MENÚ
jueves 14 noviembre 2019
00:33
Actualizado

Borrell resta importancia a la retirada de combate de la fragata Méndez Núñez

Tras separarse temporalmente del grupo de combate de EE UU en el Golfo, pone rumbo a Bombay.

  • Borrell resta importancia a la retirada de combate de la fragata Méndez Núñez

Tiempo de lectura 4 min.

14 de mayo de 2019. 14:06h

Comentada
Fernando Cancio 13/5/2019

La fragata “Méndez Núñez” se dirige a Bombay (India) tras separarse “temporalmente de la misión de adiestramiento avanzado con el grupo de combate de EE UU y se queda pendiente de nuevas instrucciones”. Así lo han confirmado fuentes militares a este periódico después de que el Gobierno español decidiera apartar al buque de la Armada del grupo de combate de EE UU en el Golfo Pérsico, en el que acompañaba desde el pasado mes de abril, entre otros, al portaaviones “USS Abraham Lincoln”, tal y como adelantó El País.

Y es que la misión del buque desde que se inicio el despliegue no era otra que adiestrarse conjuntamente para así "incrementar el nivel de interoperabilidad entre la Armada estadounidense y la española", por lo que “cualquier otra misión que se separe de la inicial requiere de la autorización del Gobierno español”, ha explicado el Ministerio de Defensa, que insiste en destacar que únicamente se trata de una “separación temporal”. De esta forma restaban importancia a esa “pausa” en el despliegue, al igual que esta misma mañana ha hecho el ministro de Asuntos Exteriores en funciones, Josep Borrell, quien en un desayuno informativo ha destacado que, si bien “vivimos una situación complicada en esas zonas del mundo”, la separación de la Méndez Núñez del grupo “no hay que tomársela a la tremenda”.

Por su parte, la ministra de Defensa en funciones, Margarita Robles, aseguraba que “lo que hacemos es cumplir escrupulosamente el acuerdo que firmamos hace dos años”. Con estas palabras restaba importancia a la retirada “temporal” de la fragata. Según explicó desde Bruselas, se trata de una “decisión técnica y no una decisión política”. “No es un problema de Gobierno a Gobierno”, ha confirmado Robles, quien ha dado a entender que fue una decisión del propio Ministerio, pues ha apuntado que avisó al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, “cuando tomé la decisión”.

En todo momento, la ministra ha intentado vender “normalidad” y ha rechazado que Estados Unidos pueda sentirse ofendido. Según ha explicado, hace dos años se firmó este acuerdo que incluía el despliegue de la “Méndez Núñez” con el grupo de combate 12 de EE UU, liderado por el portaaviones para adiestrarse conjuntamente y que, además, coincidía con el quinto centenario de la primera vuelta al mundo. En dicho acuerdo, detalló, “se decía que tanto España como EE UU podrían visitar puertos diferentes si entendían que era adecuado por razones oportunas”. Y en este caso, con la flota estadounidense dirigiéndose al Golfo, se ha decidido “la interrupción temporal y provisional teniendo en cuenta las previsiones que ya se pactaron”.

“El acuerdo da un margen de flexibilidad. No reprochamos a EE UU que se haya salido del acuerdo y ellos tienen que respetar que nosotros estemos estrictamente en los términos del acuerdo”, ha dicho tajante Robles, haciendo hincapié en que la nueva misión del grupo de combate “no se acordó con España”. Y, al mismo tiempo, ha destacado que no se trata de una situación comparable con la retirada de las tropas de Irak en 2014. Eso sí, no ha querido pronunciarse sobre este despliegue de Estados Unidos en el Golfo y sólo ha dicho que es una misión que se produce “en una zona en un contexto político determinado, con intervenciones de bombarderos B-52” (además de otros buques y baterías de misiles) y que “excedía los términos de ese acuerdo militar, por lo que entiendo que provisionalmente ha de salirse”.

Al mismo tiempo, tampoco ha confirmado cómo se transmitió la decisión y si se informó a Estados Unidos. Únicamente ha señalado que “cuando una fragata va con un grupo, hay que avisar de que vamos a un puerto diferente”. Y en este caso es a Bombay (India), donde la “Méndez Núñez” llevará a cabo tareas de mantenimiento y logística y aprovechará para que sus 215 tripulantes voten por correo en las elecciones del 26-M. Junto a esto, ha hecho hincapié en que cuando el grupo de combate vuelva al plan previsto y acordado, se reengancharán. Y si no, ha confirmado que la fragata española “se incorporará a la misión Atalanta contra la piratería en el Índico”.

La fragata “Méndez Núñez”acompañaba desde el pasado mes de abril, entre otros, al portaaviones “USS Abraham Lincoln” en una misión de adiestramiento conjunto para así "incrementar el nivel de interoperabilidad entre la Armada estadounidense y la española", por lo que “cualquier otra misión que se separe de la inicial requiere de la autorización del Gobierno español”, ha explicado el Ministerio de Defensa, que insiste en destacar que únicamente se trata de una “separación temporal”.

El despliegue comenzó en enero, cuando el buque español se desplazó hasta Estados Unidos para realizar los ejercicios necesarios para lograr la certificación del adiestramiento conjunto del grupo de combate con el que ahora está integrada la fragata española. Esa integración, como buque de escolta, arrancó el pasado 11 de abril y durante seis meses ambas armadas iban a dar la vuelta al mundo para así incrementar aún más el nivel de interoperabilidad.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs