MENÚ
jueves 14 noviembre 2019
13:41
Actualizado

El voto en Cataluña no se mueve tras la sentencia

ERC se impone, el PSC y Cs pierden apoyo y la CUP y Errejón lograrían un escaño.

  • El voto en Cataluña no se mueve tras la sentencia

Tiempo de lectura 4 min.

21 de octubre de 2019. 02:32h

Comentada
Pablo Gómez Madrid. 21/10/2019

ETIQUETAS

El tsunami democrático, bajo el que estos días grupos de radicales tratan de alterar de forma violenta la vida en Cataluña, apenas se dejará sentir en las urnas el próximo 10 de noviembre. Es la principal conclusión respecto a esta comunidad de la encuesta de NC Report que hoy publica LA RAZÓN. El reparto de los 48 escaños que corresponden a las cuatro provincias catalanas no sufrirá cambios reseñables en comparación con lo que sucedió en los comicios generales de abril. El dibujo será, al menos con los datos de esta última semana, extraordinariamente parecido al de hace unos meses: ERC volverá a ganar; los socialistas catalanes revalidarán asimismo su segunda posición a pesar de experimentar un ligero retroceso; también caen JxCat y Cs, aunque de una manera más acusada los de Albert Rivera; el PP mejora su resultado; y los nuevos actores del 10-N, la CUP y Més País –la marca de la entidad con la que Íñigo Errejón se presenta–, tendrán en el Congreso un diputado cada uno.

Esquerra Republicana conseguría, según la encuesta, entre 15 y 16 asientos en la Cámara Baja. El partido republicano, que en la circunscripción de Barcelona contará con Gabriel Rufián como número uno tras la decisión que la Junta Electoral tomó la semana pasada para apartar a Oriol Junqueras como consecuencia de la sentencia del Supremo, podría así mejorar su resultado de abril, en el que se quedó en 15 diputados. En términos de apoyo popular también crece cinco décimas y rebasaría el 25% de los sufragios. El escaño que sube ERC podría ser a costa de Junts per Catalunya. La formación de Carles Puigdemont y Quim Torra obtendría seis diputados, uno menos que el 28-A, debido a una cáida de dos puntos y medio, del 12,1% al 9,6%. Dentro del espectro de fuerzas independentistas, se produciría un tercer movimiento: la CUP, que se presenta por primera vez a unas elecciones generales, conseguiría un diputado y se quedaría con el 3,9% de los votos.

El voto en Cataluña no se mueve tras la sentencia

Entre las fuerzas denominadas constitucionalistas, el PSC caería 2,6 puntos y obtendría entre 11 y 12 escaños. El 28-A, el partido de Pedro Sánchez consiguió 12. En las generales de abril, los socialistas catalanes se quedaron realmente cerca de poder disputar a Esquerra la primera posición. Únicamente les separó 1,4 puntos. Ahora, sin embargo, la encuesta de NC Report estima que la brecha entre ambos sería de 4,5 puntos. Lejos del PSC, el partido de Albert Rivera también sufriría un notable retroceso. Ciudadanos conseguiría tres escaños frente a los cinco de abril. Este paso atrás se produce por una caída de casi cinco puntos. El Partido Popular, por su parte, conseguiría dos escaños. El 28-A únicamente obtuvo el de su número uno por Barcelona, Cayetana Álvarez de Toledo. En términos de porcentaje, los populares suben casi dos puntos en Cataluña en estos seis meses. Vox conservaría su escaño y a su electorado, con una mejora de dos décimas.

En la disputa entre Podemos y Més País, los de Iglesias saldrían claramente victoriosos sobre la entidad creada por Íñigo Errejón. Los comunes de Ada Colau conservarían sus siete diputados y Més País conseguiría uno, con el 3,3%.

En la comparativa por bloques, destaca el hecho de que los partidos independentistas –ERC, JxCat y la CUP– no lograrían la mayoría: se quedarían con entre 22 y 23 de los 48 diputados en liza. En cambio, las fuerzas de izquierdas sumadas sí lograrían una abrumadora mayoría. ERC, el PSC, En Comú Podem y Més País se harían con entre 34 y 36 escaños del total de 48.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs