lugar, recoge un vídeo compartido miles de veces en Twitter bajo el mensaje "La policía española ataca a votantes catalanes", en el que unos antidisturbios golpean con sus porras a un grupo de personas en la calle.

"Estas imágenes no tienen ninguna relación con el voto organizado el domingo 1 de octubre. Se remontan en realidad al 14 de noviembre de 2012, en una manifestación contra la austeridad en Tarragona (Cataluña), donde los participantes fueron reprimidos por los Mossos d'Esquadra (policía regional catalana)", señala el diario.

En segundo lugar, detiene su mirada en una foto compartida miles de veces en Facebook que muestra a un policía que forcejea con una porra junto a un hombre en silla de ruedas.

"La fotografía es bien real, pero también antigua. En realidad fue tomada en 2011, durante una intervención policial contra el movimiento de los 'indignados' en Cataluña", subrayan "Les décodeurs"("Los descifradores", en español).

También recoge el caso de una foto en la que un grupo de agentes de la Guardia Civil se enfrenta a manifestantes catalanes que supuestamente enarbolan una bandera estelada.

"Le Monde"demuestra que en la foto original -presentada en Twitter como "digna de un premio Pulitzer"- no había ninguna bandera y que ésta fue añadida posteriormente de forma digital.

Por último, se hace eco de una instantánea que enseña a un grupo de bomberos catalanes que se manifiestan frente a policías antidisturbios dispuestos a cargar.

"La foto no tiene, de nuevo, ninguna relación con la actualidad. Se trata de una imagen tomada por el fotógrafo de la agencia AP Paco Serinelli durante manifestaciones contra la austeridad el 29 de mayo de 2013 en Barcelona, un movimiento de protesta en el que participaron los bomberos", explican los investigadores.

El equipo de "Les décodeurs"está formado por una decena de profesionales expertos en periodismo de datos y en redes sociales implicados, entre otros casos, en las revelaciones de los Papeles de Panamá.