MENÚ
martes 16 julio 2019
19:22
Actualizado

Encuesta electoral: La derecha retrocede pero mantiene la mayoría absoluta

PP, Cs y Vox alcanza los 176 escaños en su horquilla más baja, tres menos que en el sondeo de febrero y mantienen la mayoría absoluta. El PSOE crece como primera fuerza pero el descalabro de Podemos le impide sumar con los soberanistas.

  • Encuesta electoral: La derecha retrocede pero mantiene la mayoría absoluta

Tiempo de lectura 5 min.

18 de marzo de 2019. 17:34h

Comentada
Carmen Morodo Madrid. 17/3/2019

La suma del bloque de centroderecha baja con respecto a febrero, según el sondeo de marzo de NC Report. La fecha de realización es entre el 11 y el 15 del presente mes. Las derechas pasan del 52,5% al 51,3% en intención de voto, y en escaños la evolución a la baja les lleva de estar en una horquilla de entre 179 y 186 diputados a situarse entre 176 y 185. En cualquier caso, en la mayoría absoluta incluso en su nivel más bajo. PP y Ciudadanos (Cs) bajan 0,4 y 1,1 puntos, respectivamente. Y Vox avanza 0,3.

En comparación con las encuestas anteriores, el PP desacelera su caída, y Cs la acelera. Vox también comienza a dar señales de agotamiento. El sondeo atribuye a Pablo Casado entre 95 y 98 escaños; a Cs, entre 61 y 64; y Vox se mueve entre los 20 y los 23. En las últimas generales, el PP logró 137 diputados, y el partido de Albert Rivera, 32, es decir, que este último prácticamente duplica su representación aunque ya no haya ningún sondeo que aliente la expectativa del «sorpasso» de Rivera a Casado.

El PSOE ganaría las elecciones

Las elecciones las ganaría el PSOE, que sube hasta el 26%. En las generales de 2016 se quedó en el 22,6% y 85 escaños. El efecto Moncloa les sitúa ahora entre los 104 y los 107 diputados. Mientras que la encuesta sigue vaticinando un descalabro del partido de Pablo Iglesias, que pasaría de 71 diputados a situarse entre los 40 y 43.

En la encuesta de febrero, el bloque del centroderecha alcanzaba con comodidad la mayoría absoluta.

El sondeo fue realizado entre el 11 y el 15 de febrero, en pleno proceso de confirmación de la decisión de Pedro Sánchez de llevar las elecciones al 28-A, y PP, Cs y Vox sumaban entre 181 y 188 diputados, por encima de la mayoría absoluta, situada en los 176. El desplome de Podemos apartaba del Gobierno a Sánchez, que no podía repetir la alianza de la moción con los independentistas y que tampoco sumaba con Rivera, aunque, igual que ahora, era la lista más votada. En este sondeo la izquierda tampoco alcanza la mayoría absoluta ni con los soberanistas ni uniéndose a Cs.

Eso sí, las izquierdas mejoran en su conjunto, y evolucionan del 40,1% al 40,8%. En diputados, suben de 139 y 145 a 144 y 150. El escenario está tan abierto que la previsión de los expertos apunta a que la última semana de campaña puede ser decisiva. Pero a día de hoy los socialistas no alcanzarían la mayoría absoluta con ninguna de las alianzas posibles. Pincha la del PSOE con Cs, al quedarse entre los 165 y los 171 escaños. En su nivel más alto les faltan cinco diputados, y esa alianza no tiene otros socios compatibles porque Podemos no apoyaría jamás una investidura de Sánchez con Rivera también como costalero. La suma de la izquierda con los independentistas tampoco da, ya que se mueve entre los 125 y 128 escaños.

Además, a diferencia de la moción, en la que bastó con el voto a la opción de Sánchez, en un pacto de investidura lo lógico es que las formaciones independentistas intentaran dejar por escrito sus exigencias, lo que dificultaría el acuerdo, y más cuando Carles Puigdemont se ha encargado de enviar a su representantes más radicales al Congreso. La subida del PSOE en el último mes es de 1,9 puntos, mientras que Podemos cae 1,2: el ascenso socialista sigue siendo a costa del voto que le vuelve del partido de Iglesias.

El voto a los partidos independentistas se mantiene bastante estable. ERC baja un escaño frente a la tendencia que les situaba de manera inamovible en los últimos meses en los 12 diputados. Pero esa caída no repercute de momento a favor del PDeCAT, que se mantiene en los 5 escaños, igual que el PNV. EH Bildu también conserva sus dos diputados actuales.

Este sondeo está hecho sobre una previsión de participación que crece con respecto a las últimas generales. En 2016 fue del 66,5%, y ahora se sitúa en el 66,7%. En cuanto a la evolución del trasvase de votantes, la principal transferencia de voto popular llega a Vox, en un 14%. Aunque en un 13% pasa a Cs. Casado sigue en medio de una fuga de voto por la derecha y por el centro, prácticamente equilibrada, lo que le sitúa ante la dificultad de encontrar el punto medio en la definición de su discurso que permita recuperar apoyos por los dos flancos. Cs sigue «robando» voto al PSOE, hasta un 7,2%, pese a su declaración formal de que no pactará en ningún caso con los socialistas tras las generales. Una declaración improvisada en el arranque de la precampaña para desactivar el riesgo de perder voto por el centroderecha en reacción a las negociaciones del PSOE con los independentistas. Podemos pierde casi un 19% de voto que se le va a la marca de Sánchez. Y en el caso de Cs, su principal punto débil está en Vox, que le arrebata hasta un 11,9% de apoyos, mientras que al PP se le fugan un 6,4% de votantes.

Toda la estrategia de campaña del PP está dirigida a que cale en el electorado del centroderecha el mensaje de que sólo el voto a sus siglas garantiza la salida de Sánchez porque no está asegurado que la fragmentación permita repetir a nivel nacional el modelo andaluz. Según estos datos, a estas alturas de campaña el efecto del voto útil aún no afecta al reparto de apoyos en el centroderecha.

Últimas noticias