MENÚ
jueves 18 julio 2019
05:40
Actualizado

Radiografía electoral: El PP podría perder el Gobierno de Castilla y León por primera vez en 32 años

Los socialistas liderados por Luis Tudanca aprovecharían los resultados de las últimas elecciones generales y conseguirían la victoria 32 años después al obtener entre 30 o 31 escaños.

  • Radiografía electoral: El PP podría perder el Gobierno de Castilla y León por primera vez en 32 años
Castilla y León.

Tiempo de lectura 4 min.

16 de mayo de 2019. 16:55h

Comentada
Raúl Mata Castilla y León. 16/5/2019

Se avecinan aires de cambio en un feudo tradicional del Partido Popular, como lo es Castilla y León. Según la última encuesta del Centro de Investigaciones Sociológicas, los socialistas liderados por Luis Tudanca aprovecharían los resultados de las últimas elecciones generales y conseguirían la victoria 32 años después al obtener entre 30 o 31 escaños. Aunque para poder gobernar el Partido Socialista tendría que contar con el apoyo de Ciudadanos, que sería la formación clave en el próximo Gobierno regional, al contar con 10 o 13 representantes. Su candidato, Francisco Igea, asegura que su partido es el que cuenta con más novias, aunque desde el primer momento ha querido dejar claro que «busca propiciar el cambio en Castilla y León».

El gran damnificado de esta situación sería el Partido Popular, que lidera por primera vez en unos comicios autonómicos Alfonso Fernández Mañueco, al pasar de 42 a 29 escaños. La fragmentación del voto de centro derecha propiciaría su derrota. Por este motivo, durante la campaña reclama el voto útil para evitar que suceda como en el Ejecutivo central, que «el aprendiz de Pedro Sánchez, –en alusión de Luis Tudanca– consiga la victoria, porque Castilla y León no se puede permitir un Gobierno socialista».

En este sentido, Fernández Mañueco pide el voto para poder potenciar «el modelo de éxito» que ha permitido a la Comunidad liderar la atención a la dependencia, la aplicación de los Servicios Sociales y los buenos datos educativos.

El que resiste es Podemos, que según el CIS solo bajaría dos escaños, –al pasar de 10 a ocho–, y que también podría ser importante en un futuro Gobierno de izquierda, aunque su candidato, Pablo Fernández, no sería nunca partidario de apoyar un posible pacto entre Partido Socialista y Ciudadanos, ya que según reitera «sería un trampantojo, al pasar de la chaqueta azul a una roja anaranjada».

Los que mantendrían su representante en el Parlamento autonómico serían Izquierda Unida «Castilla y León en Marcha» y la Unión del Pueblo Leonés (UPL). Además, según las encuestas Vox entraría con un representante.

En lo que respecta a las elecciones municipales en las capitales de provincia, todo está muy reñido, aunque también predomina el color rojo de los socialistas. En Valladolid, el actual alcalde del Partido Socialista, Óscar Puente, es el gran favorito para repetir, nuevamente con el apoyo de Valladolid Toma la Palabra (Izquierda Unida) y Podemos, aunque la nueva candidata del Partido Popular, Pilar del Olmo, trabaja para poder recuperar la capital de Castilla y León para los populares.

Ahora los 1.971.913 electores de Castilla y León son los que tienen la palabra, y todo está por decidir en unas elecciones muy inciertas, el próximo 26 de mayo, para elegir a sus 81 procuradores en las Cortes, 12.627 concejales y eurodiputados. El cambio que según el CIS se propiciaría haría que la formación del Parlamento autonómico cambiase de color, y sitúa como actores claros de negociación al PSOE y Cs.

Últimas noticias