MENÚ
miércoles 23 enero 2019
19:26
Actualizado

Así vivieron nuestros lectores aquel 11 de marzo de 2004

Madrid.

Tiempo de lectura 8 min.

11 de marzo de 2014. 18:45h

Comentada
Madrid. 11/3/2014

Así nos han contado en Facebook nuestros lectores cómo se enteraron de la noticia de los atentados aquel 11 de marzo de 2004, qué sintieron... Tú también nos puedes dejar tu testimonio en www.facebook.com/larazon.es

Pedro Lara

Estaba en una comunidad ONG, recuerdo que fue a media mañana, nos reunió una de las empleadas que fue la primera que lo escuchó en la radio y nos lo comunicó en un gran patio rústico balear, yo me coloqué en el círculo que se formó, en el fondo, donde se veían hectáreas de tierra sembrada. Muchas imágenes llegaron a mí, mientras lo oía, tragedia, dolor, respeto... humanidad y una gran tristeza que no me avergoncé de llorar en ese círculo. Nunca olvidaré ningún detalle. Dios tenga en su gloria a los asesinados en este atentado y mi más sentido pésame a las otras víctimas y, sobre todo, a los familiares.... Y mis felicitaciones al equipo de salvamento de Madrid por su labor, su habilidad y su organización de intervención inmediata, así como otras autoridades y ciudadanos que ayudaron en esta triste tragedia.

Margarita Blanco Ortiz

Justo estaba viajando para Madrid cuándo nos enteramos de la noticia por la radio. Qué fuerte. Todavía me dan escalofríos....

Carlos Sanchez

Yo estaba de vacaciones y lo primero que hice fue llamar a una amiga que, alrededor de esa hora, entra a trabajar. Por suerte no iba en ninguno de esos trenes.

Andreea Șofroniciu

Yo he estado llorando todo el día porque mi padre estaba allí, estaba en ese tren. Su búsqueda en todos los hospitales de Madrid fue eterna... Al final, lo pudimos encontrar en el Hospital La Princesa. Gracias a Dios, hoy tengo un padre que me espera en casa al llegar de la Universidad.

Mnieves Calabuig Pedron

Es un dia muy señalado. Triste por las noticias que nos iban dando por la televisión, muy, muy alegre porque precisamente a esas mismas horas nos entregaban y conocía a mi primer nieto.

Alex L. Smith

M 11.. nunca podemos olvidar... que viva España....

Pili Marfacoll

Yo estaba preparando la comida que no se comió. A partir de aquel momento todo cambio. Llamadas y la televisión fueron mis momentos. Estaba en Barcelona; si no, hubiera acudido a ayudar. Solo pude rezar

Vicentet Vicentet

¿Alguien se ha preguntado como estaba bien coordinada las hordas de izquierdas en torno a las sedes del PP? y ¿como la SER iba por delante de todo el mundo en informacion?

Agustin Calvo Esteban

¿Quièn dio la orden de destruir los trenes de esa forma tan rapida? Ahi esta la clave. Queremos saber.

Madrileña Melero Garcia

Yo estaba con el móvil de mi hijo que se lo dejó olvidado en casa y no podía llamarle así que busqué entre sus contactos la oficina donde trabajaba y le pregunté a la secretaria si había llegado, me dijo que no y le dije que por favor me llamara en cuanto llegara, que no sabía si había ido en ese tren o en la Continental, que me estaba matando esa duda... Llorando y viendo todo lo que aparecía en TV sobre esa barbarie y buscando entre las víctimas que salian por si estaba mi hijo allí... Por fin recibí esa llamada... -Mamá, tranquila, que me he ido en la Continental, el tráfico estaba muy mal y he tardado mucho pero no he ido en el tren.... Puffff. Pude respirar porque mi hijo no tomó ese tren... No tuvieron tanta suerte esas 192 víctimas que sembraron de dolor a sus familias, sentí una enorme pena por todos ellos... Esos momentos que pasé de dudas y de incertidumbres nunca se me olvidarán... Pobrecitos los que no están ya... pobrecitas esas familias que todavía hoy lloran la pérdida de su gente querida e inocente... NUESTRO RECUERDO PARA TODOS ELLOS EN ESTE ANIVERSARIO QUE NUNCA SE NOS OLVIDARÁ....

Ana Villar

Pues estaba en casa y me puse a llorar sin consuelo y pasaba de una cadena de radio de tele, no me podía creer que eso nos pasara en España, quitando los sustos que nos daban los asesinatos de ETA. Esto era muy, muy fuerte y me pase el día llorando y rezando. Dios los tenga en la gloria.

Javier Martínez Corbella

Me desperté. Puse la tele para desayunar viendo un rato las noticias, como hacía todos los días antes de ir a trabajar, y no me podía creer lo que estaba viendo cuando esas horribles imágenes fueron apareciendo, se trataba de la estación de Santa Eugenia, mi barrio, la línea que cogía todos los días mi hermano sobre esa hora para llegar a su trabajo, El Pozo, Atocha... Mi madre aún dormía, hacía apenas un mes que habíamos perdido a mi padre y no quería sobresaltarle sin motivos. Intenté contactar con mi hermano pero las líneas estaban saturadas, pasaban los minutos y no conseguía localizarle. Decidí que era el momento de despertar a mi madre. Quedó desconcertada, no entendía nada, pasaban los minutos, llamábamos y llamábamos y no localizábamos a Julián. Álvaro, mi primo loco al que tanto quiero, apareció por casa "¿estáis todos bien?". "No" "No localizamos a Julián" y cuando ya nos estábamos preparando para bajar a la estación presagiando lo peor, sonó el fijo de casa... Era mi hermano... Había madrugado, tenía mucho trabajo, había decidido llegar antes a la oficina y se encontraba bien... Ese día Dios decidió que mi hermano aún debía continuar con su vida...

