MENÚ
domingo 13 octubre 2019
16:31
Actualizado

El tribunal del «caso Nóos» avala que Manos Limpias siga como acusación

Su presidenta defiende su derecho a la presunción de inocencia e insiste en que la investigación por extorsión a la Infanta está en fase «embrionaria»

  • La abogada de Manos Limpias Virginia López Negrete
    La abogada de Manos Limpias Virginia López Negrete

Tiempo de lectura 2 min.

20 de abril de 2016. 17:53h

Comentada
Ricardo Coarasa Palma. 20/4/2016

Era cuestión de tiempo que alguna de las defensas del “caso Nóos” diese ese paso. Ha sido el abogado de Diego Torres, ex socio de Iñaki Urdangarín en el Instituto Nóos. Al comenzar la sesión, Manuel González Peeter pidió permiso al tribunal para plantear “una cuestión vinculada a la exclusión de la acción popular” del procedimiento, tras la decisión del juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz de enviar a prisión a Miguel Bernad, presidente de Manos Limpias, el colectivo de funcionarios personado como acusación popular en la causa, por la supuesta extorsión al abogado de la Infanta para retirar la acusación contra ella a cambio de tres millones de euros.

La presidenta del tribunal, Samantha Romero, emplazó a González Peeters a plantear sus objeciones al respecto al concluir las declaraciones de los testigos previstas para hoy, entre ellos la del ex secretario de las Infantas Carlos García Revenga. El letrado no se rindió. “Es que puede afectar a la continuidad del procedimiento...”, volvió a insistir, pero la magistrada se mantuvo firme.

Pese a que todavía no hay una decisión en firme, todo apunta a que Manos Limpias seguirá como acusación. La presidenta del tribunal, Samantha Romero, así lo hizo entender cuando defendió el derecho de esta organización a la presunción de inocencia e insistió en que la investigación por extorsión a la Infanta Cristina se encuentra en fase «embrionaria».

Antes de entrar en la sala, la abogada de Manos Limpias, Virginia López Negrete, reiteró su intención de seguir ejerciendo la acusación pese a la delicada situación judicial que atraviesa el sindicato al que representa. Y lo hace, dijo, porque ella representa a una persona jurídica, Manos Limpias, que no está imputada en ningún procedimiento ni se han suspendido sus actividades por orden judicial (algo que, en último término, estaría en manos del juez Pedraz).

Últimas noticias