MENÚ
sábado 20 julio 2019
06:20
Actualizado

Entrevista a García-Page: “Sánchez está dispuesto a resetear y sorprender con Ciudadanos”

El ganador de las elecciones del 26-M en Castilla-La Mancha aconseja a Sánchez que suelte lastre con Iglesias y mire a Rivera para conformar una mayoría solvente que le dé estabilidad para esquivar la repetición electoral y a los soberanistas.

  • Emiliano García Page / Foto: Luis Díaz
    Emiliano García Page / Foto: Luis Díaz

Tiempo de lectura 5 min.

03 de junio de 2019. 11:39h

Comentada
Ainhoa Martínez 3/6/2019

En tiempos de fragmentación política y multipartidismo, Castilla-La Mancha emerge como uno de esos oasis territoriales en los que todavía son posibles las mayorías absolutas. Sin las ataduras de tener que depender de otros partidos políticos para gobernar, Emiliano García-Page aconseja a Pedro Sánchez que suelte lastre con Iglesias y mire a Rivera para conformar una mayoría solvente que le dé estabilidad para esquivar la repetición electoral y a los soberanistas.

– Usted que integró a Podemos en su gobierno, ¿se lo recomendaría a Sánchez?

– Le recomiendo que haga un gobierno de su mayor confianza. Cada uno de sus ministros tiene que tener claro quién es su presidente y Podemos no apuesta por que haya un gobierno, sino dos. A Iglesias en España le faltan muchos votos, los ha perdido, y conserva muchos vetos. Además, ganó espacio electoral diciendo que no le importaban los sillones, sino las ideas, y es llamativo que de lo único que se esté hablando ahora sea de sillones.

– ¿Se puede gobernar en solitario con 123 diputados?

– Sí, aunque va a obligar a acuerdos. Y una cosa son los acuerdos y otra las concesiones o los cupos, y –peor aún– los chantajes. Hay que plantear las cuestiones desde el interés del país y no de los partidos.

– Habla de chantajes... ¿Es viable seguir dependiendo de los independentistas?

– Lo deseable es no depender de nadie y menos aún de quienes quieren romper el sistema democrático, la Constitución y la soberanía nacional.

– Pero Sánchez necesita al menos su abstención...

– A estas alturas es evidente que el independentismo no es fiable. Lo he defendido durante años y me reconforta escuchar ahora a Iceta decir lo mismo, que el Gobierno de España no puede depender de estos partidos.

– ¿Estamos abocados a una repetición electoral?

– No creo, no es bueno para el país. No hay que anticipar escenarios, pero creo que finalmente se tiene que favorecer la normalidad institucional. La hipótesis de vernos en un escenario en el que el PP se tuviera que abstener para que saliera Sánchez daría para una serie de televisión.

– El PSOE centra el tiro en Ciudadanos, que sean ellos quienes se abstengan...

– No dejaría de ser contradictorio para un sector del PSOE que grita en las calles «con Rivera, no». Yo nunca he considerado a Ciudadanos la derecha con la que les mezclan otros, quienes se han empeñado en decir permanentemente que son la derecha de Colón. Cuando Sánchez dice que el resultado de las elecciones obliga a todos a cambiar las estrategias, está diciendo mucho más de lo que ha entendido la gente.

– ¿Ese cambio de estrategia pasa por que Sánchez busque una alianza solvente de 180 diputados con Rivera?

– Cuanta más estabilidad haya, mejor. Esto depende finalmente de un cierto acuerdo de fondo, programático, y lo que es evidente es que no solo consiste en sacar la investidura. Sacar un gobierno que esté sometido a una permanente tortura, un gobierno a la brasa no le conviene al país, hay que buscar escenarios de estabilidad que permitan gestionar los Presupuestos, las negociaciones con Europa y el avance legislativo. Esto es lo que ha querido votar España: «no» a los extremos, sino una gran fuerza que se pueda entender. Los pasos que está dando Sánchez son razonables, y también lo sería que Ciudadanos no rechace de plano la opción de hablar con el PSOE. Más allá de las tácticas internas, a Rivera le interesa la coherencia de ayudar a la gobernabilidad del país.

– Pero el «socio preferente» es Podemos...

– El problema es que estamos como en el año fatídico de las dos elecciones, cuando la gente pensaba que con Podemos se podía hacer un gobierno, pero la realidad es que no sumábamos. Hoy tampoco se suma con Podemos. Lo que aporta Iglesias significa votos, pero también vetos. La puerta de Podemos no te permite la estabilidad por sí misma y te cierra otras. Este es el dilema que el Gobierno tiene que gestionar.

– Por tanto, hay que mirar a Ciudadanos.

– No queda más remedio, Sánchez está haciendo una clara llamada de atención a Rivera. Lo hizo ya en su momento y cuando verbaliza que hay que resetear estrategias, él está dispuesto a sorprender con Ciudadanos.

– ¿Aunque los naranjas exijan «renegar» de las políticas de Sánchez para pactar con el PSOE ?

– Eso es moralmente inasumible.

– ¿Debe el PSOE ofrecer sus votos para evitar la entrada del independentismo en el Ayuntamiento de Barcelona?

– Me hubiera ofrecido a hacer campaña para que ganara el PSC y no saliera Colau. Ahora, evidentemente, el problema que tiene el independentismo en Cataluña y Ernest Maragall es que no pretenden defender a Barcelona, pretenden conquistar una nueva plaza para enredar y eso hay que evitarlo por todos los medios.

– ¿Y para frenar a la ultraderecha de Vox en Madrid?

– Esa batalla está perdida...

– ¿Cómo puede afectar la sentencia del «procés» a la legislatura?

– Me gustaría que la sentencia fuera un punto y final, pero me temo que habrá intereses para que sea un punto y seguido. No me preocupa tanto la sentencia como la gestión que se haga de la misma, que entre en el bombo político con indultos u otro tipo de consideraciones.

– ¿Cree que puede ser así?

– Me da qué pensar que haya gente que lo haya anticipado y se haya permitido dar su opinión sobre este particular. Ni siquiera se plantea como un indulto, sino como una amnistía. Los indultos son indefendibles.

– Con una mayoría absoluta del PSOE en el Senado, ¿está asegurada la aplicación del 155, si se incumple la ley en Cataluña?

– No es discutible. Lo puedes hacer más a gusto o a disgusto, sentarte mejor o peor, pero no tiene discusión ninguna. Espero que no sea necesario aplicar el 155, pero no tenga dudas de que lo exigiríamos muchos si se dudara de esa obligación. Y no se duda. Se equivoca el independentismo, Pedro Sánchez puede llegar a ser mucho más determinado de lo que lo fue Rajoy en la aplicación del 155.

– ¿Se puede recuperar la figura del relator?

– Lo del relator sería tan absurdo hoy como ayer. Hablar siempre es positivo

– Se irá de vacaciones habiendo revalidado el cargo. ¿Lo hará Sánchez?

– Creo que sí. A todo el mundo le interesa evitar unas nuevas elecciones, así que finalmente se tiene que imponer un planteamiento de estabilidad.

Últimas noticias