Avita Avita

Entonces vivíamos en Torrejón. Estaba terminando de arreglarme para ir a la oficina. Mi segundo hijo aún estaba en la cama, no había ido a la facultad, en Vicálvaro, porque había huelga, (bendita huelga, ¡a cuántos salvó!). Sobre las ocho sonó el teléfono. Mi marido nos dio la terrible noticia que acababa de suceder.

Mari Carmen Castiñeiras Ferrero

Gran tragedia

René de Nicolás

D.E.P. las 192 víctimas de este brutal atentado contra la vida de seres inocentes...

Pepa del Barrio

Levantándome y llamando a mi hija para ir a trabajar. Ella estaba en mi colegio. Ponía las noticias por costumbre. Me vino la expresión "estos h. de p. etarras lo han hecho, es de locos! Ejercía de profesora. Fue un día triste e intenso. Las clases fueron como una especie de Terapia antischok para todos. Los alumnos, de 10 a 14 años, cada cual según su capacidad, mostraban miedo, inseguridad, aversión, incomprensión, furia... Los acontecimientos se sucedían y, tenía que abandonar el aula para llorar

Isaak Sanchez de Boso

Yo estaba en Alpedrete trabajando y a la hora del bocadillo se paralizó todo. Las llamadas de los familiares que estaban viendo la TV hacían presagiar la tragedia

Julio Burgos Brenes

Las noticias que daba la tele me impactaron aquella mañana del 11 de Marzo de 2004 de tal forma que no asimilaba lo que estaba pasando, parecía como una película macabra, no es posible que esto nos pase a nosotros. Los españoles vivimos pacíficamente y esto no es posible que nos maten tan indiscriminadamente. ¿Con qué motivo? Aun no lo sabemos, puede que algún día o cuando ellos quieran sí lo sepamos.

Mari Luz Beaumont Sánchez

Yo pude estar en el tren de Atocha, pero una compañera del trabajo me cambió la libranza y yo libré, nunca se lo podré agradecer tanto. Ese día no era el mío, Dios no quería que estuviese allí.

Edilma Rodriguez

Yo no tenia familiares en los trenes. Solo tenia a miles de personas como yo y como mis hijos, que salían cada mañana a ganarse la vida. En mi trabajo me mandaron a casa por que no podía dejar de llorar, por que he vivido muchas desgracias parecidas.

Natalia De Las Heras

Estaba en el instituto. Ese día el silencio invadió el patio. Los profesores buscaban entre las víctimas a ver si alguno conocíamos a alguien... Ese día nos marcó mucho.

Rufina Hernandez Martin

Yo estaba en casa. Ese día no fui en el tren de Atocha por que me fui al trabajo el día anterior. S no, hubiese cogido ese tren de Atocha, porque iba todos los dias

Cinta Sanz Curto

Cuanto dolor por unos insensatos

Pepelebu Montejo

No se que hizo mi yo anterior, quizá mi yo anterior estaba a gusto, leeré la nota y reflexionaré.

Valeria Inda Pérez

Yo estaba justo una semana antes en ese mismo lugar. Cuando lo vi en las noticias me sorprendí tanto... Pensé: "Por una semana me salve". Qué fuerte.

Maria Assunçao Silvestre

Que pena

Nines Alvarez Boto Pues

Yo estaba paseando con mi perro y una amiga por el campo cuando me llegó al móvil un mensaje, había 30 muertos y pensé , que desgracia, no sabía lo que vendría después . A día de hoy, no está claro nada para mi.

Jaqueline Moreno

Yo me estaba preparando para ir al cole y me acuerdo de las noticias, porque me quitaron los dibujos animados. Aun aun m estremezco y eso q era chiquitita lo vivimos todos

Maria Santos Coelho

Yo iba en coche a trabajar. Cuando pasó, estaba en Atocha. Fue horrible.

Juana Arcos Serrano

Yo acababa de llegar a mi trabajo en Delicias y lo escuche por la radio

Bernardino Perez Hernandez

Aznar y su gobierno, no gestionaron el atentado bien, ni antes ni después ni mucho después. El PP nos trajo a Zapatero, el que nos llevo a la ruina...

MO Lopez

Diez años bajo la suela de ETA, y luego dice Rubalcaba, con lágrimas en los ojos, que ETA está acabada, ¡y su culo un futbolín!. Mientras que nadie demuestre el por qué se destruyeron las pruebas tan rápido y el auto suicidio islamista, jamás me convencerán de que me crea la trola de los culpables.

Zacarias Pum

Y el culpable en la calle y apoyandole...... Que asco

Marian Moltó Pons

Yo el día anterior tomé un vuelo a Lima (Perú). Desperté como a las 7 de la mañana hora de allá (dos de la tarde hora española) y me había dormido con la tele del hotel encendida. Recuerdo que al despertar me quedé mirando las imágenes que salían en la pantalla (el sonido estaba apagado) y me dije: "esos trenes los conozco yo...". Me puse a buscar como loca el mando para escuchar las noticias y me quedé sentada sobre la cama bastante tiempo, no daba crédito a lo que veía.... Ya no pude parar de llorar durante varios días. Lo más bonito, la gente peruana que me escuchaba hablar con mi acento español me comentaba lo apesadumbrados que estaban todos los que querían a la MADRE PATRIA. Me emocionó mucho. Volví a España 15 días después.

David Sanchez

Han ganado los terroristas. Han ganado los asesinos. Han ganado las cloacas del Estado.

Francisco Maurin Barragan

Yo vivía en la avenida de América y escuche el petardazo. En segundos todo un alboroto de sirenas. Ahí me olí algo y puse la televisión. Lamentable

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs